Composición de Ciudad de rascacielos al atardecer con cronómetro cuenta atrás

72 horas para la cuenta atrás. (Capítulo 14)

Cada sujeto de cada colectivo contactado es escogido por ser el referente de un sistema que ha estado desconectado de la Organización de Arriba.

72 horas para la cuenta atrás, (14)

Sigue la clasificación de un sujeto por cada Colectivo. La suerte es que mientras se están revisando los Archivos donde recabar la información para escoger al candidato, el tiempo se detiene por un mecanismo ideado Arriba que funciona de manera a desconectar el cómputo temporal de Abajo, ya que el sistema Arriba no contempla el paso del tiempo y es lo que hace que las 72 horas puedan estirarse. No obstante, no se puede perder ni un segundo, y la tensión se palpa en el ambiente, porque en cualquier momento, cualquier fallo en el plan que se ha improvisado para detener la catástrofe, podría desencadenar la tragedia Abajo.

Colectivo de contestatarios por sistema.

Para este grupo en permanente contradicción, su desconfianza abarca cualquier administración, cualquier práctica, sea lo que sea, hay que reivindicar, contestar, oponerse, porque este es su objetivo. Sus individuos se sienten atacados; incomprendidos, objetan, impugnan, en ello les va la vida; su aliciente y su lucha es dinamitar el sistema; lo hacen colectiva e individualmente, en la intimidad, en cualquier situación en la que haya que llevar la contraria, dominan el arte de la queja.

Revisando múltiples contratos con seres que han pasado mucho tiempo, encarnación tras encarnación, abogando por la misma actitud, se localiza una persona que reúne todos los requisitos para subir a la Cumbre. Se trata de ES8, alguien que va por la vida quejándose amargamente de su suerte, siente que las injusticias se han cebado con su existencia y su impotencia le lleva a pensar siempre en lo peor. Como no posee el recuerdo de haber pactado antes de reencarnar, le toca seguir aprendiendo con la práctica del “al revés te lo presentan para que lo entiendas”, algo muy común en la Tierra, hasta que su conciencia dé un salto y deje de buscar culpables fuera de lo que debe responsabilizarse en su interior. Las situaciones vividas son parte del aprendizaje y si sigue sin entender los mensajes que llevan las pruebas de su destino, seguirá repitiendo estos mismos patrones hasta la saciedad, con el agravante de que le subirán cada vez más el volumen y su vida se volverá un auténtico despropósito. Esperemos que su visita en la Cumbre le pueda aclarar ciertos conceptos y que reaccione. Ahora solo queda contactarlo y convencerlo.

Colectivo de empíricos obstinados.

Lo que no se demuestra, no es creíble, es mentira o simplemente no existe; estos son los argumentos de este grupo obstinado por las evidencias y las pruebas. Los más recalcitrantes han olvidado que la ciencia nace de la observación subjetiva de la naturaleza, del estudio de sus procesos, de las conjeturas y de las interminables pruebas y errores que apasionan al verdadero científico. En un mundo donde todo se experimenta, donde al final, la relatividad está implícita en todo, lo que ayer se objetó, se refutó, se ridiculizó, hoy puede ser legítimo y aceptado. No hay peor erudito que el que se quedó anclado al pasado, replicando sus afirmaciones, aferrándose a su razón, limitando su mente y desapasionando su corazón. La nostalgia tiene en este colectivo muchos adeptos.

Se ha buscado para subir a la Cumbre, a una persona defensora a ultranza del cientifismo. Es VR6 quien va a ser propuesto para la Cumbre. Se trata de alguien que encarnó en una familia humilde de campesinos, pero que quería ser químico, una idea que fue albergando al comprobar como sus padres se obstinaban en mantener una vida natural, “sana”, decían ellos, pero poco rentable y práctica a la hora de sacar más provecho de la cosecha, y su pretensión era mejorar la economía familiar. Desilusionado por la falta de medios, VR6 fue creándose un mundo interno de frustración, con un sentimiento de superioridad interior, que tarde o temprano dinamitaría sus relaciones familiares. Los padres, al verle tan desdichado, se endeudaron para pagarle los estudios de química, que ciertamente desempeñó brillantemente, pero olvidaría con ello sus raíces. Su vida se había convertido en una carrera hacia el estudio de sustancias químicas destinadas a la agricultura. Las visitas familiares se fueron espaciando, VR6 no conseguía convencer a sus padres del cambio tan productivo que supondría aplicar sus métodos a su sistema de labriego, y todo ello producía amargas discusiones. Llevar a VR6 a la Cumbre podría ser muy beneficioso para él.

Colectivo de empáticos emocionales.

Incondicionales de las realidades emocionales, es un grupo muy preocupado por los valores sociales. Su compromiso es como un acto de fe, de gran esperanza y se responsabilizan de sentimientos ajenos en nombre de una empatía manifiesta. Amorosos, susceptibles, y especialmente identificados con el sistema emocional, sienten, padecen en extremo.

Es un colectivo que basa su existencia en un ideal elevado, en el intercambio de favores, pero se desilusionan cuando sienten el rechazo cuando sus expectativas no se cumplen, porque el ideal mueve montañas, pero también erige pedestales que pueden acabar en sonadas decepciones.

El sujeto escogido dentro de los anales de los Archivos es CS4. Un alma delicada, sufridora, pendiente de todos sus coetáneos, que ha vivido una existencia dedicada a la devoción, a colmar las necesidades de la gente. Fundó una gran familia y hasta el momento parece que se ha vuelto imprescindible, su vida se basa en dar, pero hasta el punto de haber olvidado cuidar de sí misma. Pero ahora, con el proyecto de Abajo en peligro, hay que llevarla a la Cumbre, ella entenderá fácilmente que su ayuda resulta fundamental para reprogramar el sistema, o por lo menos eso supone el Grupo BS3 encargado de reclutar a los 12 Colectivos. Esperemos que pueda desapegarse de sus compromisos más personales Abajo, para ayudar a gestionar el destino de otras muchas almas.

Escriba un comentario



categorías en Nube de etiquetas
7 pecados capitales 72 Consejeros 72HorasParaLaCuentaAtrás Actualidad Acuario Adolescencia Agua Aire Amor Aniel Aniversario Análisis de sueños Aries arquetipos Astrocábala Astrología Astrología Cabalísitica Astrología Cabalística Astrología para niños Binah Capricornio Carta Astral Casas astrológicas Ciencia Civilización Colectivos Compatibilidades Conciencia Conjunción Coronavirus Covid-19 covid19 crisis Cursos Cábala Cáncer diccionario de sueños Eclipse Educación Ego Superior Elecciones Emociones energía Equinoccio Equinoccio de Otoño Equinoccio de Primavera Escorpio Etz Hayim Felicidad Formación Fuego Gehinom Genios Grados de Poder Gueburah Géminis Génesis Hesed Hochmah Hod humanidad Humanos Imamiah Infancia Interpretación de los sueños Júpiter Kabaleb Kabbalah Kether La Nueva Luna Leo Letras Hebráicas Libra Luna Luna Llena Luna Nueva Luz Malkuth Marte Meditación Mercurio Navidad Neptuno Netzah Nodo Norte Nodos Nodos Lunares Nodo Sur Nueva Luna Numerología Numerología cabalística Pablo Iglesias Pascua Pecado Pedro Sánchez Pesha Piscis Planetas Planetas Retrógrados Plenilunio Plutón Podemos Política PP PSOE Quirón Rajoy Red Milenaria Relatos Ritual Sagitario San Juan Saturno Semana santa Sephiroth Siete pecados capitales Signos SignosAstrológicos Signos Astrológicos Signos Zodiacales Simbología Sinastrías Sol solsticio Solsticio de invierno Solsticio de verano Solsticios Sueños Talleres Taumaturgo Tauro Tertulias Tiempo Tierra Tiphereth Tránsitos planetarios Urano Venus Vida cotidiana Video Virgo Yesod Yod-He-Vav-He Zodíaco Ángeles Ángeles de la Cábala Árbol Cabalístico Árbol de la Cábala Árbol de la Vida Árbol de la vida - Etz hayim