La Nueva Luna de Virgo (Agosto 2014)

 La Nueva Luna cae a 02º19 de Virgo el día 25 de agosto a las 14:14 hora solar.

 

Las fuerzas activadas este mes son las siguientes:

 

  • La del ángel Lecabel (31), que rige por domicilio de 0 a 5 grados de Virgo.
  • La del ángel Haziel (9), que rige por rotación de 2 a 3 grados de Virgo.
  • El grado planetario en el que se manifiesta esta conjunción es un grado de  Binah-Saturno.

 

 

Planetas en el cielo de esta lunación:

 

  • Mercurio a 17º de Virgo, grado Hod
  • Venus a 16º de Leo, grados Netzah
  • Marte a 17º de Escorpio, grados Hod
  • Júpiter a 8º de Leo, grado Yesod
  • Saturno a 17º de Escorpio, grado Hod
  • Urano a 16º de Aries, grado Netzah
  • Neptuno a 6º de Piscis, grado Netzah
  • Plutón a 11 º de Capricornio, grado Hochmah
  • Quirón a 16º de Piscis, grado Netzah
  • Nodos a 21º de Aries y Libra, grado Hochmah
  • Lilith a 19º de Leo, grado Malkuth

 

 

Los aspectos más relevantes son:

 

  • Conjunción Marte-Saturno
  • Cuadratura Marte-Venus
  • Cuadratura Venus-Saturno
  • Cuadratura Plutón-Urano
  • Cuadraturas Marte-Lilith; Marte-Saturno
  • Trígonos Urano-Júpiter y Urano-Venus
  • Trígono Plutón-Mercurio
  • Trígono Quirón-Saturno
  • Trígono Urano-Lilith
  • Oposiciones Sol-Luna con Neptuno
  • Oposición Quirón-Mercurio

 

 

Virgo es el último signo de Tierra para la Astrología Cabalística contando el Zodiaco por elementos. Con él se cierra una etapa de experiencias, una liquidación de objetivos que ya no caben en la nueva personalidad naciente de la conjunción. La Nueva Luna es el inicio de una etapa de realizaciones. Se trata del umbral del final de una serie de situaciones, de vivencias, de realidades que han llegado a su fin y que nos dan la alternativa.

 

¿Para qué?, podemos preguntar, pues para dar por finiquitado lo que se resiste a partir, lo que ha llegado a la culminación y debe ser volcado en la sociedad. Si no tuviéramos este signo en nuestro mapa astral, la identificación con la materia, -¡que no es poca!- sería más exagerada y la retención del material desechable un problema mayor.

 

Virgo es el signo de la síntesis final, del análisis y la expresión de lo mejor de la personalidad. Virgo tienen como misión dar, ofrecer, ceder con amor y en absoluto servicio. Esta es la tarea primordial de estos nativos que son capaces de hacer encaje de bolillos con la naturaleza humana. Cuando la Lunación cae en sus dominios nos toca ceder, comprender, asumir, cuidarnos, limpiar, reestructurar y terminar con las tareas pendientes. Virgo siempre está muy atareado porque parece que le falta tiempo para pulir todas sus creaciones. Pero lo importante para este nativo es no acumular tarea para que las asignaturas pendientes no se le desborden.

 

El decanato en el que se manifiesta la lunación es un decanato de recapitulación por tratarse del que está regido por Saturno-Binah de Capricornio.

 

Kabaleb precisaba que respecto a esta posición con la conjunción Sol-Luna, hay una etapa de liberación, de desprendimiento, pero que simultáneamente hay otras tendencias que impulsan imperativamente a la edificación. Es la idea de demolición-construcción, tanto en un sentido real como figurado. En lo viejo o usado subyace un potencial con el que generar una nueva vida. El signo de Virgo expresa pues una nueva juventud con experiencias nuevas, en la que disponer de una nueva mentalidad y nuevos sentimientos. Pero entre la necesidad de abandonar lo material y el afán por construirlo andará la disyuntiva, porque ya no estamos exactamente en la etapa de los goces, pero aún nos quedan muchos  recursos y es posible que, queriendo abarcar demasiado, vivamos situaciones que nos “obliguen” a construir “algo” de lo cual nos costará disfrutar. Por lo tanto, cuidado con los proyectos que parecen muy seguros, porque no tendrán demasiadas garantías de continuidad si nos aferramos desesperadamente a ello. La clave sería ser capaz de vivir cada experiencia sin preguntarnos si tiene o no fecha de caducidad. Más que nunca en esta etapa hay que vivir el carpe diem.

 

Como decía Kabaleb:

Nada termina con la muerte, sino al contrario, la muerte es una renovación. En este primer Decanato se procede a dar una nueva vida a aquello que parecía destinado a desaparecer. En el campo de las ideas tendremos al que busca en filosofías antiguas ideas nuevas con las que elaborar el porvenir, o a quien le reactiva viejos sentimientos. Es lo que no se resigna a morir porque aún debe dejarnos huella y sabiduría.

 

Lo que en Capricornio es un placer, en Virgo es un servicio obligatorio.

 

El grado en el que se manifiesta esta lunación, de 2 a 3 de Virgo es un grado Binah-Saturno, lo que nos exige rigor, que no vacilemos al tomar las decisiones oportunas relacionadas con las influencias expuestas. Subyace en ese grado la idea de sacrificio en el desarrollo de la voluntad, y todo ello lleva a actuar en el estricto marco de una estructura social o familiar, profesional. La ley, (Binah-Saturno) nos marca de cerca y la conciencia tiene que responsabilizarse de sus actos. Pueden pedirnos cumplir, reclamar lo que hemos prometido y que la restricción de libertad o la limitación sea una de las imposiciones que menos nos gusten. Contando con la presencia lunar, puede restringir no solo la libertad de acción, sino ponernos sobre aviso de los abusos, que las emociones deban contenerse o que se dicten leyes que limiten la libertad. Cuidado con el exceso de terquedad y la inflexibilidad. Pero todo lo que no lleve el sello de lo justo está destinado a perecer, porque lo que no es lícito, lo que se construye de espaldas a la legalidad o de forma poco edificante u honesta no aguantará. Todo ello corroborado por los aspectos de Marte y Saturno en Escorpio en conjunción, formando cuadraturas con la conjunción de Venus y Lilith en Leo. Aquí, el placer, la libertad, el brillo y la pompa se ven acosados por la austeridad que reclaman Saturno y Marte, que además están en un grado mental mercuriano, que es de máxima claridad, lo que va a hacernos pensar dos veces las cosas, meditando, cavilando, sospesando los pros y contras de nuestra actuaciones y poniendo negro sobre blanco las ideas, las palabras, las manifestaciones que no pueden ser ni trampa ni cartón. Todo va a ser revisado con lupa, con estricto rigor, para que no perdamos el tiempo en asuntos que no suponen una evolución ascendente.

 

Esta es una lunación espartana, suavizada, de alguna manera, por los Trígonos de Júpiter y Venus con Urano, pudiendo darle la vuelta a los acontecimientos o que las situaciones acaben teniendo un final feliz, siempre y cuando pongamos doble o triple ración de amor en cada situación convulsa o extrema.

 

Por último observamos que son numerosos los planetas que están en grados de Yetzirah, es decir de formación de la realidad, entre Netzah, Hod y Yesod, lo que nos deja claro que aquí no hay quien se pueda escabullir de la tarea encomendada, ya que son grados de experimentación total y tenemos que bajar al ruedo a lidiar con las fieras, las tendencias y experiencias personales.

 

La cuadratura de Urano en Aries y Plutón en Capricornio está en un momento de deceleración, los dos planetas están retrógrados y aunque en orbe de tensión, sus 5 grados de separación nos ayudan a tomar un respiro. Urano está muy activo en el mapa astral, forma aspectos con todos los planetas, quincuncios, trígonos y sesquicuadraturas, etc. Recordemos que Urano es la energía de fusión y fisión, por lo tanto en nuestra mano y nuestro corazón está utilizar su energía para amar desinteresadamente, incondicionalmente, o sentir como su influencia nos lleva a la debacle. La decisión es nuestra.

 

Los programas de los Genios de la Lunación, Lecabel y Haziel nos hablan respectivamente de resolver cuestiones pendientes y de congraciarse, reconciliarse.

 

Lecabel nos da un claro mensaje en esta lunación y es recapitular experiencias para incorporar los conocimientos adquiridos para que nuestra conciencia asuma todos sus valores, para aplicar esa sabiduría a la vida activa, pasando de la teoría a la práctica. La fuerza del amor en este Genio nos aporta la luz que nos permite comprender la dinámica de las cosas y por lo tanto resolver problemas.

 

Haziel nos propone liberar los sentimientos, llevar amor al corazón de los seres humanos para que esta fuente de eterna salud y vida se desborde y así mantener el alto tono vibratorio de nuestra energía, la que nos permite desatascar lo que quedó bloqueado produciendo la reconciliación. Cuando se produce un gesto de altruismo, de amor desinteresado, todo vuelve a funcionar. Otra de las prerrogativas de Haziel es instarnos a cumplir las promesas y nos protege de posibles experiencias nefastas, con lo que todo acaba resultando fácil y agradable.

 

 

Sectores activados para cada signo 

 

Aries. Sector del servicio y la salud, obligaciones diversas, necesidad de estar pendiente de lo que te rodea sin poder contar con toda la libertad de movimiento. Reconciliarte con algunas tareas que no deseas hacer pero que la  necesidad te lleva a cumplir. Pensar en los demás es lo que te toca, pero tampoco te olvides de cuidarte, de evitar ir al límite de tus fuerzas, de lo contrario, las cuadraturas de Marte, regente de tu signo, acabarán por frenarte en seco. Prevenir es mejor que curar.

 

Tauro. Sector de la creatividad, de los hijos, de la suerte, de las obras, de los recursos y del amor que recibimos como regalo del cielo, es la tan deseada suerte. Es una lunación para entregarse al placer de los sentidos, para sentirse bien acompañado, para estar con la gente que te ama, para sacar a relucir tu enorme creatividad y sentir la vida a pleno pulmón y si lo haces extensible a los demás, tu suerte se multiplicará hasta el infinito.

 

Géminis. Sector de la familia, del hogar, las emociones y la intimidad, la madre, la infancia, lo que nos religa con los ancestros. Una lunación para dar una ojeada al pasado, pero no para quedarse anclados. Pasar revista a las emociones internas y también para agilizar ciertos cambios que reclama nuestra casa. Es un buen momento para redecorar el hogar, para visitar la familia, para quedarte en casa y pasar íntimos momentos con los más cercanos. Como signo disperso, te sentará de maravilla centrarte y recogerte, fomentar tu lado más entrañable y casero.

 

Cáncer. Sector III, ideas, hermanos, comunicación, la mente práctica, lo que es cercano y cotidiano. Tú que estás siempre pendiente de todos, durante esta lunación vas a tener que establecer prioridades o te faltarán horas para todo lo que se te viene encima. Con muchos frentes abiertos, te costará discernir lo que te conviene y lo que no, a menos que manifiestes lo que piensas y sientes. Es un excelente momento para las relaciones humanas, para pasar tiempo con tus hermanos, para hablar y fomentar el diálogo. Vas a resolver cuestiones que llevabas tiempo aparcadas. Ponte las pilas y actívate ya.

 

Leo. Sector II, seguridad, finanzas, bienes, valores. Eres de los nativos que más gastan en caprichos y si hay rebajas, cuidado, puedes arrasar. Pero los bienes no son solo materiales, ni es oro todo lo que reluce, por lo tanto que lo material no sea la piedara angular sobre la que basas tu seguridad. Puedes sentir que lo que te importa es estar bien con la gente, ser generos@ con tu afecto, con tu capacidad de entrega, y eso sí que te va a reportar pingües beneficios. Una lunación que que te afecta especialmente por la presencia de Venus y Júpiter en conjunción en tu signo y que te facilitan las cosas. Premios, recompensas, favores, todo cabe bajo la influencia de estos dos planetas benéficos, utiliza con amor y justicia sus energías.

 

Virgo. Una lunación para celebrar por todo lo alto. No te prives de nada. No se trata de derrochar, simplemente de saber que te mereces lo mejor y que debes festejar tu nuevo año. Planta las semillas de las más hermosas proyecciones, riégalas con amor, nútrelas de ideas, de ilusiones y tienen que darte esplendidas cosechas. Es importante que te alinees con los Genios de esta Lunación, te dan buenas pistas acerca del guión que te toca vivir. En cada lunación el protagonista es un signo que tiene que dar ejemplo y en esta te ha tocado a ti. Demuestra lo que sabes. 

 

Libra. Sector XII, liquidación de experiencias del pasado. Superación de antiguos esquemas, limpieza ancestral y anual. Todo tareas que debes estar dispuest@ a cumplir para preparar la entrada en tu nuevo año en las mejores condiciones, listo para pasar revista. La Casa XII es el momento más delicado del año, cuando las causas abiertas suelen pasar revista, cuando el nuevo nacimiento implica que te cuides más, que prestes más atención a los detalles. Si el año ha sido satisfactorio, haz balance; si no ha sido como esperabas, proyecta con entusiasmo los cambios y todo acabará siendo como lo deseas.

 

Escorpio. Sector XI, grandes proyectos e ideales, asociaciones, amigos, protectores.  Es el momento de pedir favores, de pensar en tus proyectos a corto plazo, de movilizarte en busca de lo que deseas conseguir, porque las cosas tienen que salir exactamente como las quieres, encontrando facilidades a tu paso. Si no salen, es que no son para ti y no debes empecinarte. Tu signo es de los más perfeccionistas del zodíaco, de los que bucean en la naturaleza humana y durante esta lunación es muy posible que recurran a ti para que des buenos consejos y tu apoyo incondicional será de gran ayuda. Pero no cargues con más responsabilidades de las que puedes abarcar. Ya sabes, es más útil enseñar.

 

Sagitario. Sector X, padre y profesión. Dar lo mejor de ti, saber estar en el lugar que te corresponde, centrarte en las prioridades;  ser hijo, hija, jefe y subalterno, todo en una misma lunación puede ser mucho para ti que eres puro Fuego. Pero como la aventura es lo que te motiva, ese es tu reto. Aunque las responsabilidades te pesen y la humildad te obligue a no subirte por las ramas, vas a saber unir lo práctico, lo servicial y lo emocional, todo en un mismo pack y vas a hacerlo de maravilla.

 

Capricornio. Sector IX, cambios, viajes, estudios, proyecciones de tu potencial durante una lunación que te lleva a medirte con el tiempo, a estar en varios sitios a la vez, a sanar historias del pasado por la influencia de los genios de la lunación y a estar dispuest@ para moverte, para viajar, para ir más allá de tus limitaciones. Te conviene un cambio y si no te atreves a dar el primer paso, las circunstancias lo harán por ti. Tú decides

 

Acuario. Sector VIII, Eros y tanatos, el amor y la muerte como cambio a otro estado del ser;  sexo y placer; goces terrenales y trascendentales e inversiones. Todo en una misma lunación, pero siempre puedes escoger qué prefieres, aunque sabiéndote curios@, eres capaz de apuntarte a más de una movida. Vas a vivir con gran intensidad esta lunación en que nada será como parece y las sorpresas pueden desbaratar tus planes. Lo mejor, es que no te hagas ninguna idea, acepta que todo es posible y vivirás mejor.

 

Piscis. Sector VII, pareja, sociedad, espejos, socios. Todo lo que acontece fuera es parte de ti y aunque ya lo sepas, se define mucho más durante una lunación que te pone en jaque y vas a tener que ponerte las pilas si no quieres que te hagan el “mate”. Qué te propone la persona que tienes frente a ti y que supone un reto. Esta es la cuestión, y lo que vas a tener que responder durante los próximos días. En la Luna Llena puede que encuentres respuestas a las preguntas planteadas, siempre y cuando no pidas imposibles.

 

 

Para leer otro enfoque de la lunación y las influencias angélicas, como siempre os recomiendo las reflexiones de esta Lunación de mi hermana en el blog de Soleika Llop y mi hermano en el blog de Tristán LLop

Influencia de la lunación para todos los signos

Escriba un comentario