La Nueva Luna de Virgo (Septiembre 2010)

La Nueva Luna cae a 15º41 de Virgo el día 8 de septiembre a las 10.31 hora solar. Dos horas más tarde, hora local, para España.

Las fuerzas activadas este mes son las siguientes:

  • La del ángel Lehahiah (34), que rige por domicilio de 15 a 20 de Virgo.
  • La del ángel Yeiayel (22), que rige por rotación de 15 a 16 de Virgo

El grado planetario en el que se manifiesta esta conjunción es un grado de Tiphereth.

Con la Luna Nueva de Virgo llega la etapa de la liquidación, la de la necesidad de soltar lastres, limpiar el organismo de polución y prepararse para una nueva estación, un periodo VAV para la astrología cabalística, el puente que nos permite sacar lo mejor del pasado para encararnos al porvenir. Con el Vav nacen nuevas ideas, nuevas perspectivas que nos ayudarán a renovar la energía estancada. Después de un verano caluroso en todos los aspectos, en los que las tormentas solares y las movidas internas no han dejado títere con cabeza a quienes eran susceptibles de necesitar o buscar un cambio en algunas áreas de sus vidas; es tiempo de liquidación, tal y como indica la tarea de Virgo, analiza, sintetiza, resume, pero liquida. Comprender este proceso y sobretodo aplicarlo en las circunstancias es una ardua tarea, a menos que sepamos que, sólo vaciándonos podemos volver a llenar los depósitos de cualquier carburante, creatividad, amor, ideas, etc...

Los grados en que se activa la Lunación son los de la máxima conciencia. Poner conciencia a los procesos de transmutación nos permite escoger qué materiales y experiencias nos interesan, las que nos hacen crecer o nos sobran, sean kilos, pensamientos o sentimientos. Es posible que lo que dejemos atrás ya no entre en la nueva dinámica, pero sabemos que cuando una puerta se cierra, otra se está abriendo a la par. Cuando algo no funciona hay que replanteárselo. No se trata de sacarse de encima lo que nos incomoda o lo que no somos capaces de asumir,  sino de comprender qué ha fallado y para qué y  volver a recomponerlo con nuevos materiales.

Esta Lunación nos presenta retos importantes. Siguen coleando los aspectos que nos han tenido en ascuas todo el verano, pero disminuyen su intensidad para dejarnos respirar. La Lunación acontece con Mercurio aún retrógrado, lo que significa retrasos en las comunicaciones o que las personas que tienen dificultades a la hora de tomar decisiones, aún se lo pensarán más. Pero para los que solicitan segundas oportunidades, puede ser la ocasión de revisar patrones, de identificar problemas de comunicación y retomar asuntos con una mayor seguridad. Notemos que son 5 en total los planetas retrógrados, además de Mercurio, Júpiter, Urano, Neptuno y Plutón. La astrología tradicional nos dice que la retrogradación planetaria ralentiza mucho los procesos, que limita el potencial del planeta. Pero para la Astrocábala la lectura puede hacerse de otro modo. Nos dan la posibilidad de examinarnos de nuevo, de modificar comportamientos, de retroceder en el pasado para limpiar heridas, sanarlas, siempre y cuando estemos de acuerdo en que se puede cambiar el pasado. Y se puede, hay diferentes técnicas, la más completa a mi entender es la que practica la Alquimia Genética, enseñanza diseñada por mi Hermana Soleika.

Si consideramos que Virgo es el más sabio de los signos zodiacales, aquel que tiene la misión de enseñar a través de la experiencia, pasar el testigo y entregar su sabiduría, a todos los Virgo les afectará de forma especial esta Lunación. El que se resista puede engancharse al carro de los que gritan, “no nos moverán”. Los que ya conocen el mensaje y la esencia profunda de su signo, serán los que expresarán su sabiduría, la alegría de dar es mayor que la de recibir porque al acto de amor ya se retroalimenta a sí mismo. A los que pierdan el miedo les crecerán unas alas inmensas con las que emprender el vuelo y superar baches, además de cobijar al menos afortunado.

 

Análisis de las Casas activadas durante la Lunación para cada signo:

Aries. El nativo con más moral del zodíaco, el Juan sin miedo va a tener que frenar un poco sus múltiples actividades, (aquellas que empieza y nunca acaba), para dedicarse a cuidar de su salud, mimarse más, y atender detalles, asuntos en los que no repara por falta de atención, concretamente aquello que pasas por alto porque le fastidia. A Aries le gusta estar disponible, pero cuando le apetece, y en esta Lunación posiblemente tenga que bailar al son que le toquen. Cuando haya algo que no te guste, piensa que va a ir a parar a tus manos y lo tendrás que resolver. Por otra parte, con tanto planeta retrógrado, te dará la impresión de que el tiempo se encalla y lo que lo que creías haber superado, vuelve, y encima te toca esperar a que los demás evolucionen, comprendan lo que tú ya ves muy claro. La paciencia es don que debes cultiva especialmente. Si haces bien tus deberes, no esperes un premio, con sentirte maravillosamente bien y equilibrado te puedes dar por satisfecho.

 

Tauro. El sector de la suerte, de los hijos, las obras, la creatividad y el amor providencial puede dar mucho de sí para estos nativos que esperan a que les caiga el maná del cielo. Los que vivan con un Tauro que se lo tomen con calma. Sin embargo, pedir, revindicar no va a ser la mejor opción, porque si no has activado algún objetivo, ni no plantaste nada en lunaciones pasadas, por ejemplo en la de mayo, no esperes a que te traigan en bandeja lo que crees merecerte. Tauro es placer, pero no es sinónimo de estancamiento. Esta es una lunación para que muevas tu creatividad, para que busques la manera de sacar lo mejor de ti mismo, para que vivas con agradecimiento todo lo que recibes del universo. No caben las quejas, o sea que si quieres seguir generando abundancia, crea las circunstancias para que te llegue. Pon conciencia a los procesos que pones en marcha. Si son mejores o peores, tú sabrás. Lo que siembres, recibirás.

 

Géminis. Un nativo que no suele parar mucho en casa deberá ceñirse a ciertas reglas impuestas por las energías de esta Lunación que activa el sector IV, el de la familia, las emociones que generas en los demás, las raíces. Pasar más rato con los tuyos, pensar en tu infancia, en lo que te enseño la madre, y si tienes hijos, qué patrones repites con ellos, los mejores y los que no te gustaría perpetuar. Puedes pensar, sí, pero más sentir ese pensamiento como una prolongación de tu yo emocional que clama, tal vez, por darte pistas acerca de lo que más necesitas. Resérvales a los tuyos ese tiempo de ocio personal, visita a los que llevas tiempo sin ver, reúne a los tuyos en casa. De todo ello sacarás una inmensa riqueza. Si has perdido a alguien recientemente, dedícale un hondo pero risueño recuerdo, te hará sentir que no está solo.

 

Cáncer. La Lunación de Virgo activa el sector de la comunicación, de los intercambios, de los hermanos, la cotidianidad que para Cáncer suele ser su casa, su familia. Pues se trata de mirar más allá de las fronteras de tu comodidad interna, y de tu hogar. Hay asuntos que requieren tu intervención inmediata. No delegues, ni dejes que nadie maneje los hilos de tus decisiones. Esta es una lunación que te impele a hablar, comunicarte, a desplazarte, pero piensa bien lo que vayas a decir, porque puedes molestar sin pretenderlo y en algunos ambientes tus palabras pueden sentar mal. Sé prudente. Es un buen momento para relacionarte con los hermanos si los tienes, pueden aportarte ideas que ayudarán a  tener una visión más clara de las cosas. Pero recuerda, afírmate, no te escudes ni disimules lo que piensas, afírmate, pero eso sí, con dulzura y diplomacia.

 

Leo. El sector activado es el de las finanzas, pero para un Leo esto puede significar  gastos, descontrol, placer que te das a ti mismo y que puede generarte algunas discusiones. Lo mejor es que te pille ahorrando, así no tendrás la tentación de meterte en caprichos que no necesitas. Pero el significado de la casa II es mucho más amplio, porque también se refiere a los valores, las riquezas internas, lo que das a los demás, la generosidad propia de un signo que sabe que debe ser el modelo de una sociedad que genera amor y bienestar. Si eres de los que lo tiene claro, no te costará nada entregar lo que tienes, tu corazón, o la Luna si te la piden, una palabra amable a quien más lo necesita, y te sentirás feliz con ello. Si por el contrario eres de los que se miran el ombligo, cuidado con no perder la cartera, porque si tanto miedo tienes a quedarte sin lo que posees, puede que la vida te enseñe la lección al revés te lo digo para que me entiendas. Tú decides.

 

Virgo. Estás en tu salsa, y te toca celebrarlo, porque, ¡que no se te ocurra, por aquello de ahorrar, no darte el gusto de celebrar un acontecimiento como este! La consigna para Virgo durante esta lunación ha de ser vivir al máximo las experiencias, viento en popa, con la conciencia a toda vela, disfrutando del poder del ahora, él que genera toda clase de expectativas interesantes, felices, increíbles a cada suspiro. Suponiendo que ya has sido capaz de tirar por la borda todo lo que te pesaba, tal y como se te recomendaba durante la lunación pasada, ahora sólo puedes dedicarte a plantar semillas, a iniciar procesos que satisfagan a tu yo Superior, es decir que te hagan feliz por dentro, no sólo por fuera. Las ilusiones generan más ilusiones, pero como eres alguien práctico, sabrás pasar a la acción y no te quedarás con lo que podría ser, sino que pondrás rumbo fijo a lo que ES, y claro, teniéndolo todo tan claro, sólo te queda conseguir lo que deseas.

 

Libra.Las dudas propias de tu signo van a tener que disiparse durante esta Lunación, porque no puedes estar nadando y guardando la ropa. Tírate al agua, confía en que todo lo que es bueno para ti va a suceder y lo que no lo es pasará de largo, siempre y cuando no te enganches al pasado. Porque de eso se trata. La Casa XII es la que te lleva a hacer balance del año, a comprender las emociones pasadas, la que te pone ante los enemigos manifiestos para que aprendas. En vez de pensar en las lo mal que te salen las cosas, si éste es tu caso, diseña un plan de choque, al adversario, (interno) tienes que pillarlo por sorpresa y cuanto menos se lo esperes, atajarle un golpe mortal. Como sabemos que no la emprenderás a golpes con nadie, habrás entendido que se trata de liquidar aquellas tendencias que te esclavizan. Tienes hasta la entrada del Sol en tu signo el día de tu aniversario. No pierdas tiempo, haz lo que sea que debas hacer ya.

 

Escorpio.Confiar más en la providencia puede ser un reto para un nativo que basa sus éxitos en lo que depende exclusivamente de él y desconfía hasta de su padre. Pero ahí está el reto de quien es capaz de reinventarse a sí mimo cuando el límite lo pone a prueba. La lunación activa tu casa XI y te sugiere abrir las puertas y las ventanas de tu espacio interior y dejar que entre el viento fresco, de nuevas ideas, nuevas perspectivas, nuevos amigos y proyectos que te ayudarán a valorar nuevas posibilidades de acción. Virgo simboliza esa sabiduría que tiene que expandirse y si este es el sector de tus proyectos y de tus amigos, te toca recuperar del baúl de los recuerdos aquel objetivo que no te atreviste a sacar adelante, desempolvar tus aficiones, llamar a los colegas del alma, cómplices de tus aventuras y embarcarte con ellos en alguna aventura. Esa es la pasión de esta lunación, no pierdas el tiempo en dudas y atrévete y conéctate con el universo, éste te responderá.

 

Sagitario.Una lunación muy activa para todo lo relacionado con el trabajo, la profesión, las relaciones que te permiten exportar tu talento a la sociedad. Es un buen momento para diseñar nuevas estrategias de futuro, buscar o cambiar de trabajo, impulsas ideas que te hagan sentir bien o mejor en tu lugar de trabajo. Si estás poco motivado, este es el mejor momento para sacar tu creatividad, inventarte nuevas formas de realizar tus funciones. Vas a poder lucirte si sabes sacar partido de las circunstancias. Como también es el sector que nos habla de las relaciones paternales, no estaría de más que reservases algo de tu tiempo para estar con la familia, con tu padre o si eres padre, que reflexionases acerca de lo que significa dar ejemplo, porque posiblemente algo debas enseñar y aprender a lo largo de esta Lunación.

 

Capricornio. Un nativo más atento a lo que debe controlar y organizar que a dejarse ir debería aprovechar esta lunación para probar qué ocurre cuando dejas que la espontaneidad se adueñe de tus circunstancias. Porque con el sector IX activado, el de los cambios, los viajes, las nuevas perspectivas que se diseñan en tu horizonte, dejar fluir y estar dispuesto a ceder el mando podría ser la mejor opción. Prueba a soltar lastre de las cosas pequeñas, para acabar, durante el plenilunio, a ser capaz de irte de viaje, o hacer algo  extraordinario sin tenerlo todo previsto de antemano. Si eres capaz de superar este reto, es que ya estás preparado para el gran cambio de paradigma que está a la vuelta de la esquina. ¿Te atreves?

 

Acuario. Dejar la mente en blanco, aquietar el baile de tus neuronas, sentir tu energía vital, vivir la vida loca un rato y mucho más, sintiendo el placer, los goces, el amor, tu chispa interior debería ser lo único que debería ocuparte durante esta Lunación, ¡y no es poco! Puedes vivir tórridos momentos de pasión, descubriendo tu autenticidad y nuevas facetas de tu personalidad y de tu programa de vida. Es la activación de la casa VIII, la del amor, el sexo, el placer de los sentidos, los goces terrenales, las inversiones, la búsqueda trascendente y  el misterio, es lo que te lo permite, siempre y cuando seas capaz de dejarte ir, de vivir esa aventura interior o dejando que tu libido se desinhiba. Nadie mejor que tú para entender el significado de las cosas, pero tal vez ahora se trate de liberarte de cualquier condicionamiento y simplemente observarte, sentir y disfrutar.

 

Piscis. Un nativo tan dispuesto a compartir lo que sea puede sentirse muy identificado con la activación de la Casa VII, la de la pareja y sociedad. Si eres un soltero empedernido, puede que te entren unas irresistibles ganas de buscar compañía, si tienes pareja, la revisión de los patrones de comportamiento es asignatura obligada estos días, y es muy conveniente porque los aspectos astrológicos invitan a hacer encaje de bollillos con las emociones a lo largo de toda esta Lunación. La pareja es el otro “yo”, aquel que te pone a prueba en casi todos los dominios, generosidad, comprensión, paciencia. Vivir en pareja no resulta siempre fácil porque supone superar los retos de tener a alguien permanentemente a la escucha de todo lo que tienes que revisar, poniendo énfasis en lo que aún te falta o te sobra, y resulta apasionante o apabullante. Pero si agradeces su servicio, la pareja se convierte en tu cómplice. Teniendo en cuenta que hay más de un modelo de pareja, las personas que comparten experiencias también son nuestros espejos, tienes para elegir. Dime con quien andas y te diré quién eres.

 

Para las conclusiones angélicas, deberéis leer el blog de soleika Llop. También podéis dejaros sorprender por mi hermano Tristán, vayamos a saber qué nos habrá preparado esta vez

Influencia de la lunación para todos los signos

Escriba un comentario