La Nueva Luna de Aries (Marzo 2012)

La Nueva Luna de Aries cae el día 22 de marzo del 2012 a las 14.38 hora solar, una horas más tarde, hora local para España, a 02º.22 del primer decanato de este signo. 

Las fuerzas de los Genios que rigen esta lunación son las de Vehuiah, (1) que rige por domicilio de 0 a 5º de Aries y las de  Sitael, (3), la que rige por rotación de 2 a 3º de Aries. 

El grado planetario en el que se manifiesta esta conjunción es un grado Binah,  (Saturno). Este grado nos reclama a ponerle rigor a nuestras realizaciones, actuar dentro del estricto marco de las tendencias que marca nuestro Yo Superior.

Es decir, escuchar la voz de nuestro Pepito Grillo, lo que no siempre resulta muy fácil dada nuestra dinámica natural a hacer lo que los deseos nos sugieren, sin pasar por el tamiz de la razón cada una de nuestras actuaciones. Se imponen normas, restricciones de libertad o de movimiento, teniendo en cuenta que Saturno está en Libra, en el signo opuesto a la Lunación y encima retrógrado, saber pactar, actuar de forma justa y tener paciencia, mucha paciencia, ya que las decisiones y resoluciones van lentas.

Acabamos de entrar en la primavera. Es un periodo Yod, de impulso, de gestación de nuevas posibilidades que deben abrirnos al descubrimiento, al cambio de perspectiva, pero también un periodo de contradicciones, dado sobre todo por la retrogradación de tres planetas muy operativos en nuestro horizonte astrológico, Mercurio, Marte y Saturno. Así que el panorama es el siguiente:

El Sol en conjunción con la Luna en Aries y Urano que se une al cortejo, genera ansias de aventuras y nos anuncia un nuevo orden. Se trata de proyectar nuestra energía para dibujar un horizonte acorde con la parte más trascendente de nuestra personalidad, esa que ignoramos demasiadas veces. La primavera impulsa esas hazañas, es cuando empieza de verdad el año, porque este periodo equinoccial nos lleva a descubrir lo más potente de nuestra voluntad, fuerte y decidida a realizarse. Además, la activación de los Genios de la Lunación son dos Serafines, Vehuiah y Sitael.

El programa de Vehuiah, que es el primero de los Genios, lleva la energía de Kether, (primer Sephirah del Árbol de la Vida y Soplo Primordial), y nos insufla  notoriedad, nos empuja a la acción para que no nos conformemos con  pálidas creaciones, sino que apostemos por una renovación total de existencias.

Sitael que actúa en el ámbito de las emociones en esta Lunación, también nos ofrece su esencia, que es la de la Voluntad Constructora, nos ayuda a luchar contra la adversidad bajo la atenta mirada de Binah-Saturno. Por lo tanto, nada puede salirse de la estricta actuación de lo más noble que hay en nosotros. Así que a priori tenemos todo un potencial puesto a nuestra disposición para activar esos cambios, esa luz que tenemos almacenada en nuestro interior, ya que como decía Kabaleb, si la primera Morada, la de Vehuiah, no está activa, ese material lumínico se perderá con el consiguiente deterioro personal. Esas energías que son depositadas en nuestros canales internos se manifestarán, -si estamos conectados, si promovemos el cambio positivo- de forma armoniosa y podremos alcanzar logros, objetivos que deseamos y hemos proyectado con ahínco. Si rehusamos estas energías, lo más probable es que la infrautilización de este material acabe provocando algún que otro cortocircuito. Las energías degradadas van a parar al al abismo, generando más tarde o más temprano algunos tsunamis en nuestra naturaleza.

Estas fuerzas cósmicas están en estado latente, dormitando, esperando que todo esté listo para intervenir. Los tránsitos planetarios suelen activarlas, pero nunca sin nuestro consentimiento, aunque a priori pueda parecerlo. Los tres planetas retrógrados afectan el tránsito de esa conjunción, ya que son energías muy cercanas a nuestras necesidades más inmediatas. Mercurio es la palabra, la comunicación, el gesto. Marte la energía de la vida, la fuerza, el trabajo, la voluntad de acción y Saturno el maestro, el que nos obliga a tener paciencia, a esperar, el que limita pero también el que enseña. Así es que todo está como si  estuviese a punto de…., pero aún no arranca, y la desesperación nos embarga porque nada acaba de decidirse, trabajo, comunicación, decisiones.

Mercurio estará retrógrado hasta el 4 de abril y cuando se manifiesta en retrogradación se alteran las comunicaciones, lo que se promete  no se cumple, hay confusiones de día, hora, lugar, pérdida de papeles, retrasos en los pagos, horarios, parece que nuestro mundo cotidiano parece detenerse. 

Mercurio actúa en el Mundo de la Formación de la realidad, en Hod, para la Cábala, y la verdad se esconde, nada se concreta. 

Marte retrógrado provoca también retrasos en la dinámica funcional de las cosas. Marte se sitúa en el Mundo e la Creación de la realidad, en Gueburah, Sephirah que nos da la acción, la fuerza, el impulso. Es el planeta regente de Aries, y al encontrarse en Virgo, va a estar ralentizando al máximo la realización de nuestros objetivos. Revisar, repasar, comprobar, esperar, pulir, hablar y no conseguir lo que se pretende, porque se suma a la lentitud de Mercurio. Cuesta convencer al interlocutor que puede que no esté comprendiendo el mensaje,  y así un sinfín de situaciones que pueden llevarnos contra las cuerdas si no entendemos lo que la experiencia está tratando de enseñarnos, y que Saturno va a encargarse de recordarnos, día tras día. Tal vez se trate de dejar de exigir que nuestros deseos se cumplan de inmediato, para volver a la esencia de las cosas bien hechas, sin prisas, con conciencia de lo que hacemos. 

Marte en Virgo hasta el 3 de julio, aunque vuelve a su marcha directa el 15 de abril, nos sugiere estar más atentos a las cosas, a ser más reflexivos, a comprobar que nuestras acciones tienen repercusión. Para los Aries que funcionen a golpe de espontaneidad sin pensar demasiado, esta situación supone una gran lección y para el resto de los signos, la parcela que ocupe Marte será aquella donde las cosas van a ralentizarse y expresarse de forma muy controlada.

Pero el trabajo bien hecho satisface el doble, y lo que nos cueste conseguir va a tener su recompensa. Antes los oficios se aprendía durante largos periodos, ahora queremos saberlo todo en 4 días, y Marte retrógrado nos invita a reflexionar sobre cada una de nuestras actuaciones, ser menos impulsivos y más reflexivos. Pero nada está parado, todo está en tránsito. Quien tenga paciencia verá los resultados, quien no, irá de flor en flor, dispersando y viendo como las oportunidades llegan justo cuando ya ha pasado el tren. 

Por otra parte, con Saturno retrógrado, la tendencia a pensar que todo pasado era mejor va a ser muy fuerte. Volver la vista atrás con nostalgia no sirve de mucho. Podemos rescatar lo mejor de ese pasado, ni negarlo, ni eliminarlo, sino tomarlo como referencia útil para no volver a cometer los mismos errores.

Con esta Lunación y Urano en conjunción en Aries, no hay otra de renovarse, romper estructuras caducas, aunque la presencia de Saturno en el signo opuesto se resiste y la identificación se manifiesta con fuerza.

¿Quién va a ganar en esta lucha de tendencias?, que desaparezca la disputa puede ser la solución, cuando deja de haber luchas entre las herencias del pasado y la búsqueda de un ideal de futuro, se tienden puentes de comunicación. Incorporemos la experiencia, aprendamos a manejar las riendas con firmeza, pero también con renovada esperanza. No esperar a que sean otros quienes nos resuelvan las cosas, entregando el mando a los que pensamos que tienen que sacarnos del atolladero, sino unir nuestras fuerza y conciencias para crear un mundo más justo, dentro y  fuera de nuestras fronteras, o sea desde mi Yo hacia el Tuyo. Esas son en líneas generales lo que nos propone la Lunación. Aprendamos ya, de una vez por todas, la lección.

 

La Nueva Luna en Aries

Influencias de la Luna en cada signo

Ha sido un placer trabajar con uno de los grupos que lleva 5 años estudiando Astrocábala para desentrañar lo que la lunación le depara a cada signo. 

Para Aries, el sector activado es el de la Casa I, su Ascendente. Máximo protagonista, más aún de lo habitual, o sea que te sales, pero no sólo para que todos te admiren, sino para ser  faro de luz, un guía, un ejemplo de voluntad activa y participativa. Inicia proyectos, profundos y trata de comprender por qué haces las cosas y para qué. Rompe con el pasado, con lo que ya no deseas que vuelva a suceder y dibuja un nuevo panorama en tu vida, porque tú puedes. Vas a tener que mover a los que están cerca de ti, tenderles la mano, porque eres una pieza fundamental del gran puzle de la existencia, únete, abandona tu individualismo más recalcitrante para generar confianza y voluntad.

Tauro, el sector XII, el de la liquidación de experiencias. Con la presencia de Júpiter en tu signo deberían ser pocas las situaciones incómodas que tienes que limpiar o liquidar, pero ya se sabe, hay personas que no se han enterado demasiado de esa “suerte” pisándole los talones, porque tal vez se han centrado más en lo que les falta, que reparar en lo que tienen y entonces, instalados en la queja, Júpiter amplifica todo lo que piensas y sientes. Con el ferviente deseo de que esto no te haya pasado y que todo te vaya viento en popa, ahora se trata de hacer balance, de ver los pros y contras, -si los ha habido-, y ver qué puedes hacer por ti que no hayas hecho antes para que cuando te toque estrenar año estés en perfecto estado y puedas proyectar lo mejor de ti. Sal de tu franja de comodidad,  haga frío, viento, un sol de justicia, nieve. O estén echando tu programa favorito en la tele, activa tu voluntad para saber lo que no deseas volver a pasar nunca más. Ahora es el momento, proyecta lo que anhelas para tu futuro inmediato.

Géminis,  el sector XI.  Los grandes proyectos que nunca acabas de sacar del baúl de los recuerdos son los protagonistas de la Lunación. Qué puedes hacer con tu tiempo, con tu creatividad, dónde están tus sueños, todo aquello que te motiva, te encanta, te seduce y que crees no poder alcanzar. El Sol y la Luna en conjunción con Urano no te va a ayudar a concretar, en todo caso a dispersar más, pero va a activar los mecanismos de búsqueda, de investigación que te permitan dar con lo que necesitas para crecer, para entrar en contacto con personas que te faciliten la tarea. Tus amigos y protectores estarán dispuestos para la acción, para lo que les mandes y van a dejarte que te aproveches. Hazlo con mucho humor y amor.

Cáncer el sector de la profesión, de lo que estás capacitado para dar, la Casa del padre, físico y Superior. Si buscas trabajo esta es la mejor lunación para encontrarlo. Es cierto que con Marte retrógrado todo va más despacio, pero eres tú quien mueve los hilos de la dinámica planetaria, no al revés, o sea que ponle mucha ilusión. Las cosas cambian con mucha rapidez en cuanto diseñas lo que realmente quieres, enfocas y zas, lo obtienes. Pero para ello tienes que confiar y generar esta búsqueda en tu interior. Acércate al padre, al tuyo y a esa parte de padre interior, tu mejor consejero, tu Sol, tu conciencia, porque te dictará exactamente lo que necesitas saber y hacer. Vas a ver cómo te sientes mucho más activo, con ganas de cambiar cosas respecto a tus iniciativas laborales. Tienes que estar dispuesto a la aventura, por algo tienes la Casa X en Aries, para que ese fuego ariano mueva los resortes de tu voluntad y no te apalanques. 

Leo tiene activado el sector IX, el de los cambios, los viajes, la filosofía de vida, los estudios, que con la presencia de Urano va a “obligarle” a cambiar durante todo el tránsito de este planeta por Aries. A Leo le gusta salir, viajar, pero tal vez la nueva dinámica te invite a viajar más por dentro que por fuera, o a encontrar nuevas vías de expresión de su potencial, porque moverse significa ir a otro lugar para probar otras culturas, formas de pensamiento, viajar a otras dimensiones. Un viaje hacia el interior de ti mismo es una auténtica aventura que puede destapar experiencias y un potencial oculto que va a servirte para encontrar nuevas vías de desarrollo en muchos ámbitos de tu vida.

Virgo tienes activado el sector VIII, emociones del pasado, inversiones, trascendencia y transmutación. Regeneración de tu poder interior, de la energía kundalini, muerte y renacer de tus emociones. Pero para conseguirlo tienes que limpiar tu psique y tu organismo de parásitos, o sea de pensamientos y sentimientos contrarios, oscuros. Vas a rebuscar en viejas heridas, pero para sanarlas definitivamente y darte cuenta de lo que tienes que cambiar. Vivirás situaciones límites para  airear lo que no ha funcionado hasta ahora y para ser capaz de darle la vuelta a los conflictos bloquean tu energía. Es el momento de invertir en tu potencial y salir del estancamiento. Si bien la Casa VIII es una Casa interior, con la presencia de esa triple conjunción todo va a moverse por dentro, pero para propiciar ese nuevo despertar que tu alma ansía tanto. Lo oculto saldrá a la luz.

Libra se activa el sector VII, el de la pareja, de las relaciones sociales, del “yo aquí fuera en relación al Yo aquí dentro”. Cuando el Sol transita por esta Casa, te sientes bien rodeado de gente, en pareja, intercambiando ideas. Pero Libra de por si es un signo que busca reafirmarse y puede que tu pareja, es decir el interlocutor que tienes enfrente te inste a reaccionar con respecto a ciertas cosas, situaciones, que no consigues cambiar. Hay resistencias que deben desaparecer. Es cuando la fisión en el ambiente se manifiesta, y se rompe lo que ya no tiene cabida en tu vida, lo que carece de base. Si tus intenciones son afianzar tus relaciones, sana lo que no funciona, no esperes a que la vida te obligue por la vía del apremio. Saturno en tu signo formará una oposición con el Sol en su recorrido por Aries y las tensiones pueden manifestarse, a menos que seas tú el que manda en tus circunstancias y te pongas manos a la obra para conseguir que las cosas sean como tú las deseas. Ya sabes, como siempre, eres tú quien tiene la última.

Escorpio se activa el sector VI, el de la salud y servicio. Aprovecha esta lunación par hacerte un buen chequeo. Cuando algo no funciona hay que repararlo y si todo apunta que es tu salud la que se resiente, debes hacer lo posible por activar los mecanismos que te permitan acabar con los bloqueos energéticos. Como ya apuntábamos en un artículo de esta misma web -  Análisis en clave profunda del caos de la sanidad -, somos los artífices y responsables de nuestra vida, y de lo que se trata es de utilizar el potencial personal para sanarnos, para evolucionar hacia una integridad que permita solucionar los problemas desde la raíz, sin esperar a que nadie haga el trabajo por ti. Eres de los que no se quita el traje de faena en todo el día, siempre buscando, investigando, elucubrando, buscando, superándote. Esta lunación te permite ocuparte de pequeños detalles que te ayuden a mejorar tu calidad de vida en todos los aspectos. Hay emociones estancadas que generan densidad y debes  desplegar tu poderosa energía para solucionar esos problemas. Si tú estás bien, podrás sentirte útil y prestar el servicio amoroso que tan bien se te da.

Sagitario. Se activa el sector V, el que te proporciona placeres, amor, suerte, el que moviliza a tus queridos hijos, si los tienes, para que sean centro de atención y te recuerden, día sí, día también, que los has traído al mundo para enseñarte unas cuantas lecciones. La revolución está servida, pero nada que no puedas manejar, a menos que dejes que la actividad planetaria sea la que mande en tu mundo cotidiano. Lo que está claro es que movidas habrán, pero muchas, pero todas con el propósito de mostrarte un nuevo camino, las posibilidades nuevas de realizaciones y de expansión de tu personalidad. Ya sabes que la suerte te la buscas tú y sentir que el mundo es un camino de lágrimas o de oportunidades maravillosas solo depende de ti.

Capricornio, activo el sector IV, familia, raíces, hogar, emociones, búsqueda de estabilidad sentimental. Si te decimos que tienes que cuidar de tu vida íntima, de tu familia, de tu casa, cambiar muebles o pintar, redecorar o estar pendiente de esos pequeños detalles que hacen la vida más fácil, me dirás que todo eso ya lo haces con regularidad. Pero de lo que se trata ahora, en esta lunación, es que a todo eso le pongas lacitos, más amor y humor, que te des cuenta de todo lo que eres capaz de gestionar y que luego te aplaudas. Es el ambiente amoroso que contagia entusiasmo, ternura y hace mucha falta ahora mismo. A menudo haces las cosas como un autómata porque es tu “obligación”. Pero el tránsito planetario te invita a redimensionar esa parcela de tu vida, a ver como un placer lo que haces como un deber y ponerle mucha chispa. Sea lo que sea lo que hagas, recuerda disfruta y valora mucho lo tiene tienes.

Acuario, sector activado el III, comunicación, ideas y pensamiento, acciones cotidianas, pequeños desplazamientos. Hay dos clases de Acuarios, los influenciados más por Saturno, regente del signo, y los que se relacionan más con Urano, co-regente de Acuario. Averigua hacia dónde te decantas. Si para ti comunicarte, hablar, tratar de expresar tus ideas es cansarte antes de empezar, y mejor que te dejen, porque tú ya te las compones; sin duda eres de los primeros, y por lo tanto esta Lunación te sugiere abrirte más al mundo, intercambiar experiencias, no quedarte anclado en la eterna polémica, del huevo o la gallina, o si onda o partícula,  que tantos “buenos” ratos te hace pasar. Sal, muévete,   interactúa con el mundo allá fuera, porque vas a poder comprender más y mejor a la gente y te enriquecerás. Huye de la dualidad permanente, porque centrándote en que todo es blanco o negro, te pierdes infinidad de matices. Si por el contrario te encantan las relaciones humanas, apuntarte a las últimas modas, interesarte por todo lo que es vanguardista y eres de los que pillan poco por casa, eres uraniano por los cuatro costados y esta lunación sintoniza a la perfección con tus inquietudes. Vas a vivir situaciones que te permitan expandir aún más tu explosiva personalidad, tú sólo piensa en pasártelo bien. 

Piscis tiene activo el sector II, el que nos informa de las posesiones, los valores, la seguridad, el dinero que recibes como contrapartida a tus esfuerzos. Aléjate de los agoreros del desastre que predicen, sin tregua, que todo se va a pique, porque es el mensaje radicalmente opuesto al que debes fomentar. Acabas de entrar en tu año solar y el Sol empieza a transitar por tu Casa II, la que te lleva a conectar con tus valores, apreciar tu vida, pensar en los premios que vas a recibir, no en las facturas que tienes que pagar. Disfrutar del viaje, de lo que puedes gestionar con la fuerza de tus emociones y de un pensamiento racional: créete que no vas a peor, sino a mejor. No sirve escudarse en los recortes de salario, ni en los aumentos de precio. Hay evidencias contra las que no puedes luchar, pero es tu actitud la que determina el resultado. Como lo vives, eso no te lo impones más que tú. Proyecta un presente magnífico, repleto de regalos del universo. Si te lo crees de verdad, pero de verdad, con toda la fuerza de tu corazón, esta lunación ha de concederte maravillosas sorpresas. 

 

Para leer otro enfoque de la lunación y las influencias angélicas consultad el blog de Soleika Llop y el blog de Tristán LLop.

Influencia de la lunación para todos los signos

Escriba un comentario