La segunda Nueva Luna de Piscis con eclipse de Sol (Marzo 2015)

El año tiene 365 días, que es el tiempo que tarda la Tierra en dar una vuelta alrededor del Sol. El ciclo de la Luna, el satélite del Sol, orbita alrededor de la Tierra a lo largo de 28 días y su promedio cíclico es de aproximadamente 28 días, igual que uno de los ciclos biorítmicos de la naturaleza. Así tenemos que dividiendo 365 días entre 28 días obtenemos 13 lunas + 1 día. Sabemos que los 28 días de lunación se dividen en 4 semanas de 7 días cada una, dando 52 semanas iguales por año.

 

La 2ª Nueva Luna de Piscis cae el día 20 de marzo 2015 a las 09:37 GMT a 29º27 de este signo. Eclipse total de Sol a las 9:47’.

 

Las fuerzas activadas este mes son las siguientes:

  • La del Genio 72, Mumiah, que rige por domicilio de 25º a 30º de Piscis.
  • La del Genio 72 Mumiah, que rige por rotación de 29º a 30º de Piscis.
  • El grado planetario en el que se manifiesta esta conjunción es un grado Malkuth.

 

Planetas en el cielo de esta lunación:

  • Mercurio a 11º de Piscis
  • Venus a 3º de Tauro
  • Marte a 21º de Aries
  • Júpiter retrógrado a 13º de Leo
  • Saturno retrógrado a 4º de Sagitario
  • Urano a 15º28 de Aries
  • Neptuno a 8º05 de Piscis
  • Plutón a 15º20 de Capricornio
  • Nodos a 10º47 de Aries y Libra
  • Quirón a 18º de Piscis
  • Lilith a 12º de Virgo

 

Los aspectos más relevantes son:

  • Conjunción Sol-Luna
  • Conjunción Urano-Marte
  • Conjunción Neptuno-Mercurio
  • Conjunción Quirón-Mercurio
  • Sextil Neptuno-Venus
  • Sextil Plutón-Mercurio
  • Cuadratura Saturno-Mercurio
  • Cuadratura Saturno-Neptuno
  • Cuadratura Urano-Plutón
  • Cuadratura Nodos-Plutón
  • Cuadratura Lilith-Saturno
  • Trígono Saturno-Luna-Sol
  • Trígonos Urano-Júpiter
  • Trígono Lilith-Plutón

 

Repetimos escenario para esta lunación de Agua que se da en un grado totalmente opuesto a la lunación anterior, de ahí lo interesante del análisis Astrocabalístico, y con la influencia de los Genios que insuflan a este mes un aliento muy diferente. La Astrología Cabalística diseñada por Kabaleb nos propone esta visión muy detallada de las energías planetarias. Los aspectos varían poco, pero la lectura de esta segunda lunación es sumamente interesante ya que al situarse en el último grado de este signo que nos mete en el torrente emocional, si empezamos la anterior con un grado Kether y repetimos elemento con un grado Malkuth, se dibuja un panorama de tensión-relajación de especial interés, ya que vemos el principio del fin manifestarse en el mapa estelar.

 

Veamos lo que nos dice Kabaleb respecto a este grado y lo comentamos.

Los grados de Malkuth corresponden al Reino Humano situado en el Mundo Cabalístico de Acción, (Assiah) y a él conducen todos los Caminos. Cada uno de nosotros lleva un Malkuth encima: es nuestro cuerpo.

 

Así tenemos que Malkuth, o sea nuestra relación con el entorno, se nutre y depende de los impulsos recibidos por todos los planetas-experiencias que se mueven en el mapa astral. De esta forma, todo lo que ocurre en nuestra vida dependerá de la interacción de la presencia planetaria en nuestro interior. Una lunación en estos grados nos hará vivir sin duda muchas experiencias. Nos tendremos que “mojar”, bajar al ruedo, exaltarnos en todos los sentidos porque lo que pase se notará; habrá un antes y un después de esta lunación que se da, repito, en el último bastión de un signo que simboliza el final de una etapa de karma o dharma, según se mire o se necesite vivir.

 

Así Kabaleb nos expresa que el Sol y la Luna en este plano de conciencia Malkuth da mucha fuerza a la materialización del designo divino; una marcada tendencia a vivir experiencias fuertes, con sombras y luces, irradiando mucha energía en el ámbito en que se manifieste este programa, (Casas donde caiga esta conjunción).

 

Hay en todo ello una especie de obligación de experimentar, de medirse con la vida, con las vivencias del pasado, revisando claves de nuestro destino, situaciones fuertemente ligadas a la familia, al lugar de nacimiento, a las raíces.

 

En este punto, dice Kabaleb

 se produce la muerte natural de los Sentimientos y encontramos la tumba adecuada para enterrarlos

encajando a la perfección todas aquellas vivencias que deben finalizarse porque hay que cerrar capítulos. Se trata de ser escribas de nuestra propia historia, que puede ser de amor feliz, o de desamor, pero dejando atrás lo que ya no puede encajar en la nueva personalidad, lo que debe desarraigarse para dejar paso a una la realidad que despunta.

 

Es el encuentro con una alma gemela y una felicidad sin mácula. El Amor muere como tal para encarnarse al Pensamiento Divino.

 

Con ello Kabaleb pretende expresar que el amor posesivo, individualista, corrosivo, termina y se abre la etapa del Amor altruista, aquel que pacta con la razón y de ese pacto surge la autenticidad.

 

Piscis, ya lo hemos señalado, es el signo de la humanidad que la Astrología Cabalística asocia a la evacuación de las emociones, a las experiencias de liquidación, a lo que supone una revisión de patrones antiguos, porque es la última lunación antes de la entrada del Sol en el punto vernal en Aries, y que en esta ocasión repite en Piscis como para darnos más plazo; tener más tiempo para organizar esta despedida sentimental de un pasado que solo puede entenderse desde el aprendizaje.

 

Piscis y su opuesto, Virgo, son los signos más sacrificados del Zodíaco por cargar sobre sus hombros esa pesada servidumbre de llevar las riendas de la humanidad. Piscis lo hace en el ámbito emocional, Virgo en el de evacuar la materia, soltarlo todo, dar sin esperar nada a cambio.

 

El principio del fin también viene reafirmado con la presencia del último Genio de la Cábala que cierra totalmente este periodo, Mumiah, el 72, que además se manifiesta en lo físico y lo emocional en esta lunación. La esencia de este Genio que pertenece al Coro de los Ángeles es la del “Renacer”. Tal como nos dice el programa cabalístico según el método Kabaleb.

 

Mumiah se encarga de concluir un ciclo y como cada fin es a la vez un principio donde solo cabe el renacimiento, el resurgir de ese brote de esperanza nos permite reconducir nuestras naves, nuestro recinto sagrado, nuestra tebah, hacia  un nuevo despertar más elaborado y consciente. Es el amanecer del principio del fin de todas las cosas, título oficial de este último Genio que no nos invita, sino que nos insta de forma expeditiva a renovarnos, -como solía decirnos Kabaleb-

sin pretexto ni excusa alguna

porque hay que dar carpetazo a situaciones que no dan más de sí.

 

Que esto nos afecte en uno u otro nivel dependerá de las historias que tengamos abiertas y que deban finalizarse. Languidecer en estos procesos equivale a arrastrar cadenas, lo que no gusta nada a nuestro Yo Superior.

 

Repito, son 2 lunaciones las que nos han dado esta oportunidad para librarnos de los lastres. La pregunta que puede surgir es que, si la conjunción de esta 2ª lunación se da el día 20 y resulta que el 21 ya entra el Sol en Aries, ¿será que su influencia dura un solo día?

 

La proyección de la lunación de Piscis va a durar todo el trayecto de esa Luna hasta la siguiente lunación, que tendrá lugar también a últimos grados de Aries. Precisamente por ello, la complejidad de esta conjunción Sol-Luna radica en esa combinación de fuerzas planetarias.

 

Piscis es Agua y emoción; Aries es Fuego y ardor; Piscis es el final de etapa, Aries el principio de una nueva experiencia. Es el eterno combate entre dos elementos enfrentados pero destinados a entenderse.

 

Eso nos lleva a tener que canalizar las emociones, pactar con la razón para que el impulso ariano, que entra de inmediato, pueda tener libertad para encender motores y proponernos una nueva historia.

 

Por otra parte, también asistiremos a un eclipse total de Sol en esta lunación, lo que puede llevarnos a tener que echar mano de nuestro Sol interior para no quedarnos a oscuras y que las sombras ocupen un espacio reservado a la Luz, evitando dejarnos llevar por el desánimo cuando las situaciones amenazan con desestabilizarnos y creamos que no podemos más. La Luna es la dominante, por lo tanto en nuestro interior está la clave.

 

Que sea más o menos complicado dependerá de nuestra velocidad de crucero, de nuestra capacidad para adaptarnos al cambio. Se trata de una etapa apasionante para quien esté dispuesto a la renovación total.

 

El Sol en Piscis ha pasado por 3 planetas activos en esta estancia zodiacal, Mercurio, Neptuno y Quirón. Estas energías están solicitando transmutar toda la polución que hemos estado generando, y con Neptuno en cuadratura con Saturno, nos ponen las pilas para que este desequilibrio sea armonizado, para que las injusticias sean reparadas, para que las emociones sean sanadas.

 

En lo que concierne España, ya vemos cómo las gasta Neptuno y Quirón en Piscis con tanta revelación de secretos de corrupción que sigue llenando ríos de tinta. Toda va a seguir su curso y Plutón metido en su traje de Terminator con la cuadratura con Urano, va a seguir desmantelando muchos asuntos que huelen mal.

 

Pero Saturno, en buena alianza con la Luna y el Sol en esta lunación, puede restablecer las cosas, poner orden en nuestro mundo interno y en el exterior al situarse en Sagitario, el signo de los jueces, que pueden cobrar gran protagonismo y ayudar a que todo se enderece, o ¡eso esperamos!

 

Por otra parte, Júpiter y Urano van a dar alas a los que deseen superar el estancamiento, los que busquen la renovación, a los que quieran expresarse, crear y desarrollar sus tendencias más altruistas y benefactoras. Pensemos en que el bien está por encima de las contingencias, y aunque el “mal” forme parte de nuestra experiencia humana, le devolvamos a la luz su protagonismo, para que las sombras no amordacen lo más valioso del ser humano, su capacidad de superación y su ansia de elevación.

 

 

La lunación activa para cada signo del zodíaco:

 

Aries.  Liberarte de las tendencias del pasado en esa segunda oportunidad con el Sector XII que está activo, y aunque vayas a cumplir años a la vuelta de la esquina. La cuenta atrás ha empezado, estás casi en el 3.. 2..1..

 

Tauro. Libérate de proyectos mega-imposibles, son un lastre. Céntrate en lo que de verdad deseas conquistar con el Sector XI activado, y obtendrás los beneficios esperados. No pierdas tiempo y recuerda que tienes gente dispuesta a secundarte.

 

Géminis. Hay trabajos, experiencias de las que debes desprenderte, trabajos que te aportan poco y te suponen un lastre. Ves a lo práctico; no te eternices en procesos que ya no están en tus manos. Llegan oportunidades, pero cierra tareas antes de empezar otras; no te disperses con el Sector X activado.

 

Cáncer. Sal del bucle en el que te has metido; te toca cambiar, viajar, mover tus estructuras teniendo el Sector IX activado. Interésate por cosas nuevas, obtendrás un conocimiento que te enriquecerá. Los cambios que hagas en cualquier ámbito en esta lunación te beneficiarán.

 

Leo. Fomenta el amor sin trabas; no quieras experimentar lo que tu conciencia dice no, pero tus deseos dicen sí. Bucea en tu interior y rescata tus tesoros internos teniendo el Sector VIII activo. Invierte en lo que de verdad te aporta bienestar.

 

Virgo. Tu interlocutor reclama tu atención, ofrécele lo que posees. El “otro” también eres tú. Se trata de comprender quién eres a través del espejo. Pacta. Liberarte de condicionantes para emprender una nueva relación, con la misma persona, con otra, pero sea lo que sea, la vida te propone cambios con Sector VII activado.

 

Libra. Es difícil servir a dos amos a la vez. Te toca despedirte de actitudes que no le convienen a tu Yo Superior. Limpiar el expediente, recuperar tus momentos de intimidad, cuidar de tu salud; comprender y aplicar el conocimiento, es lo que se destila con el Sector VI activado que puede tenerte muy ocupad@ durante esta lunación.

 

Escorpio. Con excelentes posibilidades de acción para sacar adelante las mejores oportunidades y para sentir que la vida te ofrece un espléndido presente y tienes que aprovecharlo al máximo con el Sector V activado. El amor te seduce, pero termina una etapa, empieza otra, es el momento de creer en tus inmensas cualidades. La suerte está de tu lado.

 

Sagitario. Comprender qué se cuece en tu interior, qué ilusiones tienes, qué te aportan los demás, en qué contribuyen a tu felicidad, tal vez sea el tema de esta lunación que activa el Sector IV. Pensar en otros, pensar en la familia, en cómo contribuir a su felicidad; ¿cuándo fue la última vez que les dijiste te amo?

 

Capricornio. Final de trayecto de situaciones que te han confundido y que ahora tienes que aclarar. Di lo que sientes, lo que te afecta, saca tus emociones al sol y comparte pensamientos y sentimientos. Comunícate más con el Sector III activo. No guardes rencor a nada ni a nadie, tus tendencias, tu psique necesitan paz y luz.  

 

Acuario. Pregúntate qué haces con tus valores, en qué basas tu seguridad, qué te hace feliz. Respóndete a estas preguntas y sabrás mucho más, pero al final simplifica y déjate llevar por la emoción. Libérate de condicionantes que te someten a un riguroso control, desgastas tus neuronas. Date un capricho y disfruta con el Sector II activado.

 

Piscis. Sector IUna segunda oportunidad que debes aprovechar al máximo para sacar adelante tu proyecto de vida. Deshazte de lo que no te interesa conservar; hay emociones que ya no caben en tu naturaleza humana y otras que debes dejar fluir para sentirte libre, libre para ser como realmente deseas ser. No te quedes a medias. Lo que empieces a principios de esta lunación puede suponer una auténtica revolución interior. ¡Atrévete! 

Influencia de la lunación para todos los signos

Escriba un comentario