La Nueva Luna de Acuario (Febrero 2013)

La Nueva Luna de Acuario cae el día 10 de febrero a las 07.21 hora solar y 21.43 grados de este signo.

Las fuerzas activadas este mes son las siguientes:

  • La del ángel Damabiah, (65), que rige por domicilio de 20 a 25 de Acuario.
  • La del ángel Lehahiah, (34), que rige por rotación de 21 a 22 de Acuario

El grado planetario en el que se manifiesta esta conjunción es un grado Hochmah, (Urano).

 

Este novilunio cae en el tercer decanato de Acuario, donde las fuerzas del pensamiento empiezan prematuramente a exteriorizarse porque se trata de un decanato geminiano regido por Mercurio. La conjunción Sol-Luna va a plantar las semillas de mensajes o acciones precipitadas, pero veremos en todo ello el sello del ansia de información, de los mensajes que se atropellan, que se anticipan y va a ser necesario meditar mucho antes de tomar cualquier decisión, solo así podremos evitar el error.

No obstante, Acuario es el templo del pensamiento y se supone que la inteligencia debe imponerse, la razón, dominar los instintos y que lo que expresemos y divulguemos en cualquier  ámbito y circunstancia, sea coherente y fruto de la reflexión interior, función tan adscrita a la esencia de este signo.  Es cierto que la labor anticipadora puede hacer avanzar el curso de los acontecimientos, pero precipitarse puede dar lugar al equívoco y a la información sesgada, produciendo alteraciones, revelación de verdades a medias que acaben por generar efectos catastróficos para quien, a priori, tiene las de ganar. Se trata de no darle fuelle a la mentira.

Kabaleb decía al propósito, que un Mercurio alterado en este signo, tal y como lo corroboran el tránsito de este planeta por Acuario y la cuadratura que forma con Júpiter, que favorece la polémica, a menos que seamos muy conscientes de lo que decimos y cómo nos expresamos para no tener que arrepentirnos después. Con Júpiter empujando, la fuerza se nos puede ir por la boca. Pero si utilizamos adecuadamente los impulsos de Mercurio, que forma trígono con Saturno, podemos frenar la debacle y divulgar trabajos importantes, haciendo que la prudencia esté por encima del afán de protagonismo absoluto o la notoriedad manifiesta. No se trata de reprimir, sino de canalizar adecuadamente la palabra, las ideas, la comunicación.

Otro aspecto que se suma a los mencionados es la cuadratura de Venus y Saturno, lo que puede producir que la negatividad le gane la partida al optimismo. Es una lunación muy útil para organizarnos, para plantar proyectos novedosos, vanguardistas, pero teniendo en cuenta que el arte de hacer las cosas bien hechas requiere su tempo, artesanalmente, sin prisas, con la intención de mejorar, de ser cautos y prudentes. Recordemos que Acuario rige los grandes inventos y la electricidad. Nos toca ser creativos y reinventarnos y hacerlo bien.

Los grados en que se manifiesta la lunación corresponden al Sephirah Hochmah, el que nos instruye acerca de la Bondad Divina. Impulsar proyectos extraordinarios, ser capaces de captar y exteriorizar la energía amorosa, debería ser una de las máximas de esta lunación. La parte contraria de todo ello supone ir en contra de la corriente, manifestar impaciencia. Durante este periodo deberíamos impulsar acuerdos, ofrecer al mundo soluciones, aunque con prudencia para no divulgar lo que aun está en proceso de interiorización. Pero todo acaba teniendo sentido, porque tal vez está premura acabe espoloneando a los indecisos, a los que no terminan de afirmarse, El objetivo es alinear nuestras acciones y corazones unidireccionalmente. Tendremos la posibilidad de dar con aliados externos, con personas dispuestas a secundar nuestros proyectos y cuando pensemos que todo está perdido, causa, pareja, profesión, salud, etc., surgirá la mano tendida que nos rescatará. Confiar es la clave.

 

Veamos cómo se presenta la Lunación para todos los signos

Aries.  Casa XI. El sector activo es el de la amistad, lo que proyectas en la sociedad. La Nueva Luna te invita a unir conciencias, a activar recursos, amigos, potencial y formar un batallón de luz dispuesto a defender los más altos ideales. Si buscas protectores, gente que te secunde, que aplauda tus iniciativas, los vas a encontrar porque no vas a querer hacer las cosas en solitario, sino en muy buena compañía.

 

Tauro.- Casa X. Trabajo, padre, actividad social de altos vuelos. Buen momento para movilizar tu voluntad en aras de cambiar de orientación, encontrar trabajo, mejorar rendimiento profesional. Conéctate con tu Yo superior, te dará pistas, siempre que lo atiendas. La Casa X es también el sector del padre, ¿cómo andan tus relaciones con él?, es el momento de prestarle más atención.

 

Géminis. Casa IX. Casa de los grandes viajes, de los cambios físicos y anímicos. Con Júpiter en tu signo, que sintoniza con la Casa IX, está claro que vas a moverte más, si cabe, pero cuidado con las precipitaciones, a  ti pueden afectarte más que a otros signos. Te esperan momentos de éxito, van a hablar de ti, procura que sea bien, porque tus palabras van a llegar lejos, tus ideas serán bien recibidas. Utiliza con inteligencia tus recursos.

 

Cáncer. Casa VIII, Casa de Eros y Tanatos, amor, deseos, herencias, transmutación. Acuario utiliza el Aire, Cáncer el Agua, y aquí se trata de conciliar sentimientos, pasar por el tamiz de la razón las emociones descontroladas. Te mueves bien en un sector donde te recreas en el pasado, pero la lunación te invita a ser profund@, si, pero también a poner orden en tu mundo interno e invertir en tus deseos concretos, sin demasiadas fabulaciones. Piensa con la cabeza, siente con el corazón.

 

Leo. Casa VII. Casa que nos habla de tus relaciones con la sociedad y la pareja. Mira qué te ofrecen, qué te conviene, escucha y asiente cuando las propuestas del “otro” son mejores o más interesantes que las tuyas. Se trata de compartir en total complicidad, porque lo que hagas desde la conciliación será lo que te aportará más satisfacciones. Es una buena lunación para ceder, amar y disfrutar.

 

Virgo. Casa VI. Casa que se asocia al Servicio y a la Salud, al trabajo, poco grato a veces, pero totalmente necesario. Eres una persona sabia, que conoce el poder de la palabra, que utiliza su inteligencia y esta lunación va a poner de manifiesto tus habilidades en diversos ámbitos. Paciencia, concentración, capacidad de sacrificio, comprensión, todo ello para ser capaz de llevar las situaciones que se presenten tensas. Vas a saber estar a la altura de lo que se te pide, que no es poco, pero transformar el deber en un placer es la clave.

 

Libra. Casa V. Obras, creaciones, diversiones, suerte. Esta lunación te favorece, te permite dar rienda suelta a tu creatividad, asegurarte el éxito, sacar a la luz tus ideales y abrir tu corazón y estar disponible para vivir alguna aventura sentimental. Tienes que aprovechar las oportunidades que puedan llegarte durante esta lunación, porque pueden tardar en volver a presentarse. La consigna, enamorarte cada día de la vida. 

 

Escorpio. Casa IV. Este que nos habla de la familia, de tu intimidad, de las emociones internas, de las relaciones con la madre y tu capacidad de cristalización. Esta lunación te es fácil, es cercana a tu naturaleza interna, porque en el mundo de las emociones te mueves bien, aunque a veces te complicas un poco la vida con tanta profundidad. Pero este es un periodo de felicidad, de reconocimiento, de sensibilidad y te pedirán ternura. Va a tocarte solucionar algún problema familiar. Razonar te ayudará a encontrar respuestas.   

  

Sagitario. Casa III, la de la comunicación, expresión de las ideas que se manifiestan, hermanos, activación del sector que te permite dar rienda suelta a tus proyectos y te empuja a la acción. Cuida las formas, tus palabras pueden ser malinterpretadas. Eres un signo que suele precipitarse y es lo menos indicado durante esta lunación, porque puede llevarte a cometer errores de apreciación. Evita la crítica. Piensa, analiza, consulta antes de opinar.

 

Capricornio. Casa II. Actica el sector del dinero, de los bienes, de lo que te aporta seguridad. Acuario es un signo que comparte planeta, Saturno, lo que te permite comprender a la perfección lo que te pide esta lunación: buscar la seguridad y el aplomo en lo que está dentro, más que en las apariencias. Sabes cuidarte, ahorrar, organizarte, pero el temor surge cuando no puedes tenerlo todo controlado y este puede ser un momento importante si echas mano de tus auténticos valores pasando de cualquier superficialidad.

 

Acuario. Casa I. Sector que marca el inicio, tus impulsos, las ganas de comerte el mundo. Este es tu mejor momento, estrenas un año más  y es el momento de lanzarte. Solo necesitas activar a fondo tu voluntad y aprovechar al máximo las oportunidades que llegan. Pero recuerda que el ritmo lo marcas tú. Puedes conseguir que tus iniciativas triunfen si te das cuenta de lo que debes iniciar. No pierdas tiempo, celebra tu nuevo comienzo como se merece, y ocupándote de lo realmente importante, y ahora mismo eres tú.

 

Piscis. Casa XII. Sector que nos habla de un final de un ciclo, de un periodo que te lleva a la recapitulación de todo un año de experiencias, donde pueden ofrecerte regalos, o tener que asumir renuncias. Pero sea lo que sea, debes prepararte para analizar tu año, para descartar lo que ya no deseas perpetrar en tu vida a partir del momento en que cumplas años. Es un buen momento para  meditar, interiorizar ciertas experiencias, despedirte de lo que ya no te conviene y pensar en el diseño de tu próximo año, donde tu futuro se convierte en presente.

 

Un apunte angélico

Los Ángeles de esta Lunación, Damabiah por una parte, nos revela una fuerza que actúa desde el interior, nos lleva a conectar con nuestro potencial espiritual, encontrar los tesoros ocultos y descubrir  sabiduría que destila la  esencia de este Genio que lleva impreso la fuerza primigenia de la creación y que hace al ser humano más sabio y consciente de su creatividad. Damabiah nos permite vivir en profundidad los contenidos de nuestras experiencias, es el momento de darle fuerza a nuestros propósitos más ambicioso y elevados.

El otro Genio que ilustra esta lunación es Lehahiah, y la esencia de este Genio es la de la obediencia, la que nos permite ser “sumisos” a la voz de nuestro Yo Superior. No resulta fácil escuchar a esa voz de la conciencia, y por lo general es la parte emotiva la que desoye a nuestro Pepito Grillo particular. Se trata de controlar las emociones cuando éstas no son buenas consejeras, y generar la luz del corazón, que es en definitiva el que tienen que llevar la batuta sin llegar jamás a la confrontación. 

 

Para más información, como siempre os recomiendo las reflexiones de esta Lunación de mi hermana en el blog de Soleika Llop y mi hermano en el blog de Tristán LLop

Influencia de la lunación para todos los signos

Escriba un comentario