La Nueva Luna de Virgo (Septiembre 2013)

La Nueva Luna cae a 13º04 de Virgo el día 5 de septiembre a las 11.37 hora solar.

 

Las fuerzas activadas este mes son las siguientes:

  • La del ángel Yehuiah (33), que rige por domicilio de 10º a 15º de Virgo.
  • La del ángel Pahaliah (20), que rige por rotación de 13º a 14º de Virgo
  • El grado planetario en el que se manifiesta esta conjunción es un grado de Hesed.

 

Los aspectos planetarios más relevantes que acompañan esta conjunción Sol-Luna son:

  • Trígono Neptuno-Saturno
  • Trígono Plutón-Sol-Luna
  • Sextil Júpiter Sol-Luna
  • Cuadratura Marte-Saturno
  • Cuadratura de Plutón-Urano
  • Cuadratura Urano-Júpiter

 

La Luna Nueva en el segundo decanato de Virgo, regido por Venus, por ser un decanato Tauro, para la Astrología Cabalística, nos propone disfrutar al máximo del momento presente, pero sabiendo que no podemos identificarnos, por lo tanto es como si tuviésemos un plazo para cumplir con ciertas satisfacciones, pero con la irremediable obligatoriedad de desprendernos de todo ello después. Teniendo en cuenta que estamos en las puertas de la etapa Vav, la del otoño, en que las ideas deben renovarse, podemos apurar el verano, el sol, el dolce farniente para quienes puedan estar de vacaciones, del amor del verano, de lo amigos que hemos conocido y que están en la otra punta del planeta… todo esto vivido al máximo, pero con una actitud positiva porque de lo que se trata es de evitar el enganche, hacer de las despedidas algo nostálgico y desgarrador. Durante esta lunación, lo más importante es saber apreciar la vida, dar las gracias a lo vivido y cumplido, estar dispuestos a descubrir nuevas oportunidades.

Con los buenos aspectos que comparten la conjunción Sol-Luna, los trígonos Neptuno-Saturno y Plutón-Sol-Luna, junto con el sextil Júpiter-Sol-Luna, el mantenimiento de situaciones materiales, salud, economía, relaciones que parecían tambalearse, o mantenerse precariamente, pueden resurgir y levantar cabeza, salvarse del hundimiento. Pero repito, es nuestra actitud la que prevalece ante todo. Recordemos que Saturno y Plutón son agentes de cambios importantes, el primero nos lleva a cumplir la ley, el segundo a regenerar lo que no funciona, y cuando trigonan, nos dan el visto bueno a las acciones que entran dentro de sus pretensiones, las de hacer que nuestra conciencia esté en alerta máxima para que todo ocurra para nuestro bien y que evolucionemos positivamente. Neptuno es esa supramente que nos permite ir más allá de las fronteras de lo preestablecido y dar con soluciones milagrosas. Le da chispa a Saturno y nos permite levantar el ánimo, dar con el interruptor de la luz. Por otra parte Plutón, que lleva meses en cuadratura con Urano provocando no pocos cambios en las estructuras, nos da tregua en esta lunación al formar trígono con la conjunción Sol-Luna. Se trata de estar muy alerta a las situaciones, hacer en todo momento lo que nuestra conciencia nos dicta, los cambios pertinentes, sobre nuestra salud, tareas pendientes, servicios varios, (Virgo), y todo funcionará o progresaremos adecuadamente como suelen decir los maestros! El sextil de Júpiter-Sol-Luna nos da alegría, ilusión, capacidad de salir triunfante de los embistes de la vida, de generar nuevas expectativas y que las liquidaciones que hagamos acaben siendo muy provechosas.

 

La otra cara de la lunación son los aspectos disonantes, la cuadratura Marte-Saturno, cuadratura de Plutón-Urano y cuadratura Urano-Júpiter, aspectos que parecen estar en las antípodas de todo lo mencionado anteriormente si nos acogemos a la parte más disonante de la situación. Pero Kabaleb solía mencionar que las cuadraturas son excesos de luz y que si las aprovechamos acaban por darnos una tal cantidad de energía, que somos capaces de mover montañas. El hombre cuadratura es aquel que desequilibra pero a la vez provoca que las cosas cambien. La exigencia de placer puede acentuarse, (Urano-Júpiter), y que la tendencia a dejar que sean los deseos los que mandan en las circunstancias, también; y que todo ello acabe provocando cismas, luchas por motivos económicos, hundimientos de fortunas, de proyectos, de situaciones emocionales que pendían de un hilo, (Marte-Saturno), es más que probable, recrudeciendo los conflictos bélicos. Pero la salida a esas cuadraturas es remover los cimientos de las estructuras, o sea de nuestras vidas y estar dispuestos a generar amor, bondad, poder de regeneración, de esta forma contraatacaremos esos efectos perniciosos.

 

Kabaleb nos dice respecto a los grados de la Lunación en Virgo que: “hay en este Decanato una forma sublime de expresión y es la de velar por el placer de los demás y que en esta fórmula, goce y desprendimiento se encuentran fundidos y el individuo puede poner su capacidad de organización al servicio de la sociedad y convertirse en algo parecido a un ministro del bienestar social". Esta podría ser una excelente salida para movilizar nuestros mejores recursos, (trígonos), y evitar los conflictos, (cuadraturas).

 

Teniendo en cuenta que Mercurio, (en Virgo) es el regente del signo, y Venus, (en Libra) el regente del decanato, (Tauro), y estos dos planetas se encuentran en el momento de la lunación en semi-sextil exacto y en los mismo grados que la lunación, a 23º respectivamente, (grado Hesed), y que este grado Jupiteriano es portador de organización, de realización, de objetivo, está claro que ha de ayudarnos a movilizar lo mejor de nosotros, y por poco que sepamos lo que queremos, también podremos alcanzar lo que nos hemos propuesto. El aspecto de semi-sextil es un aspecto providencial, de protección y si los dos planetas que rigen los destinos de Virgo y del 2º decanato de Virgo están aliados, pensemos que la providencia nos ayudará, siempre y cuando hagamos méritos para ello.

 

Añadamos que son 5 los planetas en grados de Hesed durante el tránsito de esta lunación, porque Neptuno se une al cortejo al estar a 3º de Piscis. Está claro que la consigna es haz el bien y no mires a quien, y mientras lo haces, pásatelo en grande.

 

Para terminar esta crónica, nadie mejor que Kabaleb para aclararnos el sentido de esta lunación:

Los grados de Júpiter son puntos Paradisíacos en los cuales se manifiesta fuerza la Eterna Bondad. Todo ello da cima a la Obra Bondadosa, conteniendo todos los principios que hacen posible que la Creación resulte útil, estable y arrastre consigo los frutos que caben esperarse de todo lo que se hace siguiendo las reglas. O sea, esta Obra conduce a la Abundancia, a la Plenitud y los medios y recursos.

Cuando una Nueva Luna cae en grados de Júpiter, anuncia un mes lunar en el que la Obra Bondadosa se manifestará aportando soluciones felices a la sociedad. Igualmente, cuando dos planetas entran en conjunción en un grado de Júpiter, elaboran una semilla que contendrá las propiedades que acabamos de describir.

 

La activación Angélica, física, Yehuiah y emocional, Pahaliah.

 

Yehuiah nos habla de hacer los deberes, de ser capaz de pasar del dicho al hecho, de la teoría a la práctica, porque solemos apuntarnos a muchas movidas, pero al final no somos coherentes con lo que proyectamos. Tener inquietudes no basta, hay que manifestarlas, ocuparnos de lo realmente importante. Eso nos ayudará a quitar mucha cizaña de nuestras vidas, a centrarnos en lo que de verdad deseamos desarrollar. No habla de ser justos y no dejarnos dominar por la rebelión interna, la que se arma cuando queremos cambiar actitudes y las tendencias del pasado, enquistadas, nos lo ponen difícil. La fuerza moral y la voluntad en acción van a ser nuestras mejores herramientas gracias a la influencia de Yehuiah.

 

Con Pahaliah, nuestras emociones tienen que revestirse con un manto de luz y expresar autenticidad. Nos permite restablecer la paz en nuestros abismos internos, en lo que los deseos han alterado. Con esta esencia podemos recuperar afectos del pasado después de haber sanado lo que alteró la armonía. Nos dice Kabaleb al respecto que,  "Si Pahaliah funciona en nuestro interior, sabemos en todo momento lo que hay que hacer para que nuestros deseos sean capaces de ver lo que hay de luz y de tinieblas".

 

 

Casas activas para cada signo

 

Aries. El sector activo es el de la Casa VI, salud y servicios. Ponte al servicio de tu Yo Superior y sabrás en todo momento lo que te conviene y lo que no. Cuida tu salud, no vayas al límite de tus fuerzas o esta lunación te obligará a revisar tus hábitos y a poner orden en tu mundo celular. Lunación de múltiples servicios.

 

Tauro. El sector activo es el de la casa V, amor, creatividad, suerte, hijos, las obras, la creatividad y el amor providencial, los juegos de azar. Buen momento para sacar tus mejores galas y expresar lo que eres, pura belleza y creatividad. Si tienes hijos, préstales una especial atención, organiza algo especial para ellos. La suerte ya sabes que es algo que depende exclusivamente de ti, si estás seguro de obtenerla, llegará. Haz méritos.

 

Géminis. El sector activo es el de la casa IV, emociones, familia, madre, infancia, todo lo que representa tu hogar, allá donde recalas, donde cuidas de las emociones de los demás. Redecorar tu hogar, dedicarle más tiempo a la familia, a estar en ti, a religarte con el pasado para ver qué fue y lo que obtuviste de aquel periodo de aprendizaje, puede darte mucha información útil para esta lunación.

 

Cáncer. El sector activa, la Casa III, ideas, desplazamientos, comunicación, hermanos, vecindad. Las relaciones humanas es lo que debes priorizar y todo lo que concierne el mundo de tus ideas, de los trámites que debes hacer, de la comunicación que puedes establecer entre las personas que tienes cerca. Hermanos, vecinos, moverte para obtener resultados.

 

Leo. El sector activado es la casa II, las de los bienes, valores, dinero, seguridad, obtención de ganancias materiales o de cualquier otra índole. Buen momento para pensar en lo que es realmente importante para ti, en lo que generes, sean emociones, vitalidad, dinero, lo que te hace sentir que el arraigo. Ya sabes que las cosas materiales no son las que más te infunden seguridad, sino la actitud que tienes hacia lo que posees y cómo lo gestionas.

 

Virgo. La lunación activa el sector de tu casa I, el que representa tu despertar en este nuevo año. Te permite proyectar nuevos objetivos, te da alas para llevarte donde desees ir, pero tienes que saberlo. Es importante que celebres como se mereces este nuevo año, que junto con la Nueva Luna o a partir del momento en que cumplas, te sientas protagonista y le des impulso a tu conciencia y a todo tu potencial.

 

Libra. El sector activa es el de la Casa XII, la que representa el balance de todo el año, lo que vas a reconsiderar, lo que funcionó y lo que tienes que replantearte. Es el mejor momento del año para liquidar actitudes, situaciones, experiencias que ya yo pueden formar parte de tu personalidad. Sé valiente y determínate, entrarás renovad@ en un año solar que está a la vuelta de la esquina.

 

Escorpio. El sector activado es el de la casa XI, Amigos, grandes proyectos y protectores. Sueles tener una personalidad más bien conservadora y por el contrario, lo que se te pide durante esta lunación es que te atrevas a innovar sin temor al fracaso, a la crisis, a lo que dirán y un sinfín de pretextos. Por otra parte, piensa en los amigos que no ves desde hace tiempo, o en aquellas personas que siempre te echan una mano, por si puedes ayudarles, piensa incluso en los que que no te caen bien, es un buen momento para cambiar de idea.

 

Sagitario. El sector activado es el de la Casa X, padre, potencial profesional, actividad empresarial. Es una lunación propicia para encontrar trabajo si lo buscas, para reorganizar en el tema laboral, para ver qué puedes hacer para trabajar la mitad y ganar el doble, ¡soñar es gratis!, y si hay alguien que sabe buscarse la vida, eres tú. Si te mueves, todo se activará y florecerá en tus circunstancias. Si tienes la suerte de tener a mano a tu padre, hazlo más partícipe y presente en tu vida, relaciónate. 

 

Capricornio. El sector activado es el de la Casa IX, los cambios de vida, de lugar, de mentalidad o filosofía de vida, lo que te lleva a interesarte por aspectos distintos de tu realidad o lo que te propone un viaje. Con la presencia de Plutón en tu signo, no hay lunación que no te proponga cambios, pero también eres quien mejor puede edificar la nueva sociedad sobre bases más auténticas. Y si ahora te toca viajar para promover cambios, sabes aplicarte y cumplir con lo que se te pide, la disciplina es uno de tus mejores atributos. También cabe que viajes por placer,  aprovéchalo al máximo para desconectar, será que te lo has ganado.

 

Acuario. El sector activado es el de la Casa VIII, misterio de Eros y Tanatos, inversiones, amor, sexo, placer de vivir con los sentidos bien alertas. Como verás, un poco de todo durante esta lunación. Vivir los goces terrenales, pero también ese lado trascendente que tienes y que te hace especialmente atractiv@ cuando se trata de conquistar “sin querer”. La vida te propone modificar algunas experiencias del pasado,  reinventarte tal vez, invertir en ti. ¿Pasar más tiempo pensando?, noooo, ¡sintiendo!, que a tus neuronas les vendrá bien descansar. Reserva algunos días para disfrutar sencillamente del placer de los sentidos.

 

Piscis. El sector activado es el de la casa VII. Mirar quien hay enfrente de ti, tu, pareja, la sociedad, tu socio, aquella persona que te hace de espejo. Ceder protagonismo y complementarse es la función de la casa VII. Si no tienes pareja, puedes buscarla y encontrarla, aunque esto te lleve más de una lunación, pero ponerte en ello ahora te facilitará la tarea. Si tienes compromiso, revisa bien las cláusulas de vuestro contrato, lo que os ha llevado a compartir, puedes descubrir fallos o reforzar tu relación.

 

Para más información, como siempre os recomiendo las reflexiones de esta Lunación de mi hermana en el blog de Soleika Llop y mi hermano en el blog de Tristán LLop

Influencia de la lunación para todos los signos

Escriba un comentario