La Nueva Luna de Escorpio (Octubre 2011)

La Nueva Luna de Escorpio cae el día 26 de octubre a las 19:57 hora solar, dos horas más tarde, hora local, para España y a 3.03 grados de este signo. Las lunaciones vienen ahora especialmente movidas, dadas las circunstancias que estamos viviendo. Los aspectos que marcan esta lunación nos llevan a replantearnos seriamente muchas de las cuestiones que nos movilizan por dentro, mirar lo que tenemos que cambiar para que la salida a todo el caudal emocional se haga en buenas condiciones, sin traumas ni divisiones. Dijimos en la lunación anterior que la vía para solucionar conflictos pasaba por el diálogo, por buscar nexos de unión, porque cabía el riesgo de que las separaciones proliferasen.

Y así ha sido, muchas parejas, empresas, acuerdos se han roto, aunque también una de las características de Libra es la búsqueda del equilibrio, por lo tanto los que han optado por darse un tiempo, tienen ahora una segunda oportunidad. Escorpio y la conjunción planetaria de Venus y Mercurio junto al Sol y la Luna nos llevan a tener que bucear en nuestro interior, encontrar las claves para redimensionar nuestras emociones, y todo con la inestimable ayuda de la oposición de Júpiter en Tauro y la cuadratura de Venus y Marte, que nos llevan a tener que enfrentarnos con lo que no nos gusta. Si evitábamos encontrarnos al vecino de enfrente, aquel con el que hemos mantenido una acalorada discusión, vamos a topar con él hasta que comprendamos que debemos allanar el camino y buscar la concordia. De lo que se trata es de medirnos con el destino, de zanjar cuestiones que amenazan nuestra estabilidad. El Ave Fénix que anida en cada uno de nosotros está pidiendo a gritos que lo liberemos para poder volver a emprender el vuelo. Esta es la lunación que nos prepara para el cambio de mentalidad que se cierne y que es imparable. Eros y Tanatos están presentes en este tramo del año, es decir el Amor y la Muerte, que se entienda como la muerte de una personalidad trasnochada que pide a gritos una bocanada de aire fresco. El arquetipo Escorpio es el del amor propio, de la condición humana que debe resolverse por dentro, buscando la Luz. Y así va a ser teniendo en cuenta que la presencia de esa conjunción Sol Luna coincide con la de Mercurio y Venus en el mismo Escorpio en oposición con Júpiter en Tauro tal y como lo hemos señalado. Las decisiones que tomemos van a ser drásticas, revolucionarias y no van a gustar a todo el mundo, visto la cuadratura de Venus y Marte y la siempre omnipresente cuadratura de Plutón y Urano que está haciendo estragos desde hace meses.

No es el momento de tomarnos las cosas con parsimonia, sino de arremeter contra todo aquello que sea contrario a la dinámica cósmica, a nuestro Yo Superior. No se trata de castigarnos, ni de emprenderla a machetazos con la rebelión interna. Pero no es una lunación de medias tintas, o nos comprometemos de verdad o nos pasarán factura si vamos con el cuento del “quiero y no puedo”. Tanto si se trata de remodelar nuestra relación profesional, sentimental, hacer dieta o ajustar el presupuesto, las cosas deben hacerse de forma coherente para que no nos llevemos una decepción más tarde y vengan las lamentaciones y quejas.

El grado planetario en el que se manifiesta esta conjunción, de 3 a 4, es un grado Hesed, de Júpiter, lo que puede ayudarnos a comprender que la unión hace la fuerza y que las facilidades han de surgir si hacemos las cosas con orden y sabiduría. Así que, si tenemos claro que “querer es poder” revocaremos cualquier asalto de los disidentes internos que pretendan llevarnos por al camino de la incoherencia.

Las fuerzas activadas este mes son las siguientes: 

  • La del ángel VEULIAH (43), que rige por domicilio de 0 a 5 de Escorpio.
  • La del ángel JABAMIAH (70), que rige por rotación de 3 a 4 de Escorpio.

Veuliah pertenece al Coro de las Virtudes, por lo tanto es en la conciencia donde va a actuar, dándonos la posibilidad de vislumbrar un nuevo orden emocional, (Escorpio) y ofrecernos la esencia llamada "Prosperidad', que es la que nos señala el programa tradicional de este genio. Preguntarnos qué es lo que nos lleva a la abundancia sería una excelente reflexión, ya que son pocas veces las que nos interrogamos acerca de lo que merecemos como bienestar. Reconquistar el paraíso, no como una meta en sí misma, sino formando parte de un itinerario humano. Se trata del reposo del guerrero que encuentra un oasis que le permite descansar para seguir su camino, con sus luchas, sus fracasos y sus victorias. Cuando Veuliah se muestra activo por tránsito de novilunio, nos está indicando que en nuestras vidas aparecen todas aquellas recompensas que nos hemos merecido. Nos dice Kabaleb que si no movilizamos esta esencia en nosotros, de nada nos servirá apelar a las fuerzas de este Genio. El programa también nos habla de liberarse de la esclavitud y de los enemigos. Sabemos que los principales enemigos de nuestras tendencias más elevadas son los impulsos emotivos descontrolados que luchan contra los decretos de nuestro Yo Superior, pretendiendo esclavizarnos, someternos a las bajas pasiones y que acaban por llevarnos a actuaciones desproporcionadas. Veuliah nos sugiere  y permite anteponer el bien ante toda circunstancia, haciendo que podamos hacernos perdonar y perdonar/nos.  De ahí la importancia de enfatizar siempre lo más positivo de las situaciones, de forma a ganarle el pulso a la negatividad, a no dejarnos arrastrar por propósitos inadecuados que nos llevan a culpabilidades ancestrales. ¿Qué hemos merecido la crisis?, pues a castigarse, tal y como nos lo están recordando cada día los distintos medios de comunicación, sea en pantalla o en la calle. Pero nadie nos recuerda que lo bueno que hay en nuestros depósitos internos siempre acaba ganándole la partida a la oscuridad, o a la falta de consciencia. La luz de cada ser humano es la que brilla por encima de todas las cosas y eso es en lo que debemos centrarnos durante esta Lunación.

El Sol activando en estos grados de Veuliah nos otorga fuerza, tesón y la fortaleza nos sirve para superar escollos, conflictos generados anteriormente. Acaba conquistando la paz interior y la prosperidad en nuestras empresas. 

La parte contraria nos lleva a perseguir objetivos que no nos convienen, a transitar por sendas tortuosas y a través de las experiencias de fracaso.

Los grados de la Luna en Veuliah nos llevan a vivir experiencias relacionadas con la posibilidad de cristalización de esa prosperidad de la que nos habla el Genio, pero para ello deberemos disciplinarnos al máximo, y sobre todo conquistar de un estado superior de conciencia.

La parte contraria nos lleva a sociedades desorganizadas, debacles internas, situaciones que se destruyen, sintiendo que estamos en el bando de los perdedores.

Para no caer en la activación contraria bastará con estar muy pendientes de la fuerza que genera este gran conductor de conciencias.

Jabamiah pertenece al Coro de los Ángeles, los que impregnan en nuestra realidad cotidiana todas aquellas experiencias que necesitamos aprender y cuando el Sol se posiciona en los grados emotivos de este Genio, nos lleva a impregnar todo lo que nos rodea de Gran sabiduría, porque la fecundidad propia deseu esencia es la que nos da todo lo que necesitamos para funionar al unísono con la Creación. El programa tradicional nos habla de “regenerar naturalezas corrompidas”. ¿Pero qué son esas naturalezas sino aquellas tendencias que nos llevan a la destrucción. Jabamiah es la fuerza que nos lleva a la resureccón y que permite que cambiemos la naturaleza de las cosas, es decir las circunstancias que no deseamos, ya que actúa en Yesod-Luna y al estar la conjunción Sol-Luna en estos grados emotivos, nos llevará a la realización de todo lo que deseamos que sea benéfico para nuestras emociones para regenerar toda clase de polución emocional. Es fácil dejarnos llevar por los agoreros del desastre creyendo que la vida no tiene sentido y que todo es un fiasco, porque así buscamos culpables y nos desentendemos de nuestra responsabilidad. 

La parte contraria nos habla de falta de responsabilidad y no saber obtener los frutos deseados por plantar en una tierra hostil que no hemos arado, ni alimentado, regado, nutrido esta tierra, sólo abonando la especulación y así no hay quien recoja abundancia. 

 

Sectores activados para cada signo en esta Lunación:

Aries. El sector de Eros y Tanatos, la Lunación está muy activa para ti en esos niveles de transformación interior. Invierte en ti, apasiónate, ama, siéntete cómodo con el placer de los sentidos pero no dejes de lado la trascendencia, te dará importantes pistas. Dime cómo utilizas tu energía y te diré quién eres.

Tauro. Sector de la Casa VII, pareja y sociedad. Si te falta alguna cosa, puedes pedírsela a tu pareja, pero no te olvides de bucear en tu interior, porque las claves están dentro de ti. Tampoco aparques la compañía de tu “otro Yo”, va a reclamar más presencia y no se trata de ceder, sino de ofrecer.

Géminis. Sector del Servicio y la salud, Casa VI, lo que te sugiere claramente que les facilites las cosas a la gente que te rodea, hacer favores está dentro de esta línea, pro no te olvides de empezar por ti mismo, o sea por cuidarte más, y aplicar las excelentes consignas que le das a todos los que suelen escucharte.

Cáncer. Cuando tienes activada la Casa V, tienes el factor suerte en primer plano, o sea que si tienes hijos, éstos te pueden dar una sorpresa, pero también piensa en lo que a ti más te gusta,  no sólo en estar disponible para otros. Crear es la clave, se trate de pintar, escribir, pasear, o cocinar, instruirte para sentirte más lleno de vida y satisfecho con tus perspectivas. Lee a fondo lo que te aporta la lunación y comprenderás.

Leo. Sector IV. Familia, emociones, intimidad, tus raíces, tu infancia y tu hogar. El Fuego de tu signo y el Agua de esta Lunación tienen que aliarse para generar bellas experiencias que puedes compartir con tus más íntimos. Valorar lo que tienes, el amor de tu familia, todo lo que te lleva a replantearte situaciones pasadas y superarlas se activa durante esta Lunación.

Virgo. Sector III. Expresa lo que piensas, puedes ayudar a otros a conocerte mejor y de paso a ayudarles también. La comunicación, las ideas, los desplazamientos más internos que externos van a estar activos durante este periodo de frecuentes preguntas y reflexiones.

Libra. Sector II, tus valores, tus bienes, materiales, emocionales, lo que te hace sentirte seguro ante la vida. Todo ello en un signo tan profundo como Escorpio puede dejarte en un mar de dudas, ¿más, dirás?, pero también muchas soluciones si te metes en ese proceso de búsqueda interior y rescatas de ahí lo mejor de ti mismo.

Escorpio. Sector I y protagonista de la Lunación, tal y como lo hemos apuntado en el análisis de la Lunación. Estás en tu momento y lo primero es felicitarte por haber escogido un signo tan complejo y apasionante, que no deja indiferente a nadie. Siéntete importante, te lo mereces. Proyecta objetivos, enfoca y ves a por ellos.

Sagitario. Sector XII. Estás de liquidación total, así que a lo que tienes que lanzarte es a todo lo que ya no puede coexistir en tu universo y sacártelo de encima, lastres de todas clases, que no van a ayudarte a construir ese nuevo mundo en el que ya estás comprometido. Haz lista de lo que tienes que tirar y empieza ya, solo tienes 28 días. Empieza la cuenta atrás.

Capricornio. Sector XI. Amigos y proyectos. Algunos objetivos nuevos están tentándote desde hace tiempo, la dispersión no es lo tuyo pero estás cambiando a marchas forzadas, Plutón en tu signo lleva la batuta y durante esta Lunación pueden proponerte planes que pueden parecerte realmente fantásticos. Rodéate de gente que te conoce y sabe que en estos momentos necesitas apoyo incondicional.

Acuario. Sector X. Las ideas de cambio van a producirte varios efectos, remodelar lo que tienes o cambiar completamente de estrategia. La profesión, el padre, la necesidad de volcarte hacia un todo mayor están muy activos durante esta Lunación que no va a dejar estructura caduca en pie de aquí a muy poco tiempo. Que no te pille absorto en la contemplación de las nubes, ahora toca acción.

Piscis. Sector IX. Ves donde quieras porque ahí donde estés te sentirás como en casa. Este podría ser el guión de esta Lunación respecto al sector de los grandes cambios, viajes, experiencias que te llevan más allá de los límites cotidianos de acción. Es una lunación que te favorece, es de Agua y te mueves bien en ese elemento, aunque las aguas de Escorpio son a veces tenebrosas cuando hay mar de fondo. Atiende lo que se puede mejorar en tu mundo familiar, sentimental, en tus relaciones humanas, porque vas a llegar a conclusiones que te sorprenderán.

 

Para leer otro enfoque de la lunación y las influencias angélicas consultad el blog de Soleika Llop y el blog de Tristán LLop.

Influencia de la lunación para todos los signos

Escriba un comentario