Análisis e interpretación de sueños | Red Milenaria

Análisis e interpretación de sueños

La interpretación de los sueños

El sueño es una función vital; sin vida onírica no sobrevivimos. ¿Para que sirven los sueños? ¿De dónde vienen? ¿Tienen un sentido? ¿Qué significan? Interpretando los sueños descubrimos quiénes somos detrás del velo de Morfeo.

Los psicoanalistas modernos no fueron los primeros en formularse estas preguntas. En Babilonia, en el Antiguo Egipto, en Israel, en Persia, en la India, en China, en Japón ya se lo planteaban, mucho antes de la aparición de la escritura. Y también se conocían los efectos terapéuticos de la interpretación de los sueños. De este modo, el hombre antiguo daba y encontraba un sentido a sus sueños utilizando el lenguaje de los signos, de los símbolos, de los mitos y de las creencias. Los terapeutas del sueño en el Antiguo Egipto elaboraron un verdadero código moral o deontológico para la práctica de esa disciplina muy similar al sistema elaborado por nuestros psicoanalistas actuales. 

Los neurólogos afirman que la función del sueño resulta de nuestra actividad cerebral y orgánica. Los psicoanalistas freudianos ven en ella efectos compensatorios y fantasmas producidos por la libido, entendido  como energía de los instintos y de las tendencias que constituyen el fondo de la personalidad. Los psicoanalistas jungianos explican que nuestros sueños son portadores de mensajes simbólicos, cuya interpretación es un buen medio para conocernos a nosotros mismos, para orientarnos cuando tenemos problemas, o cuando atravesamos momentos de confusión. 

Cada especialista tiene su forma de interpretar, pero todos coinciden en que los sueños son mecanismos de respuestas de nuestro inconsciente, son nuestra “verdad”, servida en un lenguaje simbólico y su  interpretación favorece la toma de conciencia de muchos de nuestros procesos emocionales y mentales.

Para un buen análisis onírico hay que tener en cuenta ciertos factores que el terapeuta deberá analizar. El método más sencillo consiste en redactar un diario y al despertarse apuntar todos los detalles del sueño. No se trata de cuestionar si aquello es o no creíble, simplemente apunta, escribe y me mandas tu sueño, tu enigma, yo trataré de darte la mejor interpretación.

   Presencial   Online