La Nueva Luna de Sagitario (Noviembre 2014)

La Nueva Sagitario cae el día 22 de noviembre a las 12:33 hora solar, 00º07 de este signo.

 

Las fuerzas activadas este mes son las siguientes:

  • La del ángel Vehuel (49), que rige por domicilio de 0 a 5 de Sagitario.
  • La del ángel Nith-Haiah (25), que rige por rotación de 0 a 1 de Sagitario.

 

El grado planetario en el que se manifiesta esta conjunción es un grado Kether.

 

Planetas en el cielo de esta lunación:

  • Mercurio a 21º05 de Escorpio
  • Venus a 07º08 de Sagitario
  • Marte a 20º21 de Capricornio
  • Júpiter a 22º11 de Leo
  • Saturno a 26º25 de Escorpio
  • Urano retrógrado a 12º55 de Aries
  • Neptuno a 4º48 de Piscis
  • Plutón a 11º53 de Capricornio
  • Nodos a 17º01 de Aries y Libra
  • Quirón a 13º05 de Piscis
  • Lilith a 29º23 de Leo

 

Los aspectos más relevantes son:

  • Conjunción Sol-Luna
  • Conjunción Venus con Luna y Sol
  • Sextil de Marte con Mercurio
  • Cuadratura Júpiter-Mercurio
  • Cuadratura Júpiter-Saturno
  • Cuadratura Urano-Marte
  • Cuadratura Plutón-Urano
  • Cuadraturas Neptuno con Sol-Luna y venus
  • Sesquicuadraturas de Urano con Sol y Luna
  • Lilith cuadra con Sol-Luna-Mercurio y Saturno
  • Nodos cuadran con Marte y Plutón

 

 

Una nueva Luna de Fuego que nos lleva directamente a la aventura, a un viaje representado por este signo y que nos abre las puertas de la renovación, porque las Lunas de Sagitario nos proponen hacer maletas y promover cambios en la manera de gestionar nuestras vidas y energías. Sagitario es un signo regido por Júpiter, supremo dios del Olimpo y su esencia y su fuerza expansiva nos permite elevarnos por encima de las vicisitudes. Esta debería ser una Luna de las grandes posibilidades que ni siquiera la ristra de fuertes  aspectos planetarios que la acompañan deberían impedírnoslas. Tengamos el espíritu abierto, resuelto a superar los escollos. Apasionémonos y pongámosle buena cara al tiempo para que pase lo que pase, la fuerza nos acompañe.

Esta Lunación activa el primer decanato de Sagitario, en grado Kether, lo que le va como anillo al dedo al arquero Sagitario despuntando el primer grado de este signo, que aunque en decanato de recapitulación, nos permite ser valientes y artífices de esos cambios que claman por sacarnos de la franja de comodidad.

 

Kabaleb decía respecto a este decanato que

en él se elaboran los trabajos de recapitulación correspondientes a Aries y si la nota-clave de Aries es Voluntad; la de Sagitario es Inteligencia Trascendente. Las dos notas unidas darán una extraordinaria voluntad al servicio de la exteriorización de la inteligencia divina, con la necesidad de ponerse al servicio de su Yo superior y exteriorizarlo a la sociedad. Esa tarea exigirá una mano dura. Al ser Marte el regente de este decanato, el rigor de la ley de la necesidad estarán presentes, por lo que es un Decanato de grandes trabajos y no deja disfrutar demasiado. Su afán de iniciar, de ordenar y de transformar lleva a liquidar asuntos y a promover el renacimiento como fuerza iniciadora.

 

Así asistiremos a una lunación en constante movimiento, de batallas ganadas o perdidas, abandonadas, superadas, para abrir nuevos frentes. Será como vivir un curso acelerado que nos dejará poco tiempo libre. La impresión de no disponer de horas para hacer todo lo que deseamos ya es una constante, pero se agudizará en esta etapa. Los buenos aspectos articularán felizmente las situaciones; pero los aspectos disonantes, como es el caso y son numerosos, darán mensajes arbitrarios o con excesivo rigor y provocarán circunstancias conflictivas, dramáticas, cuando éstos procedan de Saturno, Marte y Mercurio, o con demasiada permisividad cuando procedan de Urano, Júpiter o Venus.

 

Aunque Sagitario se encuentra bajo el gobierno de Júpiter, que exalta optimismo y bondad, su rigor, aunque nunca es excesivo, puede resultar menos llevadero para quienes ya no están demasiado finos y lo que para unos puede suponer una banalidad, para otros será una barbaridad, porque la susceptibilidad estará a flor de piel.

 

La principal enseñanza que deberíamos asimilar durante esta lunación es que la voluntad como motor de todas las cosas es la semilla que propicia nuestras creaciones; y que de nuestra bondad transformada en acciones depende el avance social. Es con el ejemplo que aprendemos y demostramos que el esfuerzo conduce siempre a un éxito material.

 

Los que ideen un plan, inicien un contrato de trabajo, una relación, unas propuestas de futuro puede beneficiarse de las influencias planetarias y del grado donde se impulsa la lunación.

 

Al ser un grado Kether, Kabaleb nos dice que

se trata de una Voluntad de Conocimiento y se manifiesta como una sed de comprender las leyes que rigen el universo. La Voluntad se convierte pues en fuerza de Intervención presta para actuar a niveles inferiores. Para poder intervenir útilmente es preciso conocer antes la naturaleza del problema a solucionar. La Recapitulación de los Trabajos de Aries se realizará en este punto a marchas forzadas, quemando etapas para ponerse al día.

 

 

El Sol y la Luna en conjunción en ese punto zodiacal y bajo la influencia de Vehuel en su domicilio nos insta a comprender la Grandeza con la que podemos hacer las cosas. Proyectar nuestros deseos de transformación  para que sepamos dar lo mejor al colectivo. En este punto Vehuel se encarga de aprovisionarnos de mucho carburante sabiduría, que es el que nos ayuda a equilibrar el Fuego y el Agua, dos tendencias internas que suelen estar enfrentadas. Hay en este Principado, que surge de las alforjas de Netzah en Etz Hayim o Árbol de la Vida, un manantial de amor que brota directamente de la Fuente de Hochmah, de los Querubines y pasa por Hesed donde las Dominaciones tienen su sede. Vehuel actúa en el Mundo de Formación de la realidad, o sea que si a lo largo de esta lunación utilizamos este carburante amoroso, nuestras acciones plagadas de sabiduría y equilibrio darán óptimos resultados, y como sabemos que el amor sana todo lo que toca, repara y adorna; las semillas plantadas en esta lunación marcarán un antes y un después en nuestra vida. Recordemos que el signo de Sagitario es el que enlaza el cielo y la tierra, por lo que la comunicación espiritual debería plasmarse con más facilidad e iluminar  un comportamiento ético y responsable a todos los niveles.

 

Nith-Haiah es el genio emocional de esta lunación y su esencia es la de la Sabiduría y al manifestarse este Genio en 4ª Ronda de sus escenarios de actuación, esa sabiduría ha de ser llevada a la tierra. Si nos atenemos a su programa, se trata de aplicar nuestras luces, ser capaces de utilizar el extra de carburante de las distintas cuadraturas para sacarnos de encima los lastres que la personalidad profana arrastra provocando no pocos bloqueos. Como vemos, los Genios de esta lunación coinciden en sus programas.

 

 

Aspectos

 

La Conjunción de Venus con Luna y Sol debe impregnar nuestros sentidos de dulces propósitos, de posibilidades de reconciliación basados en la energía del corazón. Podemos echar chispas y la pasión amorosa puede ser la bella nota que nos lleve a superar tristezas emocionales.

 

El Sextil de Marte con Mercurio genera algunas oportunidades para que la razón y la emoción se entiendan, para que el diálogo constructivo sea factible. Es el poder de la palabra eficaz y constructiva.

 

La Cuadratura Júpiter-Mercurio genera distorsiones, provoca situaciones de inestabilidad, poder y palabra. Alerta con las promesas de quien expone y sabe que no va a poder cumplir. Es el quiero y no puedo y las interminables  justificaciones. Cuidado con la toma de decisiones que no respeta los tiempos, cuando es el deseo quien manda y la Cuadratura Júpiter-Saturno tiene que intervenir para rectificar. La lucha entre el poder legislativo y el poder ejecutivo está en jaque y los egos inferiores pueden dar guerra. Hay que evitar que la crispación siga radicalizando posturas.

 

Con la cuadratura Urano-Marte que le dará fuelle a la Cuadratura Plutón-Urano, puede hacer que la tensión llegue al máximo entre los poderes encumbrados y que desde la atalaya de sus pedestales los poderosos bajen en picado. Alerta con los conflictos que se descontrolan. Hay que evitar a toda costa que las rupturas sean aparatosas y sin capacidad de reacción y reconciliación. Poner Luz y mucho amor a las circunstancias puede ser la solución.

 

Las Cuadraturas Neptuno con Sol-Luna y venus pueden hacer estragos en situaciones de descontrol. Neptuno que está en el signo de Piscis, que representa la humanidad; Sol-Luna-venus en Sagitario, signo de los grandes cambios, el extranjero, la judicatura, la medicina, entre otras cosas, pide a gritos que se sanen posturas y estructuras; que se tomen decisiones coherentes y benéficas para proteger los más desprotegido. Las emociones también encajarán lo suyo a menos que optemos por la comprensión y el amor en todas sus manifestaciones.

 

Las Sesquicuadraturas de Urano con Sol y Luna revelan hechos que afectan nuestra moral, que elevan el tono de las quejas por asuntos de corrupción; nos toca poner las cosas en claro, es un aspecto planetario que toca tierra y que por lo tanto exige que seamos responsables de nuestros actos y lo cierto es que nos vamos a encontrar con el resultado de nuestras bondades y con las consecuencias de nuestros fallos.

 

Lilith cuadratura con Sol-Luna-Mercurio y Saturno, poniendo en jaque todo lo que se ha tapado, lo que se ha frustrado. Puede haber quien hable sin tapujos, que el síndrome de Turet afecte a muchos que no podrán callar por más tiempo lo que llevan ocultando.

 

Tendiendo en cuenta de que los Nodos cuadran con Marte y Plutón, dice Soleika en su estudio pormenorizado de los Nodos que cuando tocan un planeta como Marte activan un plus de violencia, de agresividad, de dureza e intransigencia. Así que podemos tener los pleitos abonando el ambiente y con la fuerza de Plutón por medio, la necesidad de limpiar a lo bestia puede manifestarse de forma muy contundente. Los excesos de impulsividad pueden generar situaciones de difícil control. Pero como decía a menudo Kabaleb, la fuerza de la cuadratura es la que lleva el héroe pegado a los talones. Sin ella no podemos enfrentarnos a la vida y cuando no conseguimos dominar esas fuerzas, es cuando vivimos la crisis. Aprovechar nuestros mejores recursos para desterrar tendencias opresivas y manipuladoras puede ser lo más eficaz y lo que nos permita evolucionar de una vez por todas.

 

 

Esta Nueva Luna activa para cada signo:

Aries, sector IX, viajes, cambios, de todo lo que está más allá, el extranjero. Una lunación que te viene bien, que te lleva al descubrimiento de nuevas fórmulas, de nuevas perspectivas en las que puedas desarrollar tu potencial.

 

Tauro, sector III, eros y tanatos, lo secreto, lo velado, lo oculto de tu personalidad debe salir a la luz. Si hay un momento en que puedes manifestar la dualidad es durante esta lunación. El amor y el sexo, la fusión con el otro es la parte del programa que se activa también. La posibilidad de conectar con otras dimensiones, de comprender la importancia del intercambio, de no estancarse en historias del pasado y de mirar más al fondo que en la superficie para remover conceptos anclados en tu memoria y en tu corazón.

 

Géminis, sector VII. Se refiere a las relaciones de pareja y las relaciones sociales; Es el sector que te permite saber un poco más de ti. Todo se mueve durante esta lunación para que sepas lo que deseas y lo que no; lo que te aporta la pareja o lo que desearías obtener. Es la mejor lunación si quieres promover el diálogo y las asociaciones. Vas a replantearte muchas cosas y todas te llevarán hacia un estado más trascendente de tu personalidad siempre y cuando aceptes el reto.

 

Cáncer, sector VI, salud y servicio. Cuando este sector se activa por el tránsito de la Luna y el Sol, la vida te ofrece la posibilidad de comprender mejor ciertas experiencias. Te conecta con tus necesidades, qué es lo importante para ti, en qué puntos estás de tu evolución. El Fuego de la Lunación te permite liberarte de los bloqueos, de cuerpo y alma. También es la etapa en que el servicio está muy activo, pero a ti te cuesta poco ayudar. Pero recuerda que la tarea del buen samaritano empieza por uno mismo.

 

Leo, se activa la casa V, la de los hijos, las obras, las creaciones, el amor, la abundancia y los regalos. Una lunación en la que puedes ganar el primer  premio, no solo de la lotería, sino de tu propia existencia. Sentirte bien,  culminas objetivos, la suerte te acompaña y que eres un canal de fluido amoroso que te lleva a sanar heridas del pasado y experimentar la mejor versión de ti mism@.

 

Virgo, Sector IV, las raíces, la familia, la cuna de las emociones, los ancestros, el hogar. Es el momento de hacer cambios en tu hogar, de darle más valor a los momentos íntimos y familiares; tener esos detalles entrañables con los seres queridos y si tienes la suerte de tener a tu madre cerca, acércate a ella o conéctate con la madre naturaleza, sacas de ella lo mejor, es justo que la recompenses.

 

Libra, sector III, comunicación, ideas, expresión de tu pensamiento, los hermanos y hermanas de sangre o de unión. Tienen que oírte, manifiéstate, cuenta lo que sabes, lo que piensas, lo que sientes. Relacionarte con la gente puede llevarte a constatar lo mucho que te quieren. Compartir puede darte enormes satisfacciones, es ahora cuando debes demostrar lo mucho que vales.

 

Escorpio, sector II, valores, seguridad, posesiones, dinero, felicidad. Disfruta de la vida, es la mejor de las consignas para esta lunación, dejando atrás situaciones del pasado y viendo que la vida es un cúmulo de buenas oportunidades. Piensa en lo que tienes, en tu suerte, en lo que has conseguido y supera tus miedos, te toca ser feliz aquí y ahora. Espérate que te lluevan los regalos, te los mereces.

 

Sagitario, cumples año solar y tienes que sacar adelante tus mejores iniciativas, revestir tus mejores galas, hacer acopio de toda esa simpatía y sabiduría que posees y creerte que puedes, que sabes y que te superas. Celebra tu vida como se merece y planta un objetivo a corto plazo, que puedas realizar dentro de esta lunación y otro a largo plazo. Síguelos, aliméntalos, ilusiónate y la cosecha será abundante. 

 

Capricornio, Casa XII, final de una etapa, balance del año, mira atrás para ver lo que ha sido tu año, medita, analiza, valora y aprende. Esas consignas han de llevarte a ver lo que puedes proyectar en el futuro y lo que ya no deseas volver a sentir y vivir. Es el momento más delicado del año, pero también el que te ayuda a saber dónde estás y lo que eres capaz.

 

Acuario, Casa XI, un sector que es afín a tu signo, que te permite proyectar, ver dónde estás, sentirte arropado, conectar con quien realmente te importa. Tal vez reanudar antiguas amistades, volver a entablar diálogos con quien estuvo alejado y contar con las personas que te ayuden a cristalizar tus proyectos. Es el mejor momento para diseñar tu futuro inmediato.


Piscis, sector X, el de la profesión y el padre, el físico y la proyección del Yo más trascendente. Se activa todo lo relacionado con las cosas que mejor haces. Es el momento de prodigarte, der “vender” tus cualidades para encontrar lo que buscas y para expresar tus habilidades y que estas te lleven a la cumbre. Dispones ahora de facilidades, aprovéchalas. Piensa en que puedes y tus deseos se realizarán. Acércate al padre, físico y al de tu yo interior que también clama para que lo tengas un poco más en cuenta.

 

 

 

Para leer otro enfoque de la lunación y las influencias angélicas, como siempre os recomiendo las reflexiones de esta Lunación de mi hermana en el blog de Soleika Llop y mi hermano en el blog de Tristán LLop

Influencia de la lunación para todos los signos

Escriba un comentario