Análisis en clave profunda del caos de la sanidad | Red Milenaria

Análisis en clave profunda del caos de la sanidad

La sanidad pública está en recesión, como mandan los cánones de un reajuste económico que según los poderes fácticos es absolutamente necesario. No sólo en España, país desde donde se escribe esta crónica, sino en la mayoría de países del mundo, una de las primeras partidas presupuestarias que se tocan es la de la sanidad. Pero que quede claro que podemos sentirnos afortunados, porque hay países que no pueden hablar de esos recortes porque simplemente no disponen de esta protección.

Se dice que la sanidad en nuestro país es la menos financiada de la UE-15 (el grupo de países de la Unión Europea que tienen un desarrollo económico similar a  nuestro país). Se justifican los recortes de gasto público sanitario con el argumento de la hipertrofia al que está sometido el sistema y que con una reducción lo podremos sanear. Pero lo cierto es que muchos analistas coinciden que por ejemplo en España se gasta en sanidad mucho menos de lo que se debería, a tenor de su nivel de riqueza. Dicen que en realidad, los recursos existen, pero se infrautilizan, las partidas de presupuestos no son coherentes, las previsiones no son reales, ni tienen en cuenta los factores de riesgo sobre los que incidir en mayor medida para que las personas más desprotegidas puedan beneficiarse de una atención en condiciones. 

Tampoco se destina dinero a hacer buenas campañas de prevención, que tendrían que ir más allá de los programas de vacunación. Desde el poder neoliberalista se insiste en que la sanidad debe depurarse, y todo ello está  afectando y mucho la calidad de la atención pública, lo que significa un claro beneficio para la sanidad privada, y es en definitiva lo que se pretende conseguir, tal es el modelo de los EE.UU.

Este simple y escueto análisis de lo que está ocurriendo en la mayor parte de los países llamados del primer mundo puede tener una lectura más profunda, siempre y cuando queramos ir más allá de Mátrix. 

La necesidad de tener un buen modelo sanitario es indiscutible. Hay personas que lo necesitan, a las que les urge, personas recién operadas a las que se  manda a casa con un catéter colgando, o que esperan 8 horas en un pasillo de hospital para que la ambulancia las lleve a casa a las 48h de una operación a corazón abierto, o en el peor de los casos, se les veta en la entrada en un hospital alegando overbooking y acaban muriendo en la puerta de las dependencias médicas. Estas son algunas de las situaciones intolerables que se están dando actualmente.

Pero hay otra manera de enfocar las cosas, otros factores a tener en cuenta,  ¿qué podemos extraer en clave positiva de todo este caos?

Para mi está claro: ¡ni se nos ocurra enfermar! 

Kabaleb comentaba en alguna ocasión que tener un número sanitario equivalía a contraer una deuda con la Seguridad Social, o sea a tener “carnet” para ponerse enfermo. Sus palabras sonarán sarcásticas para quienes no quieran ver en ello una profunda coherencia, y es que el sistema está muy mal montado. Nos hablan siempre de enfermedad, más que de salud. No hay prevención eficaz, no se nos explica claramente que hay muchos factores que deterioran nuestro bienestar y que hay que descubrirlos, mecanismos muy relacionados con nuestra economía de vida, con nuestra actitud, con nuestra conciencia.. 

Sería mucho más útil darnos una tarjeta con un número de buena salud, con el objetivo de ganar prestaciones para quién se cuide mejor y descontar “puntos” para quien no lo haga, porque somos responsables de muchos de los desbarajustes que padecemos. Y no se trata de una utopía, algo imposible dentro de la organización en la que estamos metidos, solo se trata de cambiar de enfoque y que muchos dejen de enriquecerse, de sacar provecho de la enfermedad.   

 

En clave astrológica

Con la entrada de Neptuno en Piscis, que nos lleva a trabajar las emociones, a sanar experiencias del pasado, a poner luz en nuestros corazones, a ver claro qué tenemos que cambiar, proponiéndonos hacer un zafarrancho de limpieza para dejar nuestros canales de percepción y nuestro abismos internos como los chorros del oro, no va a haber tregua.  Con la presencia de Urano en Aries, que nos insta a revolucionarnos, a cambiar formas caducas de hacer, a renovar el proceso creativo, a salir de las normas establecidas y atrevernos con lo que no hemos sido capaces de abordar; y la energía de Plutón en Capricornio, redimensionando nuestro presente, desestabilizando las estructuras para que lo que construyamos sea fruto de la coherencia, está claro que vamos a reaccionar, y es cuando tenemos que aprovechar para regenerar nuestros organismo y sacudirnos de encima los bloqueos y las patologías que nos atenazan. 

Se trata de hacernos cargo de nosotros mismos, porque los “otros”, las instituciones no están por la labor, no quieren cuidarnos y nos tenemos que espabilar solos. Esta es, en mi opinión, también una manera de leer o concebir este caos.

Si entendemos en profundidad lo que está ocurriendo dejaremos de quejarnos, -lo que no quita que nos defendamos de las agresiones, es lícito luchar y solidarizarse con los menos afortunados que padecen las deficiencias de un sistema que no sabe o no consigue atenderlos. Se trata de centrarnos en la tarea de construcción de un nuevo orden sanitario. No se trata de depender de una sanidad pública o privada, sino de una sanidad personal, de la conciencia de una sanidad íntegra y de reclamar el derecho de estar sanos partiendo de nuestro compromiso interior. Nos acordamos de nuestra energía-salud cuando la hemos perdido de vista.

 

La Cábala y la salud

La filosofía cabalística nos habla de la salud integral expresándola con el término de Beriyout, palabra que gracias  a la composición de sus letras-fuerza, (beriya es creación, bara crear, Génesis, 1), refleja un principio de solidez que impregna en esencia, nuestras vidas de esa energía de salud. Somos salud, no somos enfermedad, (es cierto que hay personas que nacen con deficiencias, pero el objetivo de este artículo no contempla explicar ahora esta cuestión). 

Dicen los cabalistas que hay que orientar los Kavanots, o sea los pensamientos, para llenarlos de luz y amor, porque de ello depende desarrollar una buena ratsone, lo que se define como el deseo de una voluntad de vivir, de renovarse para generar optimismo, actitud que nos permite alcanzar la felicidad ante cualquier experiencia. El planteamiento cabalístico es el de llevarnos a la comprensión de todo este proceso que nos hace entender que la ausencia de salud es una pérdida de luz, de Hasimba, o sea de alegría. Si nuestras células no tienen alegría-vida-pensamientos positivos, acaban enfermando. Para la Cábala la tristeza equivale al exilio de la presencia divina. Esta presencia de lo divino es lo que libera las chispas de luz en nuestro interior y las hace bailar y ese baile, esa luz que vibra es salud. 

Cuando el cuerpo enferma es porque la tristeza ha penetrado y está consumiendo las reservas de Hasimba, (alegría), y eso nos lleva a la pérdida de la Ratsone, (deseo de vivir). 

Cuando bajamos la guardia, cuando debilitamos nuestro sistema inmunológico con una profunda tristeza, llamémosla depresión en cualquier de sus manifestaciones, perdemos la energía vital, el organismo se rinde y busca ayuda. Por regla general lo hace con métodos externos. Éstos métodos alopáticos pueden ayudarle, claro está, pero de lo que se trata es de ocuparnos personalmente de recuperar la salud integral mediante un trabajo interior. Sanar solo el efecto no basta, hay que sanar la causa y eso no lo puede hacer nadie por nosotros. Se trata de un compromiso con la vida. Está claro que de momento no somos capaces de solucionar todos nuestros problemas, para esto también están las ayudas de los especialistas en medicina, confiamos en ellos, pero debemos restablecer el contacto con nuestras funciones interiores y aprender a no depender de otros para que nos resuelvan las cosas desde fuera. 

Los estamentos sanitarios no nos van a decir: “mira mejor cuenta contigo sin esperar nada de mi porque que no tengo presupuesto ni capacidad para resolver tus problemas”, pero en realidad este es, para mi, parte del mensaje. Si la Administración no nos quiere, no nos puede soportar, será que tenemos que espabilarnos, responsabilizarnos de nuestra salud, prescindiendo de tanta dependencia de sus servicios. 

Y, ¿cómo hacerlo?, pues blindándonos contra los ataques de todo aquello que va a debilitar nuestro sistema de defensas, en lo físico, emotivo y mental, impidiendo la entrada de virus apocalípticos, de noticias que desunen, que generan miedo, que van en contra de la alegría, de la ilusión de vivir, sabemos que hay quien enferma de falta de vida. Se trata de mantener muy alta la vibración de nuestros cuerpos energéticos para que nada pueda alterarnos. 

Hay diversos métodos de hacerlo, sobre todo cuando en la debilidad trata de vencer nuestras resistencias. Hay que llevar todas nuestras tendencias en grupo, levantar barricadas, piquetes reivindicativos que dejarán muy clara nuestra nueva postura: “de la salud, no nos moverán”. Se trata de hablar con nuestro pueblo celular, como diría mi hermana Soleika en sus terapias de Alquimia Genética, reparar lo que está perturbado, comprometerse de verdad con nuestra condición humana. Pero hay un remedio de urgencia que nunca falla, se trata de insuflar a nuestras vidas dosis extras de AMOR. 

No hay patología que al final se resista a sesiones intensivas de luz-amor-terapia, y es que el amor, como decía Kabaleb, es el botiquín del universo.

Con el caos sanitario nos enseñan de forma subliminal el camino: sánate y no esperes a que sane por ti lo que tú debes sanar por ti mismo. 

Comentarios

  • Alt
    Mar, 28/02/2012 - 06:56 responder

    Me ha encantado, ilustrado tu escrito muy de acuerdo con lo que planteas y me ha inspirado lo que sigue.
    Todo o nada sin contemplar tal vez que entre un extremo y el otro existe un espacio. Hemos pasado de unos estados paternalistas que a través de sus organismos se han hecho excesivamente cargo de asuntos propios y particulares, como si de una madre invasora y demasiado protectora se tratara, a dar un empujoncito dejar fuera del sistema y decir hasta aquí hemos llegado y cerrar la puerta de casa.
    Nuestros mayores se les medica para todo (siete u ocho pastillas para prevenir..) sometidas a mil y una costosas pruebas sin un fundamento razonable, solo para descartar. Un estado del bienestar que ha sido un estado en pro de la vagancia donde se premiaba con un sueldo a quienes estaban en casa en vez de fomentar aquellos que buscaban empleo querían emprender. ¿Qué ha sucedido? como no ha habido necesidad no se ha movilizado el impulso y la voluntad para buscar, emprender, crear, inventar nuevas formas... se ha detenido la evolución y hemos involucionado, la economía nos demuestra día tras día que está ocurriendo estamos recogiendo lo que se sembró o mejor dicho lo que no se sembró, hijos que regresan a casa de sus padres, la juventud mejor preparada académicamente hablando y sin opción de acceder a un puesto de trabajo, tener que salir del país para encontrar un presente para construir su futuro…
    Hace unos tres año tuve un pequeños accidente domestico y fui al CAP (Centro de Asistencia Primaria) me atendió un médico con acento sudamericano, me encanto su visita y me recordó como lo hacían los médicos antaño, sin tantos medios y apoyados en una sabiduría ancestral más que en la ciencia observaban los signos externos. Cara, ojos color de la piel, nos hacían sacar la lengua, escuchaban los síntomas, cuáles eran las molestias y que estado de ánimo nos provocaba. Tal vez ni la extrema protección medicalización ni el desamparo.Quizás encontremos el punto medio y lo que para mi es fundamental y sentir el calor humano cuando una persona está pasando por una dificultad sea de la índole que sea.
    Animar tal como dices Milena a llenar nuestra cartilla de buenos hábitos, saludables, emociones abiertas, expresarlas sin temor a juicio, sacudir los miedos y atrevernos a vivir plena y amorosamente, contribuirán a llenar nuestras reservas de alegría y salud.
    Y cuando sea necesaria una intervención, medicación serán realmente efectivas ya que nuestro organismo no estará lleno de química, medicamentos. Los remedios naturales, la naturaleza nos brinda a cada paso la solución a nuestras molestias sentirse en contacto con la naturaleza externa e interna, moverse, tener objetivos y voluntad para llegar a ellos nos hará sentir vivos y con ganas de limpiar, depurar y soltar lastre.
    Abrazos, Hahavah, Salud, Felicidad y a vivir la vida que para eso estamos aquí!
    Gràcias Milena.

    • Alt
      Mar, 28/02/2012 - 08:10 responder

      Magistral Anna M., absolutamente genial tu escrito, y cuánta razón tienes!! no se puede decir mejor!

      Moltíssimes gràcies a tu estimada!

  • Alt
    Mar, 28/02/2012 - 12:05 responder

    Genial, magistral, ni en el País se leen artículos de esta calidad, más quisieran tener a una colaboradora de lujo como tú, Milena for President...otro gallo nos cantaría. Creo que es de lo mejor que has escrito hasta ahora, y siento repetirme más que el ajo, porque eso ya te lo he dicho en otras ocasiones, pero es que te superas día a día. Comparto plenamente el sabio comentario de Anna, aupa las almas MILENArias que están ayudando a este planeta a dar el salto hacia esa nueva tierra de leche y miel de la que nos habla el Apocalipsis, es decr hacia esa nueva realidad en la que seremos nuestros propios terapeutas y en la que nadie cederá su "mando a distancia" para que le enchufen un "programa" que no desea ver. Me quito el "chapo", manita. Con mucho amor, Soleika

  • Alt
    Mar, 28/02/2012 - 14:35 responder

    Siento repetirme, pero la primera palabra que me ha venido a la cabeza cuando he acabado de leerlo ha sido esta...y estoy acostumbrada a leer tus artículos y siempre me gustan...pero este tiene algo que se sale...
    sumamente esclarecedor,y siento que en verdad es así, varias pruebas he tenído ya en las que he comprobado cuan cierto es lo que dices.
    Espero seguir avanzando en este camino de la vida, acompañada de seres tan lumínicos como sois todos los Llop.
    un abrazo.

    • Alt
      Mar, 28/02/2012 - 14:38 responder

      Mi querida Anónima!

      Muchas gracias por tus hermosas palabras que me alientan a seguir divulgando, en la medida de mis posibilidades, a quien tiene la generosidad de leernos. Un gran abrazo de Luz.

  • Alt
    Mar, 28/02/2012 - 22:13 responder

    Hola Milena, hacia mucho que no comentaba ningún escrito tuyo pero no puedo resistirme. Hace un par de años que os descubrí, tanto a ti como a tus hermanos y la verdad es que me habéis enseñado muchísimo, ante todo a vivir... Veras, no se si esto que te contare lo vi en un escrito de vosotras o de tu hermano Tristan pero lo que recuerdo es que comentaba que vaciáramos las agendas de personas que no teníamos ganas de ver..algo así, yo recuerdo que por ese entonces no estaba trabajando ni cobrando ninguna prestación, donde vivo si no tienes ingresos de ese tipo tienes que ir a la asistenta social a que te den la cartilla de beneficencia, yo pensé... beneficencia??? yo??? porque??? me niego!!!; si quito de la agenda gente que no tengo ganas de ver quito de la cartera una cartilla que no quiero usar... y lo cierto es que a día de hoy ni me he resfriado.
    Me encanta tu forma de escribir, me encantan las cosas que escribe tu hermana y de tu hermano ya ni hablar...;-) Sois una familia increíblemente especial.
    Un besazo guapetona.
    Lurdes.

    • Alt
      Mar, 28/02/2012 - 22:33 responder

      Hola Lourdes!

      Si que hace días que no te saludaba!. Muchísimas gracias por tus hermosas palabras que nos alientan a seguir escribiendo y difundiendo la Obra en la cual nos criamos los hermanos, una obra de gran trascendencia ya que nos permite día a día encontrarle más sentido a la vida. Siempre les doy las gracias a mis Padres por ello. Pero nada de esto pasaría si personas como tú no estuviérais aquí para darnos vuestra generosidad. Lo que me comentas es de Tristán, seguro, es de su estilo, y todo lo que nos dice, funciona maravillosamente bien. Nunca puedo estar en sus charlas online ya que doy clase a esa hora, y mi hermana, pues para que decir más, si es que tiene una sabiduría!!! Sí, barro para casa, pero es que tengo mucha suerte de tener la familia que tengo. Me alegra muchísimo saber que no te rendiste, que no te creíste la película aparente y que te sabes merecedora de la abundancia del universo en cualquiera de sus manifestaciones. Eres una prueba viviente de que somos lo que creamos. Gracias infinitas por compartirlo con todos nosotros. Un enorme abrazo de Luz, Lurdes, ya sabes que tu nombre significa exactamente eso verdad?, LUZ

Escriba un comentario



categorías en Nube de etiquetas
Actualidad Acuario Adolescencia Agua Aire Aladiah Albert Rivera Alquimia Amor Aniversario Análisis de sueños Aries Astrocábala Astrología Astrología Cabalística Astrología para niños Atzilluth Binah Cambio Capricornio Carta Astral Casas astrológicas Chavakiah Ciencia Conciencia Corrupción crisis Cuento Cursos Cábala Cáncer diccionario de sueños Eclipse Ecología economía Educación Ego Superior Elecciones Emociones Equinoccio Equinoccio de Otoño Equinoccio de Primavera Equinoccios Escorpio Etz Hayim Filosofía Formación Fuego Física cuántica Gematría Genios Grados de Poder Géminis Génesis Hekamiah Hesed Hochmah Hod Hoguera Imamiah Infancia Interpretación de los sueños Jeliel Júpiter Kabaleb Kabbalah Kether La Nueva Luna Leo Letras Hebráicas Libra Luna Luna LLena Luna Nueva Luz Malkuth Marte Meditación Mercurio Mitología Más allá de los velos de Morfeo Naturaleza Navidad Nelkhael Neptuno Netzah Nueva Luna Numerología Numerología cabalística números Pablo Iglesias Pascua Pedro Sánchez Piscis Planetas Planetas Retrógrados Plenilunio Plutón Podemos Poder Política Poyel PP Psicología PSOE Quirón Rajoy Red Milenaria Relatos Ritual Sagitario Sanación San Juan Saturno Semana santa Sephirah Sephiroth Signos de Agua Signos Zodiacales Simbología Sol solsticio Solsticio de invierno Solsticio de verano Solsticios Sueños Talleres Taumaturgo Tauro Tertulias test Tierra Tiphereth Tradición Tránsitos planetarios Urano Venus Verano Vida Vida cotidiana Video Virgo Yesod Yetzirah Yod-He-Vav-He Zodíaco Ángeles Árbol Cabalístico Árbol de la Vida Árbol de la vida - Etz hayim