Tránsito de Urano en Tauro II: significado en los signos | Red Milenaria
Alt

¿Qué te propone Urano en Tauro?

Después de repasar las tendencias generales de Urano en tránsito por Tauro, descubre las consideraciones más personales, las que afectan tu signo zodiacal.

Aries.- Casa II. La influencia de Urano para un signo líder, vanguardista, individualista y que va por libre, puede suponer redefinir la relación con las posesiones, los valores y la forma de ganar prestigio y dinero. Si estás poco apegad@ a tu seguridad, a tus bienes, a tus posesiones, las ganas de obtener mejores ganancias y nadar en la abundancia va a salir a flote. Experimentarás cambios en estas áreas de tu vida y puedes conseguir lo que te propones transformando tus habilidades, creyendo de verdad que puedes alcanzar tus propósitos. El sentido de la generosidad ya lo llevas de serie, pero tal vez lo que busques sea que el dinero te aporte más libertad, esta es una buena motivación. Es probable que si has estado en la cuerda floja, con la cuenta en números rojos, ahora quieras romper ese vínculo con el pasado y cambiar de estatus, de mentalidad, para que tus valores sean el centro de atención, (¡no se trata solo de dinero!). Urano en este sector te ayudará a rodearte de personas influyentes, generará las circunstancias adecuadas para que esa protección providencial uraniana active mecanismos de salvaguarda y puedas reflotar tu economía, tu autoestima y tus posibilidades de acción más expansivas.

Tauro.- Casa I. Tú, que sueles tenerlo todo controlado, acomodado y tranquilo, y te cuesta horrores cambiar de hábitos, con Urano en tu signo, no va a quedar nada en pie cuando las circunstancias te “obliguen” a evolucionar. Prepárate, te vas a sorprender con la cantidad de propuestas que la vida te plantee, a menos que seas tú quien dirija el derribo y reconstrucción de tu personalidad. No esperes que te muevan la silla desde fuera, ¡es peor! Este tránsito de Urano va a suponer una reactivación de tu ingenio, de tu creatividad, el derrumbe de valores que se habían quedado anquilosados. Puede que tu existencia se convierta en un caos, se vuelva del revés, que no sepas cómo reprogramarte, pero tienes 7 largos años para aprender a hacer frente a las nuevas situaciones. Si hasta ahora te has resistido al cambio de identidad, viendo que las situaciones amenazaban tu estabilidad, que te proponían reinventarte, y tú ni caso, ahora es la definitiva. Habrá un antes y un después de este tránsito y seguro que vas a hacerlo bien, con renovadas energías y proyectando objetivos que te ilusionen.

Géminis.- Casa XII. Te enfrentas a cambios muy profundos que afectan el trasfondo de tu psique y que conciernen tus temores, tus miedos ancestrales. Urano te “invita” a hacer limpieza absoluta de todo lo que estabas guardado en el baúl de los recuerdos y no te tomabas nunca el tiempo de vaciar. El sector XII es un área desconcertante, karma y dharma, la unión con el Yo Superior y separación del yo profano. El pasado gravita con fuerza y con Urano pueden reaparecer personas de tu pasado con quien tal vez quedó algo pendiente. Es por ello que cuanta más revisión hagas de todo aquello que tu inconsciente dejó escapar, más penetrarás de forma sana y útil en el proceso de reconocimiento. Bucear en la profundidad del alma puede rescatar la luz, como también enfrentarte a las tinieblas. Cuando la vida te pide que pases cuentas, que revises tus patrones de comportamiento, no dejes escapar esa oportunidad de hacer borrón y cuenta nueva. Todo lo que está en el aire puede afectarte, que te vuelvas más sensible y susceptible. Ármate de paciencia, abre las puertas de tu mente y de tu corazón y encontrarás las respuestas a esas preguntas que han quedado pendientes. Urano resquebraja las fronteras de lo que se oculta y te descubre un esplendoroso porvenir si eres capaz de dinamitar las tendencias caducas de tu personalidad. Solo cabe dar las gracias a este incómodo pero apasionante tránsito ded Urano si no quieres que te suban el volumen; ¡piensa que te va a dejar como nuev@!

Cáncer.- Casa XI. Urano en el sector de los grandes descubrimientos abre puertas y ventanas, te ofrece cambios en la forma de salir, de entrar, de relacionarte, de proyectarte en el medio social. Ser parte de un grupo, buscar una nueva identidad mediante la fraternidad y emprender objetivos altruistas. Imprime la necesidad de cambiar de mentalidad, de adelantarte a tu tiempo, de formular tus deseos, de tener ideas más revolucionarias. Es posible que durante este tránsito te interesen cosas que antes ni siquiera habías contemplado; que descubras realidades que te conmueven y que te permiten llegar a otras latitudes mentales, y donde dijiste “nunca”, ahora pienses “es posible”. Vas a descubrir personas afines a tus gustos, sentir que la comunidad te arropa y estimularte con nuevas propuestas. Ya sabemos que Urano perturba para renovar, para que remontes, para que te saques de encima lo que te ha estado bloqueando y que parecía venir de fuera, de la sociedad. No te extrañes si desaparecen personas de tu horizonte, del elenco de tus amistades; unos se van y otros llegarán. Lo interesante de esta etapa es proyectar tus anhelos, creer en un mundo mejor y contribuir a crearlo. Muévete, busca nuevos alicientes y sentirás que el mundo te pertenece sin quedarte atrapado en sus redes.

Leo.- Casa X. Urano en el sector del éxito profesional va a renovar por completo tus prioridades en este terreno. Puede garantizarte un plus de originalidad, de creatividad, ganas de cambiar para mejorar tus prestaciones. Si ser mejor profesional ya es tu objetivo, ahora se trata de ser únic@, pero hacerlo de forma atrevida, especial, y sacando más rentabilidad a tus proyectos novedosos. Es posible que durante este tránsito desees cambiar de ocupación, de lugar de trabajo, de perspectivas, e inicies una etapa de aproximación a lo que realmente deseas hacer con tu vida; montar un negocio, colaborar en algo extraordinario, pueden ser maravillosas opciones y darte estabilidad. Se trata más de vocación, de incentivos, de ganas de dejar huella. Si coincide con la etapa de tu jubilación, la libertad te va a dar alas para realizarte en terrenos que siempre habías soñado. Sea como sea, no vas a aburrirte y si la vida te ofrece hollar otros caminos, o si atraviesas un periodo de parón laboral, tómatelo como una necesidad de meditar y volver a empezar. También hay que señalar que la Casa X se asocia al padre, por lo tanto este tránsito también afectará a tu relación con él. Puede que al fin encontréis un lugar para reconoceros; que os declaréis amor incondicional, o que recuerdes lo mucho que significó en tu vida. Piensa en ello.

Virgo.- Casa IX, donde transita Urano, es para ti toda una declaración de intenciones. Tú que sueles ser metódic@, que te piensas mucho las cosas antes de emprender un movimiento, un viaje, una aventura, la reflexión va a ser de hoy para mañana. Vas a cuestionarte lo que antes no querías ni plantearte. Los cambios son más que obligatorios, son acuciantes, ¡te va la vida en ello! El tiempo apremia porque hay una nueva visión de las situaciones que está a punto de despuntar. Puedes entrar en pánico, en crisis cuando las circunstancias te pidan que hagas la maleta para salir de viaje, que no pienses tanto y actúes. Tauro representa para ti ese lado perfecto de la vida, el reposo, el remanso de paz, pero el sector IX te estimula para que le des un vuelco a tu existencia. No esperes a tener 99 años para decidirte en hacer el viaje de tu vida, o para ponerte a estudiar aquello que te quedó pendiente y que te reservabas siempre para más adelante. Las dudas se resuelven andando, esta es la consigna de esta etapa que va a remover hasta tus más profundas convicciones para proponerte ver más allá de tus narices, de los límites de lo que creías que “ya está bien así”. Date prisa, los billetes ya están a la venta, no vayas a quedarte sin y que tengas que viajar en el furgón de cola, incómodamente y no puedas disfrutar como te mereces, del paisaje.

Libra.- Casa VIII. Urano en este sector va a remover tus emociones, tus restricciones, tus complejos, tu naturaleza instintiva, sexual y mística. Los deseos de vivir a tu aire, pero también de fundirte con un ser amado o con algo más allá, más arriba, puede darte una visión extática, anhelando un mundo, una sociedad mejor. Eros y Tanatos, el cambio interno y la búsqueda de significados diferentes, análisis, psicoanálisis, cambios de situación con la gente, con la pareja, con la forma de gestionar tu energía, tus valores. Todo cabe en esta Casa que alberga el deseo de ocupar un espacio y a la vez de disolverse; de buscar seguridad y también de emanciparte, estos conceptos se solapan simultáneamente. Puede atraerte lo oculto, lo que percibes y deseas comprender. Es un tránsito que afecta lo material e inmaterial; que afecta el cambio de afectos, la pérdida de seguridad o todo lo contrario. Si jamás te atreviste a impulsar tus deseos más secretos, puedes lograrlo gracias al impulso de este formidable acicate, y gracias a una herencia, a una donación, a la protección de alguien que vele por tus intereses. La clave es: atreverse.

Escorpio.- Casa VII. Urano va a revolucionar tus relaciones sociales, el mundo que crees atado y bien atado. Pero todo ello puede ser un descubrimiento, una ventaja, el despertar de una ilusión compartida, si te empeñas en crecer mediante los retos que te propone quien esté del otro lado del espejo. El tránsito de Urano va a suponer una sublevación de tu mundo interior, eso para ti, ¡es pan comido! Te lo puedes tomar como un crecimiento y una superación o, todo lo contrario, y será cuando salgan las quejas, las frustraciones, cuando sientas que algo te está alejando de quien fue el tándem perfecto, y tararearás a Joy Division, “el amor te separará”. Para evitarlo tal vez te interese una relación más a distancia, desde el respeto por la libertad de quien amas pero no agobias. Puedes buscar la novedad, la originalidad, estar disponible para la aventura; querer alguien mágico en tu vida. La escasa estabilidad o los frecuentes cambios que propone la tradicional visión de Urano en el sector VII es diferente bajo la óptica de la Astrocábala. Le damos a Urano la potestad de Hochmah en el Árbol cabalístico, proponiéndote que sea la sabiduría y el amor los que guíen tus pasos para que tus relaciones gocen de una excelente salud.

Sagitario.- Casa VI. La influencia de Urano va a revolucionar tus hábitos, tus manías, tu vida íntima, tu salud, tus servidumbres, que no te pille desprevenid@. Lejos de ser catastrofistas, la Casa VI nos habla de conservar el bienestar realizando los cambios adecuados y adaptados a tus circunstancias. Tienes 7 años para habituarte, aunque no te duermas, cuanto antes te espabiles, mejor. Empieza por cambiar tu visión de la vida, porque la manera en que ves el mundo determina la relación con lo que sientes, piensas, tocas, experimentas. Este tránsito te trae profundos y decisivos cambios de actitud, de dieta, de maneras de ir por la vida. Cambios en tus expectativas de trabajo obligatorio. Reestructurar es la clave para ir asumiendo los distintos roles que vas a tener que encajar. El análisis de las crisis, de las dificultades, de lo que se te ha resistido puede ser muy provechoso y te va a permitir ir al fondo, no quedarte en la superficie. Si llevas tiempo arrastrando un cierto malestar, una patología, Urano lo va a llevar a la luz para que te enfrentes a los posibles bloqueos. Tienes que motivarte para vivir, para disfrutar, transformar el deber en un placer por ayudar a otros, de lo contrario, te sentirás desconectad@ de tu realidad. No hay nada peor que tener que hacer algo obligatoriamente y pasarse el día quejándose, se crea un patrón de repetición que acaba corroyendo. Tampoco se trata de decir sí a todo. Expón tus argumentos, discútelos civilizadamente y lo que es justo acabará por resolverse. Recuerda que quien está avisado tiene ventaja.

Capricornio.- Casa V. Es un lugar idílico para Urano en lo que se refiere a las propuestas que te ofrece: renovar todo tu arsenal creativo; ser más libre que nunca para hacer lo que más te apetece. El problema surgirá si vas a piñón fijo; si te apoltronas, si no te atreves con la aventura del cambio de paradigma, de visión, de actividades. Tienes, “obligatoriamente” que buscarte la vida; ser menos posesiva o controlador, y dejar que otros hagan su vida. Debes sentirte feliz con lo que estás diseñando. El amor del sector V es el de la suerte que aparece y te propone enamorarte, crear una red de circunstancias para que seas feliz. La V también nos habla de los hijos y, si has mantenido una relación de “acecho y control personal por su bien”, vas a tener que aflojar, dejarles más libertad de acción, de lo contrario es muy posible que te revolucionen de tal manera la existencia, que te preguntarás: “¿qué he hecho yo para merecer esto?". Nada malo, simplemente debes confiar en sus propias posibilidades de acción y de equivocación, no siempre vas a estar detrás para solucionarles la vida. Piensa qué puedes hacer por ti, por darte un gusto y que no hayas hecho hasta ahora, y pasa de la teoría a la práctica, que de eso tú sabes mucho.

Acuario.- Casa IV. La clave de este emplazamiento podría ser sentirse “constructivamente desarraigad@”, con la necesidad de descubrir cuáles son tus raíces, tu arraigo personal e íntimo y resolver asuntos de tu pasado ancestral. Los sentimientos reprimidos de la infancia, de la adolescencia, o de cualquier otra etapa en la que has albergado impresiones confusas pueden querer salir de estampida durante este tránsito. La relación con tu madre, con la cuna de tus emociones, con el sentimiento de pertenecer a algo o a alguien, se puede manifestar y que te sientas en plena crisis emocional o redescubriendo contradicciones, anhelos, deseos no resueltos. Reconstruir el origen es lo que persigue este arquetipo que te puede llevar de la debacle a la reconsideración de tus prioridades íntimas y personales. Por una parte las ganas de vivir en soledad, por otra de buscar una familia con quien compartir ilusiones. ¿Con qué te sientes más identificad@?, esta es la cuestión, y posiblemente haya un poco de todo y por turnos. Por otra parte, también sentirás la necesidad de cambiar de hogar, de vender, de comprar, de reformar, todo ello respondiendo a una necesidad interior de reinventar tu manera de relacionarte con esa gran familia llamada humanidad.

Piscis.- Casa III. Cogito ergo sum, o “pienso, luego existo”, como decía Descartes, podría ser la consigna del tránsito de Urano en el sector que se ocupa de la mente pensante y práctica. La sensación de que todo lo que te rodea cobra protagonismo va a ser muy relevante; entorno, vecinos, hermanos, comerciantes, intereses culturales, desplazamientos, inquietudes diversas, cambios de opinión, la inmensa vorágine de conceptos se mezclan, se revelan, se generan con este arquetipo que engloba tu día a día cotidiano. Renovar tus ideas, liberar tu pensamiento de estereotipos, buscar nexos de unión que jamás habías pensado; tratar de comprender a las personas que tienes cerca y que actúan de forma extraña tal vez; recuperar la relación con un hermano; ayudar a una hermana a evolucionar, todo cabe en esta amalgama de sensaciones que va a volver un poco loc@ a quien lo tenga que asumir. Los trastornos son propios de Urano, pero va a proponerte algo fantástico si tienes la mente abierta, pero aleccionador si es obtusa. Tú decides.