El Zodíaco constituído y el Zodíaco constituyente | Red Milenaria

Consideramos el Zodíaco como una especie de huevo Cósmico de donde sale nuestro sistema solar. Los doce signos como 12 Fuentes Primordiales de energía que prestan su esencia a todo lo creado. Nuestra existencia la asociamos a pequeños universos a imagen y semejanza del Logos mayor, por lo tanto también integramos en nuestra naturaleza interna parte de la materia de cada uno de los signos del Zodíaco.

El Zodíaco Constituido es el que representa el cosmograma original que empieza en el signo de Aries, Tauro, Géminis, Cáncer, Leo, Virgo, Libra, Escorpio, Sagitario, Capricornio, Acuario y Piscis. Todos ellos constituyen un orden implicado, como todo proceso de generación, ha de tener un principio y un fin, lo que no significa un “final” en sí mismo. Estos doce signos representan el trabajo alquímico en el cual se inscriben todas nuestras tareas. Como los Doce trabajos de Hércules, los que le ayudaron a conseguir la inmortalidad, nuestro trabajo humano se compone también de doce tareas que engloban diferentes áreas y etapas de creación, de lo personal a lo transpersonal.

Para llegar a perfeccionarnos en las distintas materias o asignaturas, pasamos una y otra vez por cada una de las etapas que corresponden al orden en el cual la energía se ha desplegado. Este orden corresponde al Zodíaco Constituyente, es decir, por elementos, pasando por las etapas del Fuego, del Agua, del Aire y de la Tierra.

Esta división responde a una ordenación lógica ya que en el Fuego se encuentra la semilla de la voluntad, aquella que se manifiesta en el principio de todo propósito. Ese designio, ese objetivo creador es el principio de todas las cosas, y son tres los signos que llevan este propósito inherente a la primera fase de cualquier experiencia que comienza. Éstos son Aries, Leo y Sagitario. Pasaremos a la etapa del Agua, la que corresponde a la interiorización de ese designio o semilla, es la fase de la emoción, del deseo, de la prefiguración del amor, donde aprendemos a conocer y trabajar con los sentimientos. Estos son los signos Cáncer, Escorpio y Piscis. Estableceremos la base de la razón, la etapa del Aire con Libra, Acuario y Géminis, para terminar con la cristalización de la experiencia con la etapa de la Tierra con Capricornio, Tauro y Virgo.

Se despliegan 12 signos, doce trabajos, doce ámbitos, doce asignaturas existenciales que conforman nuestra plenitud como seres potencialmente creadores de futuros mundos.

 

Los 4 Elementos: Fuego, Agua, Aire, Tierra

Los 4 elementos que constituyen el material de los 12 signos zodiacales son por este orden:

  • El Fuego, que asociamos a voluntad, ardor, impulso, inconsciencia, juventud, inexperiencia, espiritualidad, inicio,  entusiasmo, actividad, energía.
  • El Agua, que asociamos a los sentimientos, emotividad, sensualidad, imaginación, interiorización, deseo, creatividad, intuición,  fecundidad,  sensibilidad.
  • El Aire, pensamiento, ideas, lógica, razón, discernimiento, mental, volátil, expresión, comunicación, objetividad.
  • La Tierra, rendimiento, cristalización, solidez, estructura, experiencia, rigidez, madurez,  sensatez, experiencia.

 

Yod – He – Vav- He

Las cuatro letras del Tetragramaton representan para la Cábala, entre otras cosas, 4 movimientos o estados de conciencia representados en las 4 letras del Alfabeto Sagrado. Aquí no analizaremos la fabulosa información que se deriva de este código sagrado, -que por otra parte podemos encontrar en los artículos de Cábala-, pero si utilizaremos estas 4 letras para relacionar astrología y Cábala.

Asociamos los 4 ideogramas a cuatro movimientos que nos sugieren la idea de un ritmo, de un orden.

  • Yod se asocia al impulso del Fuego, al inicio.
  • He a la interiorización de este inicio, al estadio de la reflexión interna, al Agua-deseo-amor presente en todas las circunstancias.
  • Vav al enlace, a la fuerza del Aire que transporta las ideas y a la exteriorización.
  • El segundo He es la Tierra, la cristalización del proceso que empezó en Yod. Los 4 movimientos se asocian a la manifestación de cada signo zodiacal.

Así tendremos que los 3 primeros signos son YOD, pero cada uno también tiene asignado una posición, determinando así la influencia de su elemento.

  • Aries es Fuego, Yod- Yod
  • Leo es Yod- He, por estar en segunda posición del elemento Fuego-Yod
  • Sagitario es Yod- Vav, por ser el tercero del Fuego, o sea del Yod.
  • Cáncer es Agua, o sea He-Yod, por ser el primero del Agua
  • Escorpio es He-He, por ser Agua y segundo del He
  • Piscis es He-Vav, por situarse en tercera posición del He
  • Libra es Aire, Vav-Yod, primero del Aire
  • Acuario es Vav-He, por ser el segundo del Aire
  • Géminis es Vav-Vav, por ser el tercero delAire
  • Capricornio es Tierra, o sea 2º He-Yod, por ser el primero de la Tierra
  • Tauro es 2º He-He, por ser el segundo del 2º He
  • Virgo es 2º He-Vav, por ser el último de la Tierra.

Esta visión y reparto de las funciones zodiacales nos ayudará a comprender mucho mejor las características y programa astrocabalístico de cada uno de  los zodiacales.