Imagen de la gran mancha roja de Júpiter combinada con el símbolo del signo zodiacal Piscis

Signo a signo descubre en qué te benefician las influencias más positivas del tránsito de Júpiter en Piscis.

Las claves de las influencias de Júpiter para cada Casa se calculan contando a partir de la posición del Sol. Por ejemplo, si eres Escorpio, contando signo a signo, tu Casa II estará en Sagitario, Casa III en Capricornio, Casa IV en Acuario y Casa V en Piscis. Pero si conoces cuál es tu signo Ascendente, puedes contar a partir de tu Casa I o Ascendente, ya que recordemos que la Astrología Cabalística utiliza Casas iguales, un signo equivale a una Casa.

Aries

Júpiter te abre un abanico de tantas posibilidades, que posiblemente te cueste escoger entre muchas iniciativas, y tú, que sueles apuntarte a cualquier movida, con este planeta activando tu Casa XII, todo te va a parecer posible y fantástico. Pero excederte no es la mejor opción porque, con lo que te gusta tu libertad, si te dispersas, el estrés puede pasarte factura y te costará más centrarte y decidirte.

Durante este periodo te pueden interesar temas muy diferentes, humanitarios, trascendentes, tener ganas de cultivar tu lado más místico. La cuestión es determinar lo que te conviene y lo que no, y que incluso te animes a hacer lo que hasta ahora no te habías atrevido. Pero todo con mesura para canalizar adecuadamente todos tus intereses, que probablemente te animen a cambiar muchas cosas en tu vida.

Las recompensas a tus esfuerzos van a notarse, sobre todo cuando Júpiter entre en una primera incursión en tu signo. Apunta las fechas y comprueba los resultados.

Tauro

Aumentan las posibilidades de iniciar proyectos atractivos, de conocer gente muy interesante, de conseguir buenas influencias y relaciones sociales con personas que te convencen, que te ayudan a mejorar tus beneficios.

Contar con Júpiter en la Casa XI, la que te conecta con los grupos sociales, con asociaciones, te permite disfrutar de quien sabes que está en afinidad con tus gustos y tus ideas. Vas a tener quien respalde tus iniciativas, amistades incondicionales y “padrinos” bien situados que te ayudarán a superar cualquier dificultad, ya que, teniendo en cuenta el tránsito del Nodo Norte por tu signo a partir del 19 de enero 2022, la presencia de Júpiter en Piscis va a ser una bendición, porque donde no llegues tú, ahí estarán tus protectores para sacarte del apuro.

Como el sector XI se ocupa de los grandes proyectos, lo que has ido estructurando paso a paso es lógico que salga adelante y que tus objetivos a corto plazo se conviertan en realidades tangibles. Todo ha de ser más fácil de lo que te imaginas.

Géminis

Cuando Júpiter se eleva en lo alto del mapa astral, al situarse en la Casa X, el éxito profesional y el poder personal atraen el reconocimiento de la sociedad.

Este es un periodo de grandes realizaciones en el desarrollo de funciones en las que tu ingenio destaca, brilla, culmina, se encuentra en condiciones de materializar iniciativas ambiciosas.

En el espacio social en el que te sitúes, Júpiter te dará protagonismo y este tránsito es válido tanto para las personas laboralmente activas, como para quienes estén jubiladas, o en busca de un nuevo trabajo. Para quien está en paro, finaliza un periodo de inestabilidad. Pero recordemos que, si bien Júpiter transitando por la Casa X da triunfos, no aparecen como por arte de magia, sino después de haberte ganado a pulso la recompensa, y, teniendo en cuenta que al fin sale el Nodo Norte de Géminis, este tránsito, -que se da una vez cada 12 años-, debe aprovecharse al máximo.

Cáncer

Júpiter activando la Casa IX beneficia la educación superior, los cambios de mentalidad, los deseos de perseguir sueños e ideales, además del deseo de viajar. Cambiar de horizonte siempre incentiva la imaginación y te propone nuevos desafíos. Para Cáncer es toda una declaración de intenciones, ya que te obliga a salir de tu zona de confort, buscarte la vida y ampliar tu radio de acción, renovar ideas demasiado arraigadas e instaladas en la comodidad de lo conocido.

Este arquetipo te propone modificar tu estructura de pensamiento, tu actitud mental, tus principios en busca de nuevas motivaciones para que los retos generen expectativas atractivas. Tus valores y tus recursos dependen de estas movidas, atrevete con los cambios.

Leo

Puede ser una auténtica bendición tener a Júpiter en tránsito por la Casa VIII, la que se asocia a la obtención de beneficios de tus asuntos financieros, de asociaciones favorables a tus intereses, de herencias, o de unos bienes que te caen como llovidos del cielo. Todos son los premios que te has merecido. Por lo tanto, este es un tránsito de los más provechosos para tu economía, pero también para tu autoestima, porque Júpiter tiene como propósito proporcionarte una vida tranquila, además de suscitar el amor de personas importantes en todos los sentidos. Pero ten en cuenta que la multiplicación de favores y de goces también comporta una gran responsabilidad: te compromete a utilizar tus valores de una forma justa y generosa.

El Edén que te propone Júpiter en VIII multiplica el confort, pero también los gastos y los excesos. Por lo tanto, la manera en que utilices este arquetipo durante este año dependerá exclusivamente de ti.

Virgo

La activación de Júpiter en la Casa VII tiene varias lecturas. Por una parte, da un especial protagonismo a las relaciones de pareja, pero también a los socios, a cualquier interlocutor que se precie de hacerte de espejo y que te lleve a replantearte las cosas. Se trata de un compromiso social importante, pero también puede suponer encontrar con quien pasar el resto de tu vida después de un periodo de soltería. La cuestión es saber ceder sin perder el control de las situaciones para evitar el dominio y el enfrentamiento.

Júpiter da mucha fuerza y relevancia a las tendencias “contrarias”, y más vale que sean aliadas, no adversarias. Pero la suerte va a manifestarse en todo lo que suponga generar alianzas y si aprovechas este tránsito para equilibrar tus propias tendencias internas, masculina y femenina, el balance de tu año jupiteriano será realmente provechoso y este arquetipo habrá conseguido uno de sus objetivos más ambiciosos: hacer el amor y no la guerra, convirtiendo tu rival en un fantástico aliado.

Libra

La presencia de Júpiter en la Casa VI te da una extraordinaria fuerza de convicción, bienestar y cambios de hábitos. Solo te pide que hagas lo que debes para salvaguardar tu energía, y que seas consciente de que tu conocimiento instintivo acerca de tu salud física está relacionado con la salud mental y emocional.

Por otra parte, desprenderte de conductas perniciosas, cambiar de dieta, saldar cuentas con el pasado, también forma parte de la activación de este sector. Te puedes mostrar muy sensible con la gente a la que tienes que ayudar, muy disponible para el servicio activo.

El canal VI es por donde circulan los residuos de acciones que no se llevaron a cabo y que tienen que finiquitarse, por lo tanto, Júpiter magnifica la expresión emocional destinada a poner punto y final a situaciones que no dan más de sí. Este desprendimiento es necesario para iniciar una nueva ruta libre de ataduras que no te convienen, y disfrutando de momentos de auténtica paz interior y alegría, gozando de un equilibrio fundamental para tu salud integral.

Escorpio

Estás de suerte, Júpiter en la Casa V se considera una posición realmente afortunada porque te propone aventuras creativas, experiencias amorosas, regalos de la providencia, y la obtención de beneficios, sean de la clase que sean.

Júpiter aporta a este sector de tu vida una serie de recompensas por todo lo que has acumulado en tus alforjas gracias al amor incondicional que has ido repartiendo a lo largo del tiempo. Los estímulos de este arquetipo te invitan a la reconquista de tus valores, impulsándote hacia delante para que te recompongas, para que te ilusiones.

Siendo que Júpiter y tu Sol, (o tu Ascendente), están en un elemento afín: el Agua, solo debes cuidarte del desbordamiento, de no tirar la casa por la ventana, evita el descontrol de los gastos. Pero quédate con este argumento: puedes suscitar el amor de personas generosas, bondadosas y reconciliarte con situaciones del pasado y por último, aplícate la consigna: piensa bien y acertarás.

Sagitario

Es una fantástica posición para cambiar de casa, para redecorar tu mundo emocional, para ensanchar tu horizonte, para buscar nuevos alicientes relacionados con la Casa IV, el lugar desde el que te comunicas con tu familia.

Es el momento de promover cambios de estructuras internas, de dedicar tiempo al hogar, a las relaciones más entrañables, a dar protagonismo a tus experiencias emotivas, en aras de promover encuentros más íntimos con quien llevas en tu corazón. Si tienes pendiente una visita al pueblo o la ciudad de tu infancia, este es el año para hacerlo. Si has pensado en cambiar de lugar de residencia, de comprar o alquilar una casa, un piso, no dudes que las facilidades te llegarán.

En otro contexto, la necesidad de ir más hacia dentro que hacia fuera poniendo el acento en tus ideales también puede ser lo que destaque de este tránsito jupiteriano. De como experimentarlo y disfrutarlo, eso ya es cosa tuya.

Capricornio

Comunicarte es la consigna con el tránsito de Júpiter en tu Casa III. La necesidad de moverte, de buscar nuevos intereses hacia donde dirigir tus deseos, de expresar tus ideas, lo que piensas y lo que sientes, pueden ser tus motivaciones y lo que te cambie la vida. Con más facilidad de palabra, con ganas de liberarte de estructuras, -tú que sueles ser una persona muy organizada-, puede que te entren repentinas ganas de saltarte el guión y de lanzarte más allá de tus propios límites. Esta puede ser una etapa de aprendizaje, de encontrar alicientes donde no creías poder hallarlos.

Todo lo que te relacione con los medios de comunicación, escritos, hablados, comercio, venta, relaciones humanas, van a ser motivaciones que te enriquecerán. Tener la Casa III en Piscis, en Agua con Júpiter proponiéndote surfear, la emoción está garantizada. Con más optimismo, abrirte al mundo puede generar una apertura de mente menos ponderada y más atrevida.

Acuario

Todo el mundo desea disfrutar del tránsito de Júpiter en la Casa II y te ha tocado a ti este año y te llevas el premio. Su influencia aumenta las oportunidades de hacer fortuna, de tener el «toque de Midas» que atrae la prosperidad. Su presencia es expansiva, da poder en el dominio económico, pero también en lo relacionado con tus valores, con la creencia de que te mereces abundancia y que recoges los beneficios generados a través de tus esfuerzos. Pero recuerda que Júpiter funciona en dos sentidos, ganas y gastas más, por lo tanto, de ti depende organizarte y controlar los excesos.

Disfrutar es la máxima de este tránsito planetario que produce tan buenos beneficios, además de aportarte un plus de seguridad y de confianza en el futuro. Da por superada la etapa de crisis.

Su buena influencia no solo sostiene tu autoestima, sino que es un factor de estabilidad en tu vida en todos los sentidos. Toma conciencia de este poder de enriquecimiento, que tiene que darte tablas para construir un paraíso de amor a tu alrededor.

Piscis

Es tu planeta regente, y por tanto, en tu Casa I te da alas, te aporta vitalidad, optimismo, generosidad, entusiasmo, todo para empezar una nueva vida con ganas de hacer cosas a lo grande, de ser protagonista, de llevar el mando sin dejarte arrastrar por influencias externas. Es una posición muy afortunada y todo tiene que encajar para que, al fin, no tengas que esforzarse demasiado para obtener beneficios. Solo alerta con cierta tendencia a la autoindulgencia y a aumentar de peso.

Júpiter en Piscis en el sector I tiene el propósito de enaltecer la voluntad, la bondad, la autoridad natural y aumenta la empatía, el altruismo. Ser consciente de tu poder, de tus posibilidades, de tu valía, es parte de su cometido.

Debes exportar tu visión optimista de la vida; ser quien aporta soluciones en ambientes conflictivos, porque ante la crisis, mostrarás tus excelencias mediadoras restableciendo la paz y el buen humor.

Estas son tus cartas de presentación para que aproveches este largo periodo de uno de los tránsitos planetarios que más te favorecen.