El Nodo Norte y su activación en Géminis en las Casas astrológicas | Red Milenaria
Alt

El Nodo Norte y su especial activación a través de las Casas astrológicas

Los Nodos en las Casas Astrológicas: El Nodo Norte

Hemos explicado en un artículo el significado de los Nodos en tránsito por Géminis y Sagitario, y ahora pasamos a explicar las claves del Nodo Norte para todos los signos zodiacales a través de las Casas astrológicas.

Aries: Casa III, piensa bien y acertarás, es la consigna de este tránsito, de lo contrario puedes creer que todo el mundo te juzga, que te mienten, o que tus ideas no prosperan, que no te escuchan. Pero solo se trata de tus apreciaciones. Mantente fiel a tus ideales y a tus decisiones para no encontrarte con propuestas o respuestas descabelladas, fuera de tono. Lo que emites es lo que al final vas a recibir. Sé consciente de tu poder de unión y expresión, muéstrate paciente y coherente.

Tauro: Casa II, alerta con los gastos desorbitados, con la falta de control, con no saber aprovechar tu potencial, tus valores. Evita malgastar tu energía en vanos propósitos si no quieres encontrarte con decepciones. Organiza tu presupuesto con la cabeza, con lógica. Haz una lista de lo que realmente necesitas, ahorra para prevenir cualquier descubierto.

Géminis: Casa I, está claro que vas a tener que hacer una buena selección de lo que te propongas emprender, porque no todas tus iniciativas son viables. Por otra parte modera tus actividades, no se trata de ir contrarreloj con este Nodo en el sector que controla tu vitalidad. Piensa en tu bienestar, evita trabajar hasta la extenuación, tú no tienes recambio, opta por lo más fácil, la vida no te está fastidiando para ponerte constantemente a prueba.

Cáncer: Casa XII, superar los momentos tristes, tediosos, en los que te creías sin ilusiones, sin rumbo. Perdona y comprende, supera rencores y frustraciones respecto a todo lo que pensaste que funcionaría y no pasó la prueba del detector de tu programa humano. Este tránsito te proporciona herramientas muy valiosas, te permite escoger las mejores opciones sin esperar que nadie lo haga por ti.

Leo: Casa XI, las relaciones sociales pueden convertirse en una fuente de crecimiento para resolver conflictos con personas o situaciones que te enfrentan a lo que tienes que renunciar definitivamente. Es cuestión de prueba-error para llegar al éxito. Alerta con quien te juntas o a quien juzgas, no pierdas tiempo en situaciones que te alejan de tu propósito de ser feliz.

Virgo: Casa X, una de tus mejores habilidades es aplicar la paciencia en los momentos de más tensión, utiliza este don para superar y evitar los problemas que conciernen tu profesión, de lo contrario es posible que ya no aguantes más ciertas situaciones y acabes dando un portazo. Surgen diferencias de criterios e intereses que tienes que resolver, no puedes seguir trabajando bajo presión. Pero si pretendes cambiar de trabajo, solventa primero los conflictos, después despídete con clase.

Libra: Casa IX, esos grandes cambios que deseas realizar suponen un esfuerzo de concentración y sacrificios. Vas a tener que descartar propuestas. Organízate para evitar cualquier malentendido. No te ofusques si tienes que cambiar de idea sobre la marcha, forma parte del guión de este tránsito nodal. Por otra parte cuida mucho los detalles si tienes que emprender algún viaje, ten la certeza de llevar todo lo necesario, los descuidos pueden salir caros. Analiza la letra pequeña de los contratos, revisa tres veces lo que crees tener ya muy claro, podrías descubrir aún algún error, la prevención es la clave.

Escorpio: Casa VIII, la resolución de conflictos de tu pasado sentimental es una de las tareas que te ocupan durante este tránsito nodal. Se trata de hacer un Feng Shui emocional y rectificar actitudes, situaciones que te hicieron perder valores, tiempo, tal vez incluso dinero. La decepción se transmuta gracias a la comprensión, la lección de vida es no malgastar tu energía, tu afecto, tu fuerza y tu vitalidad. Como dice Kabaleb, la ley del amor es la más poderosa de las herramientas para superar cualquier rencor, actívala intensamente.

Sagitario: Casa VII, las pruebas te llegan desde el otro lado del  espejo, son los de “enfrente” los que te sacan de quicio, -tal vez-, clientes, socios, pareja, interlocutores que ponen a prueba tu paciencia. Por lo tanto: ¿adivina qué vas a tener que asumir durante este tránsito?, pues aprender a controlar tu genio intempestivo para no sucumbir a la “provocación” del que pretende hacerte evolucionar, -por decirlo de forma elegante-, a cajas destempladas, tú eliges: o luchar en contra o vencer a favor. Este Nodo pone a prueba tu temple, tus deseos de superar enfrentamientos, tú decides.

Capricornio: Casa VI, después de estar confinad@, de haberte enfrentado a no pocos retos con el Nodo Sur en tu signo, ahora con este nuevo tránsito te sugiero que te cuides, que recuperes el aliento, que sepas medir tus fuerzas, organizar tus obligaciones pendientes pero resérvate tiempo para ti. Evita comprometerte en asuntos complicados, que tu vida no se parezca a una tragicomedia, con tintes de teatro del absurdo, porque te agotarás y la tendencia será somatizar todo aquello que no puedas asumir. Descansa, no perturbes la quietud de tu organismo, no acumules frustraciones queriendo atender lo que ahora mismo no te conviene.

Acuario: Casa V: las quejas se resuelven poniendo tu atención en lo que debes ocuparte, con el deseo de resolver conflictos, no incendiarlos más. No dejes en manos ajenas los asuntos del corazón que tú debes zanjar. Este sector se refiere a tus creaciones, a tus hijos, a las iniciativas que has puesto en marcha y que necesitan más energía amorosa. Por lo tanto, si se trata de tus hijos, escúchalos, buscan acaparar tu tiempo; si se trata de ocio, aprende a disfrutar sin poner pegas. La suerte llega para quien se convence de que la merece.

Piscis: Casa IV, el Nodo remueve tus emociones, situaciones del pasado de tu vida íntima y familiar. Vas a tener que tomar decisiones que pueden ir, desde cambiarte de casa, a renovar tus afectos, sacarte de encima lastres, o encargarte de tomar el relevo generacional. Tienes más conciencia de los lastres que has acumulado y está todo a punto para que esa limpieza profunda a la que debes entregarte sea de lo más efectiva.