Capricornio, sus Sinastrías | Red Milenaria
Alt
Capricornio con su fama de estructurado, serio y responsable, está decidido a compartir con otros signos su naturaleza. Averigua con quien se lleva mejor.

Capricornio, el referente que dirige y protege

Capricornio es el primer signo de Tierra del zodiaco constituyente y el encargado de utilizar todo su saber para construir, crear las formas, las estructuras con las máximas garantías de solidez.

Saturno es su planeta regente, Binah en el Árbol de la Vida. Con este primer signo de Tierra la voluntad de la acción está preparada y dispuesta a pasar de la teoría a la práctica. Capricornio es un referente, un “padre” que dirige, que protege. Se le tilda a menudo de estar alejado de las verdades más emocionales y espirituales para dedicarse al “lo que veo es lo que creo”, pero en realidad son tópicos que no siempre se ajustan a la realidad. Es cierto que llegado el punto del elemento Tierra, destaca más la objetividad, se distancia de la emoción para aplicar la razón, pero Capricornio tiene su lindo corazoncito que abrirá en la intimidad, en la proximidad y, cuando descubra y compruebe la utilidad del proceso espiritual y creativo, será capaz de convencer de esas “verdades” que ya ha constatado a quien tenga cerca.

Lo peor: estar sin trabajo, sin poder organizar o mandar, se comportará entonces como un general sin tropas.

Lo mejor: su capacidad para rescatar personas, empresas, para poner orden en el caos y cuidarse de la familia, de sangre y de almas.

Capricornio con Aries

Ponte en modo estoico si deseas llevarte bien con Aries, porque no se trata de “aguantarlo”, sino de entender su manera tan diferente de proceder porque primero actúa y luego piensa. Pero como vas a marcarle unas normas, aunque se resista, tú insiste, al final lo convencerás de que organizarse tiene muchas ventajas y con ello no pierde tampoco la espontaneidad.

Capricornio con Tauro

Dos signos de tierra con un objetivo común: manejar la materia. Te llevarás bien con Tauro si dejas que disfrute de lo que tú has edificado; si entiendes sus prioridades. Siempre vas a ser quien le lleve la agenda para que se centre también en lo prioritario, pero él, al final te convencerá de que relajarse y tomarse las cosas mucho más festivamente alarga la vida.

Capricornio con Géminis

Te llevarás bien con este signo mercuriano si escuchas todas sus disertaciones acerca de la mejor manera de llevar tus asuntos. Pero claro, si reivindicas tu estatus de “jefe”, la paz, el pacto será más difícil de consensuar. Pero también te sentará bien dinamizar un poco tus actividades, tienes que mantenerte en forma.

Capricornio con Cáncer

Van a cuidarte de maravilla mientras tú estás pendiente de todo y preservas la máxima de Cáncer: su seguridad. Es pues un tándem perfecto; pero no tardes en llegar a casa para compartir todo su día cargado de emoción que te va a detallar con todo lujo de detalles; y tú con cara de estar especialmente interesado, vas a sentir que tu vida discurre placentera, risueña, feliz. Solo tratad de no acomodaros demasiado en la rutina.

Capricornio con Leo

Si adulas a tu “rival” tienes ya ganada su fidelidad. La creatividad debe ser la piedra angular que mantenga el fuego de una relación cargada de buenas intenciones; pero que no siempre va a ser fácil, a menos que se respeten los tiempos, las prioridades y eviten los excesos de  protagonismo.

Capricornio con Virgo

Para que todo funcione Capricornio debe organizar y Virgo claudicar, pero temo que eso es difícil que ocurra. A priori los signos de Tierra se llevan bien pero son dos signos muy independientes y lo que comparten es la seguridad de querer tener su feudo y su parcela de individualidad a buen recaudo.

Capricornio con Libra

Cuando optas por relacionarte con Libra tienes que tener claro que vas a aprender a ser más amable, social y atento, porque es lo que van a “exigirte”, sin estridencias, pero con una amable insistencia; y puede funcionar si estás disponible sobre todo en las celebraciones y las fiestas que para tu compañía venusiana resultan tan fundamentales. Pero como solo puedes mejorar como persona, disfruta de la experiencia.

Capricornio con Escorpio

Como tienes claro que no vienes a sufrir, ni siquiera coleccionando compromisos de trabajo, la relación pasional puede ser excelente para tu bienestar, para desconectar del atronador mundo que parece no darte tregua. Luego, llegas a casa, te tomas tu copa, te hablan de amor, de trascendencia o de sexo, y te dejas ir y ya puedes soñar y disfrutar. (Me temo que con este cuadro, ¡Escorpio va a cotizarse al alza!)

Capricornio con Sagitario

Una relación que empieza con ínfulas de grandeza para ver quien de los dos lleva mejor el mando. Pero si por encima de todo hay amor, respeto, ganas de compartir; los días de gloria y ambición dejarán paso a una unión más profunda, risueña, y el propósito de lanzarse a la aventura se convertirá entonces en la mejor opción.

Capricornio con Capricornio

Todo en su sitio en un hogar minimalista, puede ser la tendencia de una relación basada en la practicidad de las cosas. Todo esfuerzo se merece una recompensa y sabrán sin duda dársela con creces cuando después de duras jornadas de trabajo lleguen a casa y sepan desconectar. Es una relación duradera siempre y cuando se cuiden del estrés y de no perder la ingenuidad para seguir alimentando la llama del amor.

Capricornio con Acuario

Se juntan dos naturalezas distintas pero con algo en común: comparten planeta regente, Saturno, que estructura la forma en Capricornio y la razón en Acuario. Se entienden bien, pero alerta con el exceso de control y de solemne “singularidad”; vivir sin tener las cosas tan claras y tan perfectas también es posible y hasta encantador.

Capricornio con Piscis

La energía de Piscis desconcierta a Capricornio, pero, ¿para qué te buscas a alguien tan idealista, soñador, impuntual y etéreo, si no es para sacarte de tu condicionamiento material?, o sea que con Piscis vas a completar un curso acelerado de cómo aprender a entender las emociones en 4 días; ¿te atreves?