La tierra tiembla, los efectos colaterales de Hades-Plutón | Red Milenaria