Psicología Transpersonal | Red Milenaria

Posts relacionados con la Psicología Transpersonal

02Feb

El dinero y la conciencia del bienestar

Dinero y bienestar: La idea de que el dinero no hace la felicidad, de que es un vil metal, que perturba, perjudica, corrompe, etc., es directamente proporcional a los resultados que vas a obtener.

19Apr

Los Biorritmos

¿Qué son los Biorritmos? Los biorritmos definen los ritmos de la vida, un flujo de movimiento medido por un patrón de referencia secuencial. Desde las funciones más básicas a las complejas experiencias de nuestra vida

15Sep

Sufrimiento emocional: ¿de dónde procede?

Co-creando la felicidad

 

¿Por qué sufrimos, de dónde procede el dolor, la frustración, la tristeza y el amplio abanico de emociones que acompaña al ser humano desde que está en el planeta?

 

Nadie es ajeno al sufrimiento, es tan antiguo, tan instalado en nuestro campo de prácticas que parece que no podemos entender la vida sin el binomio amor-dolor, convencidos de que la felicidad, el bienestar, la prosperidad, el placer son efímeros.

 

El sufrimiento es un campo de energías densas, una entidad que tiene vida propia y que crea sus redes autónomas que bloquean el acceso a la plenitud. Es difícil disociarse de esta experiencia que parece vivir a expensas nuestras y que se introduce por cualquier rendija de nuestro inconsciente para hilar su telar. Pero, ¿cuánta energía necesita el sufrimiento para infiltrarse e instalarse en los pliegues del alma?, poca, es como un agujero negro que succiona, un imán, se adhiere rápidamente. Y cuánta energía se necesita para desinstalarlo?, mucha, la experiencia invasiva se siente a gusto en un organismo que le es afín, porque se alimenta de las resistencias, de los miedos conscientes e inconscientes, físicos, mentales y emocionales que se convierten poco a poco en la plaza fuerte de las farsas de poder. El victimista, la fatalidad, el "pobre de mi" crean residuos tóxicos altamente contaminantes y sin embargo nos acostumbramos a vivir en medio de toda esa polución. A más barbarie, a más violencia, más sufrimiento, y más se recrea el ser humano en esa autodestrucción. Se acomodan poderosas mafias, tanto en el interior como en el exterior,  dispuestas a defender las tendencias destructivas, acostumbradas a un patrón de repetición, les es cómodo agazaparse y resistir, se han hecho fuertes en la lucha. Es más fácil soltarle un bofetón al niño que está molestando que afrontar la situación tratando de resolverla, entendiendo el por qué de su comportamiento y qué puede hacerse para cambiarlo. La energía empleada es infinitamente mayor que la que necesita la mano para soltar la bofetada. Así tendremos que el violento seguirá nutriéndose de violencia, el insatisfecho seguirá alimentando su farsa de poder, el alexitímico se seguirá aislando o el mitómano vivirá en un permanente estado de huída de la realidad.