Tránsito planetario: Júpiter en Géminis | Red Milenaria

 

Hoy, 12 de junio 2012, estamos de celebración cósmica, Júpiter entra en Géminis y con ello marca un año de expansión comunicativa. Júpiter es el planeta de la abundancia, de la bondad, de la expansión, de la suerte, entre otras muchas cualidades. La mitología expresa con gran acierto las distintas caras y atributos de esta energía poderosa. Zeus para los griegos, Júpiter para los romanos, era el dios del Olimpo y considerado como una fuerza omnisciente, lo sabía y lo veía todo. Pero su nacimiento no exento de teatralidad y dificultades, representa esa carga simbólica que está muy presente en la formación de nuestro universo.

Júpiter en Géminis

Júpiter es el planeta de la generosidad, la justicia, la cortesía, el poder ejecutivo, la indulgencia, la simpatía, el liderazgo, el carisma, la honradez, la bondad, la capacidad para los idiomas, la tolerancia, la valentía, el gusto por la aventura, la alegría, el sentido del humor, el entusiasmo, el optimismo, la benevolencia, la magnanimidad, la grandeza de alma, la expansión, la multiplicidad, la amplitud, la autoridad, el poder, el honor, la sabiduría, la política, el respeto a la ley, la abundancia y la exuberancia. Rige el hígado y la circulación arterial.

Sus disonancias promueven la exageración, la prepotencia, la ambición desmesurada, la arbitrariedad, la ostentación, la gula, las hiperfunciones, las hipertrofias, las hemorragias, la hipertensión arterial, la disipación, el carácter justiciero, vanidoso, despilfarrador, fanfarrón, superficial.

La efectividad de Júpiter será positiva si lo que generamos es positivo. Si nos conectamos con los cataclismos, si nos dejamos arrastrar por la paranoia, si generamos en nuestro interior toda clase de visiones apocalípticas, Júpiter en Géminis va a darnos lo que necesitamos para difundir ideas positivas, para hablar mejor, más positivamente, para edificar nuestra vida sobre las bases de la verdad, o todo lo contrario si enfocamos las cosas desde puntos de vista contrarios. Júpiter en un signo de Aire promueve ideas  brillantes, expansivas, dispares, dispersas, amplia horizontes intelectuales.

Para los Géminis o Ascendentes Géminis se abre un periodo de mucha actividad personal, de nuevas perspectivas, de objetivos que pueden cumplirse. Si Géminis suele ser un signo que se mueve, que se expresa, que se dispersa a menudo, con Júpiter en su signo, pueden multiplicarse esas tendencias. Lo importante es que tome conciencia de lo que puedo y no puede hacer. De ponerse algunos límites, de no faltar a la verdad, porque recordemos que Géminis es el que debe expresar la autenticidad. Que sus palabras estén llenas de amor. Pedirles esto a los medios de comunicación, eternos representantes de esta dinámica, tal vez sea mucho pedir. Pero no estaría de más que pensasen en que las buenas noticias son las que ahora mismo nos hacen mucha falta. Por lo tanto, todo el que abogue por ponerle más conciencia a su forma de hablar, estará ayudando a la sociedad a generar más amor que temor.

Júpiter en las Casa Astrológicas

Júpiter en I. Vivaz, optimista, generoso. Hace las cosas a lo grande. Gusto la aventura, pero la forma de expresarla dependerá de la naturaleza del signo. Tendencia a una exagerada autoindulgencia. 

Júpiter en II. Esta posición aumenta las oportunidades de obtener una fortuna. Puede tener el «toque de Midas», que atraiga la prosperidad. Tendencia a gastar más de lo que se gana. La expansión de Júpiter trabaja en ambos sentidos, los excesos generan enormes deudas. 

Júpiter en III. Es una esponja mental sorbiendo conocimientos de una amplia variedad de fuentes que le alimentan sus intereses intelectuales. Se desplaza mucho, amplia sus conocimientos. Sus relaciones con hermanos, parientes y vecinos son buenas a menos que Júpiter esté afligido. 

Júpiter en IV. Es una espléndida posición para activar las relaciones familiares. Mejora de la situación familiar, con más alegría, movidas expansivas. También activa los ideales espirituales, o las ganas de cambiar de casa, de decoración, de moverse y adaptar nuevas formas de vida. 

Júpiter en V. Esta posición planetaria es especialmente afortunada. Disfruta enormemente con sus aventuras creativas, con el amor y los hijos. Júpiter puede indicar la expansión de  los hijos, las obras, la suerte. Obtención de beneficios. Por el lado disonante, cierta tendencia a gastar en exceso en el juego y la especulación financiera. 

Júpiter en VI. Activa la buena salud y la relación cuerpo-mente. Expansión de miras respecto a la sanación espiritual o psíquica, el masaje, u otras facetas de la medicina alterativa. 

Júpiter en VII. Si está bien aspectado, esa posición activa el sector de las uniones, de la pareja, de los compromisos sociales.. 

Júpiter en VIII. Activa beneficios en los asuntos financieros, asociaciones o matrimonio. Interés por los temas espirituales y religiosos, estudiar lo fundamente la vida tras la muerte, la reencarnación,  el esquema universal. 

Júpiter en IX. Activa de la educación superior, la búsqueda de ideales, viajes. Expansión filosófica. Buena relación con los parientes políticos. 

Júpiter en X.  Éxito profesional, con pocos problemas. Y esto es especialmente cierto cuando Júpiter es el planeta más elevado de la carta. Esta posición atrae el reconocimiento y los premios como un imán. Es bueno para cualquier labor en la que se necesite juzgar las cosas de forma justa. 

Júpiter en IX. Promueve la expansión de la amistad.  Relaciones sociales importantes. Nuevos planes de futuro. 

Júpiter en XII. A menos que Júpiter esté afligido, esta posición otorga protección en todos los asuntos de la duodécima casa. Tiene un profundo interés por los temas espirituales. Necesidad de comprender muchas experiencias pasadas. Puede aumentar las proyecciones personales, generar muchas experiencias. 

Para saber ubicar a Júpiter este año, a menos que cada cual sepa calcular su Ascendente, se puede contar a partir del Sol, como primera Casa, el sector que le corresponde a Júpiter en el tránsito del año. Por ejemplo. Para un Aries o Ascendente Aries, Júpiter este año transitará en su Casa III. Para un Tauro será su Casa II , para Géminis será su Casa I, para Cáncer será su Casa XII y así sucesivamente. 

Escriba un comentario