Emociones | Red Milenaria
16Mar

La Nueva Luna de Piscis - Marzo 2018

Alt

La Nueva Luna de Piscis 2018 cae en un grado Netzah del tercer decanato de Piscis, un decanato propio donde las labores de la expresión y expansión de los sentimientos y emociones van a abonar el terreno social en todo su esplendor.

31Mar

Test de personalidad. Las respuestas están en ti (3). Responsabilidad emocional

Comprenderás para qué estás viviendo una determinada experiencia y asumirás tus propias responsabilidades, las mejores y las peores; de aquí a la sabiduría va un paso.

25Sep

La Memoria Regresiva: la Técnica de Liberación Emocional

 

La terapia regresiva es una valiosa herramienta terapéutica para profundizar en el descubrimiento de nuestras tendencias ocultas. Aquí os dejo un pequeño artículo de una excelente terapeuta, Joana Gázquez, que puede orientarnos en esta maravillosa técnica.

 

La Memoria regresiva

 

La Vida fetal y el nacimiento

El nacimiento es la experiencia básica de supervivencia y según como vivimos este proceso es como actuaremos o reaccionaremos frente a las circunstancias de la vida.

 

El feto vive y se desarrolla en el ambiente emocional de la madre y del entorno en el cual se desenvuelve, ya que vive y se desarrolla en su campo vibratorio,  y de adulto, inevitablemente, va a reproducir ese ambiente emocional a lo largo de su vida.

05Jun

La Marea Humana, la Memoria del Agua. Una crónica del presente inmediato

Desde la entrada de Neptuno en Piscis en el 2011, en el que permanecerá hasta el 2026, coincidiendo con Quirón en este mismo signo del 2011 hasta el 2018, las aguas piscianas, las aguas de la humanidad cobran un especial protagonismo; un protagonismo por encima de todo emocional. Estamos asistiendo, en un periodo de supuesta modernidad y en una era de tecnología abrumadoramente avanzada, a tragedias sin parangón como la de las mareas humanas asaltando las costas de países que imaginan como su salvación, o engullidas en las tenebrosas tumbas de los océanos del mundo.

 

El Agua es un elemento que asociamos al arquetipo emociones-deseos, un elemento rebelde nos dice la tradición de la Cábala. Los deseos suelen impulsar la pasión del Fuego y se enfrentan al Aire de la razón provocando no pocas debacles en el fondo de nuestros abismos personales.

 

¿Es la pasión por alcanzar un sueño de una vida mejor lo que impulsa a miles de personas a dejar su tierra, inhóspita tal vez, pero a fin de cuentas su tierra, sus orígenes, para partir en penosas embarcaciones rumbo al mar-deseos que les lleve lejos de sus desdichadas vidas?... lejos, muy lejos de la razón…que sería poder vivir la paz de las oportunidades en la propia tierra, a salvo de la intemperie, de las tempestades…

 

Kabaleb decía en su Interpretación Esotérica del Génesis, analizando el origen de la Creación, que las Aguas son las causantes de las peores inundaciones pero también de las divinas redenciones, porque las Aguas encrespadas nos hacen zozobrar, pero también nos conectan con la pureza del corazón cuando hemos sido capaces de construirnos una Thebah, un arca, un recinto sagrado que nos permite resguardarnos de las tendencias que nos hacen naufragar, (Símbolo del Arca de Noé). La tendencia al diluvio es permanente en nuestra naturaleza interna y tenemos que aprender a nadar, a superar los deseos que nos arrastran a la debacle. Esa es la mayor de nuestras tareas en el actual periodo de manifestación.

27Mar

Acompañar en el sentimiento: ¿en el duelo o en la luz?

Una rápida ojeada a los medios de comunicación, y en este caso a las noticias acerca de la tragedia del avión de Germanwings en Los Alpes, nos introduce en una espiral de información de hondo calado que, bajo esta presión mediática, deja fuera de juego nuestro sistema emocional y psíquico. La fácil identificación con la tragedia hace daño, mucho daño a nuestro sistema de defensas, lo aniquila, sobre todo cuando se trata de personas jóvenes, o aquejadas de alguna dolencia o simplemente demasiado influenciables o sin demasiada fortaleza interior. Pero ciertamente, ¿quién la tiene o la conserva cuando asistes a la barbarie de unos acontecimientos que embargan nuestro corazón?

 

En esto consiste, una vez más, tener conciencia de los procesos individuales y colectivos a los que estamos adscritos. Hay personas que están sufriendo y su dolor es intransferible, una pérdida, un desgarro que sienten profundamente, no solo en el alma, en el corazón o la psique, sino que todas y cada una de las células de su cuerpo están afectadas por el tremendo impacto que están viviendo, luchando a brazo partido por superar el conflicto, por no rendirse, por dar la talla para que todo el organismo reaccione y no se hunda.

 

El cuerpo es sabio, muy sabio y aún sin fuerzas, saca la valentía de los diferentes sistemas de navegación que posee; de las tiroides, que se esfuerzan para mantener una voluntad activa; de las suprarrenales que segregan más adrenalina para apoyar la acción porque hay que soportar lo que viene…

14Mar

Urano y la fuerza nuclear

Parece que los efectos colaterales de Urano siguen provocando numerosa información y hasta el momento de índole catastrofista. En anteriores artículos hemos hablado mucho del tránsito y los efectos de este planeta que se asocia en Astrocábala a la energía de fusión, (une) y fisión, (estalla), y que en su manifestación física representa el uranio con el que se fabrica la energía nuclear. El análisis de lo que está ocurriendo a la luz de la simbología no puede pasar desapercibido. 

15Sep

Sufrimiento emocional: ¿de dónde procede?

Co-creando la felicidad

 

¿Por qué sufrimos, de dónde procede el dolor, la frustración, la tristeza y el amplio abanico de emociones que acompaña al ser humano desde que está en el planeta?

 

Nadie es ajeno al sufrimiento, es tan antiguo, tan instalado en nuestro campo de prácticas que parece que no podemos entender la vida sin el binomio amor-dolor, convencidos de que la felicidad, el bienestar, la prosperidad, el placer son efímeros.

 

El sufrimiento es un campo de energías densas, una entidad que tiene vida propia y que crea sus redes autónomas que bloquean el acceso a la plenitud. Es difícil disociarse de esta experiencia que parece vivir a expensas nuestras y que se introduce por cualquier rendija de nuestro inconsciente para hilar su telar. Pero, ¿cuánta energía necesita el sufrimiento para infiltrarse e instalarse en los pliegues del alma?, poca, es como un agujero negro que succiona, un imán, se adhiere rápidamente. Y cuánta energía se necesita para desinstalarlo?, mucha, la experiencia invasiva se siente a gusto en un organismo que le es afín, porque se alimenta de las resistencias, de los miedos conscientes e inconscientes, físicos, mentales y emocionales que se convierten poco a poco en la plaza fuerte de las farsas de poder. El victimista, la fatalidad, el "pobre de mi" crean residuos tóxicos altamente contaminantes y sin embargo nos acostumbramos a vivir en medio de toda esa polución. A más barbarie, a más violencia, más sufrimiento, y más se recrea el ser humano en esa autodestrucción. Se acomodan poderosas mafias, tanto en el interior como en el exterior,  dispuestas a defender las tendencias destructivas, acostumbradas a un patrón de repetición, les es cómodo agazaparse y resistir, se han hecho fuertes en la lucha. Es más fácil soltarle un bofetón al niño que está molestando que afrontar la situación tratando de resolverla, entendiendo el por qué de su comportamiento y qué puede hacerse para cambiarlo. La energía empleada es infinitamente mayor que la que necesita la mano para soltar la bofetada. Así tendremos que el violento seguirá nutriéndose de violencia, el insatisfecho seguirá alimentando su farsa de poder, el alexitímico se seguirá aislando o el mitómano vivirá en un permanente estado de huída de la realidad.

26Jul

El Verano, un barómetro emocional

El verano es un periodo de carga y de plenitud emocional. Es una época de frutos rojos, dulces, repletos de energía solar. Por regla general se caracteriza por una expresión vital anímica, dinámica y por la exaltación de los sentidos la gente suele estar más receptiva y abierta emocionalmente.