Rey | Red Milenaria
19Jun

Felipe VI, un Acuario del siglo XXI ¡in my opinion!

Desde estas páginas tratamos de analizar en clave de Astrología Cabalística los últimos acontecimientos.

 

Felipe VI acaba de ser nombrado rey el día 19 de junio del 2014 aproximadamente a las 10h de la mañana, un día en el que el Sol en Géminis en el tercer decanato está finalizando su tránsito. En Astrología Cabalística enmarcamos a Géminis en el Sephirah Hod, representante de la Verdad, de la Autenticidad, de la comunicación y la expresión de las ideas. Este tránsito solar favorece al Rey Felipe VI, que nació el 30 de enero de 1968 a las 12:45 en Madrid, teniendo así su Sol en Acuario y su Ascendente en Tauro.

06Jun

La abdicación de un rey, “in my opinion”: visión cabalística de una noticia

Pasen, pasen y vean la gran función en el teatro de la vida. El ritmo de los acontecimientos es trepidante, desfilan las noticias, a cual más interesante y digna de análisis. Vivir de espaldas a la información resulta prácticamente imposible en un mundo donde los medios de comunicación son omnipresentes. La prensa, las tertulias televisivas, radiofónicas, todos derrochan tiempo y dinero vendiéndonos sus opiniones, sus elucubraciones, sacando su artillería pesada, su incontenible verborrea con el propósito de informar a su sufrido “público”. Se opina, se juzga, y según sea el color político o la ideología que se defienda, habrá más o menos cuotas de audiencia.

 

Lo cierto es que todo el contencioso nos sirve de guía para “ver” como va un país, una sociedad, sus intereses, etc. Sabemos desde la visión cabalística de la vida, que toda experiencia manifiesta es una experiencia que debe trascenderse; entiéndase por trascender superar las restricciones del ámbito en que se sitúa. La existencia se da en varios planos de la realidad. Cada acontecimiento es un mundo de múltiples significados si tenemos en cuenta que lo vivimos desde la acción, la emoción, el pensamiento y el espíritu.  

 

La forma de abordar los sucesos y las situaciones dependerá del nivel de conciencia con el que deseemos observarlos. Para eso la Cábala es ideal,  permite acercarse a la experiencia desde un plano más elevado o invita a la reflexión profunda, sea lo que sea lo que esté ocurriendo en el sustrato más elemental.