Katherine | Red Milenaria
30Sep

22, una fecha, una cifra de hondo calado

Nos enseñaste desde muy temprana edad el significado del número 22, por su relación con todo lo diseñado en el mundo del espíritu y de la forma. 22 estados de conciencia que nos permite comprender desde la enseñanza cabalística, que todo tiene su impulso, desde el Aleph, hasta su fundamento, el Tav. Un fundamento, que no cristalización última, que fue sobre lo cual se construyó tu Obra. Aunque Kaherine1 te decía a menudo, no intelectualices este conocimiento, (Aleph), que al aprehenderlo lo estás matando, tú le refutabas que si no lo pasábamos por la expresión (Yod), no lo podríamos asimilar. Y Katherine arremetía con que había que asimilarlo a través de la enseñanza viva, la conciencia del corazón y Tú le decías que la conciencia del corazón de subida iba del Tav al Aleph…. Y así las discusiones sin fin, ninguno de los dos cedía… ibais descomponiendo y componiendo la melodía de las Notas de un Idioma Sagrado que utilizabais como quien se organiza en la cocina para componer un suculento plato! Así crecimos, entre miríadas de ideas a cual más extraña!

 

10Aug

El Amor en la Astrología Cabalística

Hablar de Amor es hablar de la pasta con la que se moldean las circunstancias cuando estamos conectando con la parte más elevada de nuestro ser, es la energía botiquín del universo, como decía Kabaleb, (mi Padre), es la esencia misma del holismo. El Amor es uno, pero múltiple en sus manifestaciones, como decía Katherine, (mi Madre), y de esta manera podemos comprenderlo bajo todos sus aspectos.

 

En la Astrología Cabalística asociamos al Amor con la Columna de la Derecha del Árbol de la vida, donde se encuentra Hochmah, Hesed y Netzah, es decir, el Amor en diversas vibraciones, experiencias, buscando religarnos a esa Gran Emoción primigenia que hizo posible la Vida en el Jardín de Edén, donde aparecieron esos Divinos Arquetipos Adam y Aisha.

 

La palabra Amor significa la fuerza engendrante que se manifiesta en nuestras realidades materiales, en un receptáculo para conquistar la consciencia de lo que ES y llenar todo el espacio con su energía.