reencarnación | Red Milenaria
21Nov

12. ¿Quién fui en la última encarnación?

EL TAUMATURGO: El hombre del más allá

El Taumaturgo es un hombre del Más Allá con poderes extraordinarios que  interviene cuando el destino debe ser cumplido o modificado.

 

Duodécimo episodio

 

¿Quién fui en la última encarnación?

Las personas que adquieren súbitamente conciencia de que la vida no se termina con la muerte; los que saben que cada existencia consiste en vivir los diferentes capítulos de una gran obra, se preguntan a menudo: ¿y quién pude ser yo en mi última encarnación?

Todos sabremos un día quiénes hemos sido desde la primera a la última de las encarnaciones. Lo sabremos bien porque en el lugar llamado Mundo del Pensamiento existen unos Archivos donde se inscribe el registro de cada acontecimiento como si se tratara de una película. Hoy día diríamos que es un chip donde se almacenan todos los datos de las vidas pasadas.

Aunque los que trabajamos a las órdenes de las Jerarquías Superiores tengamos acceso a esos archivos Akásicos, que así se llaman, nos está absolutamente prohibido revelar su contenido a cualquier humano. En primer lugar los que se preguntan por su anterior encarnación obedecen, por regla general, a un impulso de curiosidad y no podemos estar a la disposición de cualquiera que busca esa información como quien pasa el tiempo, esto es algo mucho más serio. En segundo lugar, hay en el universo una ley de causa-efecto que obliga a todos los seres a vivir el reverso de sus propias acciones. Tanto si han sido seres de intachable conducta como si han perpetrado actos violentos,  experimentarán de una manera u otra esas mismas situaciones. Si han sido injustos, serán víctima de la injusticia; si han sido ricos y despreocupados para con sus semejantes, vivirán en la pobreza y en la soledad; y si han sido generosos y bondadosos, procesarán esa misma generosidad y bondad.

02Oct

09. El hombre que no conseguía encarnar

EL TAUMATURGO: El hombre del más allá

 

El Taumaturgo es un hombre del Más Allá con poderes extraordinarios que  interviene cuando el destino debe ser cumplido o modificado.

 

Noveno episodio 

 

El hombre que no conseguía encarnar

 

No todas las misiones en las que he participado han tenido un resultado exitoso. Los que trabajamos en el progreso y feliz evolución de los asuntos humanos debemos respetar el libre albedrío de las personas con quienes trabajamos. No podemos imponer una solución, aunque ésta nos parezca idónea, positiva, porque también sabemos que se aprende mucho de los errores y debemos respetar el derecho a equivocarse, que es una prerrogativa del ser humano.

 

Una vez mis superiores me pidieron que ayudara a una determinada alma a encarnar. Se trataba de un hombre que, como todos, había vivido infinitas vidas y tenía que regresar de nuevo a la tierra en busca de nuevas experiencias después de haber pasado mucho tiempo en los Mundos de Arriba. Este ser había intentado encarnar 14 veces consecutivas sin conseguirlo y llevaba mucho tiempo esperando cada vez, una nueva oportunidad, pero viéndose sistemáticamente rechazado por numerosas familias para las que por lo visto nunca era un buen momento.

 

Surgió entonces una última oportunidad y me pidieron que colaborara para que su encarnación en el mundo físico pudiera llevarse a cabo.