Etz Hayim | Red Milenaria
22May

Yesod: el Fundamento

El Fundamento

Yesod: Yod-Samekh-Vav-Daleth. Arquetipo de la fecundidad. Noveno Sephirah y base de la Columna del Equilibrio. Nos habla de la “Inteligencia Pura”, porque es el encargado de purificar todas las emanaciones restantes del Árbol de la Vida o Árbol Cabalístico. La imaginación al poder.

Yesod es el fundamento del Universo tal y como nos revela su imagen planetaria, la Luna, cuna de las emociones, útero, cobijo y esencia adscrita a Cáncer. Último Centro del Mundo de Formación o Yetzirah cerrando el triángulo inferior que va de Netzah a Hod. Refleja la forma que se ideó en Binah, la imagen que se ve, y su espíritu conecta con Tiphereth y con la materia en Malkuth.

Yesod recibe las emanaciones de todos los Centros del Árbol de la Vida y los computa para que se infiltren armoniosamente en el mundo físico. Los 4 Elementos, Fuego, Agua, Aire y Tierra están representados en Yesod en esa quintaesencia de todo lo aprendido que va a expresarse definitivamente en Malkuth para finalizar el ciclo.

15May

La esencia de Hod: La Gloria y la Verdad

La Gloria y la Verdad

Hod, He, vav, daleth, es el tercer Sephirah de la Columna de la Izquierda y el 8º del Árbol de la Vida o Árbol Cabalístico, y representa la perfección a través de la Verdad. Su Experiencia espiritual es la de la “Visión del esplendor”. De este Centro recibimos los impulsos intelectuales que nos llevan a no contentarnos sólo con los placeres de Netzah. Con Hod corregimos los posibles desmanes vividos bajo el imperio de los sentidos. Hod hereda el pensamiento activo de Binah y por lo tanto es el encargado de discernir lo que es lícito de lo que no lo es y de aplicarlo a nuestras vivencias. Después de gozar de la experiencia del placer, Hod nos propone comprender por la vía de la razón y del análisis qué es realmente la vida.

Dice el Sepher Yetzirah, el Libro de la Sabiduría Cabalística que todo emana de Hochmah y Binah, Fuerzas que se manifiestan como positiva y negativa y que engendran todos los demás Sephiroth.

08May

La esencia de Netzah: Belleza y Victoria

Belleza y Victoria

Netzah, Noun, Tsade, Heith, séptimo Sephirah del Árbol de la Vida o Árbol Cabalístico ofreciéndonos la Experiencia Espiritual de “La Belleza Triunfante”, desplegando su virtud: el amor, la creatividad.

Se sitúa debajo de Hesed, (bondad, gracia y tolerancia), y es el primer Centro del Mundo de Yetsirah o Formación. Si en Hesed se encuentra reflejada la Luz-Amor de Hochmah, en Tiphereth destella el rostro conciencia de Kether-Voluntad y Netzah quedará impregnada de estos valores.

A medida que descendemos el Árbol Cabalístico se materializan de forma progresiva las herencias recibidas, pero el contacto con el Mundo de la materia altera a menudo los sentidos. El amor emanado de Hochmah es tan puro que sus radiaciones son captadas con cierta dificultad y nos cuesta aprovecharlas. En Hesed ese amor se transforma en afán de conquista y de gozo de los deseos. Así en Netzah ese afán, ese amor y esos ideales ya tienen forma concreta, tangible y somos capaces de percibir, de apreciar, de crear mediante el aporte energético de este Centro de vida. Venus es el rostro visible de Netzah y administra los contenidos de Libra y Tauro.

28Apr

La esencia de Tiphereth: La conciencia y la belleza

La conciencia y la belleza.

TipherethTau, Phe, Aleph, Reish, Tav, es la “Inteligencia Mediadora” y su experiencia espiritual es la visión de la armonía de las cosas. Sexto Sephirah del Árbol de la Vida y el lazo de unión entre el Mundo de la Emanación o Atziluh y el de la Formación y Yetzirah, situado en el Pilar del Centro nos transmite la idea de una conciencia unitaria que debe plasmarse en toda creación y formación de la realidad. Tercer Sephirah del Mundo de la Creación o Briah que nos permite comprender que la expresión de la armonía de la belleza interior debe reflejarse en el exterior, en cada acción.

En Tiphereth la conciencia celestial y la conciencia del hombre se perciben, se unen para generar una luz extraordinaria que nos enseña que hay un Más Allá y un más acá en la evolución de todo lo que ES.

La conciencia debe encontrar el equilibrio y Tiphereth es lo que percuta nuestro interior para “salvarnos” de las experiencias que no pueden coexistir en el marco más sublime y excelso de la naturaleza humana. Es el filtro que nos ayuda a transmutar las sombras. En este Centro opera la fuerza Crística para el hombre. También se le reconoce como Rajanim: la compasión. Es el self o el nivel del Centauro, en la visión de Ken Wilber. Rey y Adam.

24Apr

La Kabbalah: El cuerpo del Árbol de la Vida y el cuerpo humano (3)

Kether, como Fuente desde donde surge la chispa desde el Gran Principio y que asociamos a todo el sistema central que dirige las funciones cerebrales, igual que el sistema operativo de una computadora dirige los distintos programas que se le insertan.

10Apr

La Kabbalah: El cuerpo del Árbol de la Vida y el cuerpo humano (2)

El Árbol de la Vida o Árbol Cabalístico es el esquema de nuestro cuerpo, el templo donde experimentamos cada una de las circunstancias de nuestra vida.

13Mar

La Kabbalah: El cuerpo del Árbol de la Vida y el cuerpo humano (1)

Cábala, El cuerpo del Árbol de la Vida y el cuerpo humano. El Árbol de la Vida representa el esquema de nuestro cuerpo, nuestra energía, el modelo sobre el cual establecemos nuestras circunstancias.

16Jan

La Esencia de Gueburah: Fuerza y Justicia. El guerrero en la luz

 

Hemos hablado con la esencia de Hesed de la presencia de Hasimha, la alegría en nuestro organismo, cuando las células se llenan de luz, el fluido energético que abastece nuestro organismo se siente permanentemente revitalizado y la luz penetra con fuerza en nuestro interior. Dicen que la felicidad es un estado paradisiaco y decíamos en anteriores capítulos que volver al paraíso es una de nuestras principales tareas en cada encarnación. Alejarse de él es negar la existencia y despreciar nuestro objetivo principal y las funciones más vitales, expresivas, y amorosas de la existencia.

Por otra parte, hay muchas maneras de alterar los procesos creativos cuando no respetamos nuestra chispa divina y es algo que no puede perpetuarse. Negarse a vivir es alterar nuestra historia y es cuando la rectificación nos llega a través de la “Severidad”, Gueburah, o Geburah, Gimmel (ג), beth (ב),vau (ו), (ו), resh (ר), heth (ה), la Inteligencia Radical que actúa en nuestros mecanismos internos. Entra en funciones porque el Guerrero, el quinto Sephirah, segundo debajo de Binah en la Columna de la Izquierda, se activa para reprogramarnos y reformar lo que se ha alterado.

La luz de Hesed desactivada o mal canalizada da lugar a ciertas debacles en la organización de nuestro microcosmos y el Pilar de la Derecha del Árbol de la Vida se desequilibra. Gueburah ataja los excesos. Podríamos decir que tener demasiado de todo acaba fomentando la excesiva complacencia, la comodidad, incluso la pereza. La gula pasa factura. Cualquier exceso también pone de manifiesto la necesidad de aplicar el bisturí cósmico y de esto se encarga Gueburah, la fuerza marciana. La reordenación interna nos permite comprender que la dinámica divina no puede alterarse descontroladamente.

12Dec

La Esencia de Hesed: Clemencia y bondad

 

Elohim, El-Los-Dioses, concibieron un plan maestro para la manifestación de vida humana. El resultado de la fusión de Kether-Hochmah-Binah es Hesed, el 4º Sephirah emanado de la esencia de los otros 3 Sephiroth. Hesed (Heith-Sâmekh-Dâleth), significa "Clemencia o Bondad". Nos encontramos que en la tradición cabalística, Hesed se expresa también con el nombre de G'dôlah o Guedulah, (Ghîmel-Dâleth-Beith-Aeïn), que significa "Grandiosidad, Esplendor". En Hesed nace la civilización adámica.La Luz era buena, como nos señala el Génesis.

Hesed hereda de Hochmah el Agua pura, que lleva a su vez el Fuego del impulso creador de Kether; de Binah recibe el poder de la condensación,  y al enfriarse el universo empieza a tomar forma, aunque en Hesed, Misericordia, aún todo es pura energía. Con este Sephirah se inicia el Mundo de Briah o Creación, y es el 2º Sephirah de la columna de la Derecha. La vida surge en este Centro como un estallido tal y como salen en primavera los primeros brotes de la naturaleza. Nos encontramos que una actividad frenética muy exaltada se pone en movimiento.

05Dec

La Esencia de Binah: Inteligencia y Conocimiento

 

Binah, (Beith-Yod-Noun-He) es el tercer Sefirah del Árbol Cabalístico y el primero de la Columna de la Izquierda, el rigor, la ley en sus distintas manifestaciones. Se le asocia también a la Severidad. Hochmah vuelca la Luz de Kether colmando su esencia y para que el Amor y la Sabiduría se manifiesten tienen que pasar por una etapa de asimilación, de reflexión,  de integración; es la contracción o Tsimsoum de Hochmah lo que crea a Binah, Energía Primigenia y principio de oscuridad para comprender que desde la penumbra se percibe la luz con más claridad; se contempla al ser que busca en su interior. La reflexión ayuda a mantener el orden, desde el macro al microcosmos. Los Arquetipos sephiróticos son representaciones primordiales del mecanismo de las experiencias plurales, desde lo material a lo etérico, desde lo físico a lo metafísico, todo dentro de una ordenada pauta. Si Binah surge de la esencia de Hochmah está claro que contiene parte de su condición. Las partes reflejan el todo. Es el conocimiento que se conoce a sí mismo mediante la introspección de sí mismo.

El ser humano expresa el proceso de la conciencia en 3 fases: Yod-He-Vav: El impulso del acto de pensar; el pensamiento contenido; y la manifestación o expulsión de ese pensamiento.