03. La Anciana y el secreto de las loterías | Red Milenaria

03. La Anciana y el secreto de las loterías

EL TAUMATURGO: El hombre del más allá

 

 

Tercer episodio 

La anciana y el secreto de las loterías

 

Una de las demandas que con más frecuencia reciben los Agentes de los Mundos de Arriba son las referentes a las peticiones de dinero. Cuando los hombres se arrodillan ante el Muy Alto para rezar o pedir, en muchas ocasiones sus peticiones se centran en pedir dinero, que la suerte les favorezca con alguna lotería.

 

Existe un departamento en el Mundo Astral que se dedica exclusivamente a las peticiones humanas. Legiones de Escribas permanecen atentos tomando nota de los diferentes pedidos que les llegan a través de sus “jefes” de grupo, de Ángeles, Arcángeles, Potencias, Virtudes, etc., todos los diferentes Coros de jerarquías están en plena faena para que todo esté totalmente organizado en el Palacio del Universo.

 

Desde esta morada salen a veces Decretos firmados por el propio Rey, cuando hay que dar una respuesta favorable a determinadas demandas. Cuando esto sucede, el júbilo es inmenso en el Mundo Astral al que algunos, como yo mismo tenemos acceso. Nada provoca más felicidad y alegría que el poder satisfacer estos encargos, porque es para nosotros, los facultados para realizarlos, el principio de nuestra tarea.

 

Que nadie piense que estos decretos firmados en la más Alta Instancia son otorgados si más, de forma caprichosa o aleatoria, nada más lejos de la verdad. Cada petición es analizada minuciosamente; de los bienes celestiales, de los tesoros divinos, ¡no se desperdicia ni un céntimo!  Cuando por ejemplo se trata de dinero, a menos que el interesado ya tenga en su cuenta en el Banco de Arriba la cantidad solicitada, por lo que ese dinero le llegará de forma automática en cuanto lo necesite; cuando se trata de un pedido extra, todo es analizado a fondo. El sistema bancario del mundo material funciona, o más bien debería funcionar, a imagen y semejanza de los engranajes del Banco de Arriba. Todo lo que existe aquí abajo es una copia, (más o menos bien hecha) de los Mundos Trascendentes.

 

Si nos presentamos en la ventanilla de un banco con un cheque y la cuenta de dónde debe salir está sin fondos, el talón nos será devuelto y deberemos esperar a que se ingrese el dinero para volverlo a presentar al cobro. Lo mismo ocurre Arriba. Para ganar dinero a la lotería o por cualquier otro medio en los que creemos que es el azar; para encontrar una fortuna a la vuelta de la esquina, un tesoro enterrado, es necesario que nuestra cuenta en el Banco del Astral esté bien provista, de lo contrario, nada recibiremos, por más que juguemos y que le pongamos velas a la providencia.

 

Pero, ¿qué hay que hacer para abrir una cuenta en lo Más Alto y depositar en ella el dinero?

 

El procedimiento es idéntico al de nuestro mundo terrenal: es necesario ganar dinero, bienes, logros, valores, etc. Y aprovisionar de buenos fondos dicha cuenta. Aquí en la tierra vemos que hay personas que trabajan mucho y ganan poquísimo dinero, mientras que hay otras que no hacen mucho y se benefician de los esfuerzos de aquellos que más laboran. Esta situación no puede ser algo permanente porque resulta injusta, y es por este motivo que los Ángeles Escribanos anotan con extrema precisión el salario real justo que cada individuo se merece, es el contravalor de sus esfuerzos. Más tarde todo ello le será restituido precisamente por aquellos que abusaron y se apropiaron indebidamente de lo que les pertenecía. Esto pasa de una encarnación a otra, o incluso, en ocasiones, en la misma vida.

 

Pero hay un grupo de personas que no se encuentra al servicio de una entidad patronal, sino al servicio de la Humanidad, sin esperar recibir nada a cambio de sus valores; ni retribuciones, ni honorarios, ni salario, ni gratificaciones. Están al servicio de los demás por puro amor y abnegación y es lógico que después de tanta dádiva, la sociedad acabe por restituirles lo que entregaron de forma anónima y desinteresada. Así tendremos que la manera en que reciben estos miles de favores altruistas, es ganando un premio gordo en una lotería o algo similar. Así que tengamos claro que cuando estos Decretos Reales son firmados son en realidad un puro acto de justicia.

 

Yo trabajo en la aplicación de estos Decretazos. Recuerdo una vez con mi cuerpo Astral e invisible, correr detrás de un jugador de fútbol, un delantero central, motivarlo para que marcara un gol, distrayendo al guardameta para que la pelota entrara en la portería, para que aquel equipo ganara y que la persona que había rellenado la quiniela tuviese los resultados necesarios para optar por un buen premio.

 

Nosotros, los Hombres del Más Allá, solemos meternos en tales situaciones, influenciando algunas operaciones para que el resultado final sea favorable a aquel que ha de recibirlo. Es tanta la atención que ponemos en estos procesos, que nadie podría imaginar que nuestros desvelos llegasen a prestar atención a 22 jugadores disputando un partido en una cancha para que una sola persona obtenga su recompensa y el dinero de su Cuenta de Arriba.

 

A veces resulta difícil aplicar un Decreto firmado y promulgado desde las Altas Instancias, nos llega por mediación de un intermediario de los Ángeles del Grupo de Gabriel y tenemos que ingeniárnoslas para conseguir nuestro propósito. Recuerdo el caso de una mujer de condición muy modesta, una persona muy humilde y ferviente formulando su petición. Ella debía imaginarse, tal vez, que sus repetidas plegarias harían aparecer un Ángel del cielo con un cofre repleto de monedas de oro, como en los cuentos de hadas. Esta idea es romántica, infantil, pueril si queréis, es algo que no puede suceder, porque es a través de la dinámica del mundo material como ocurren las cosas aquí abajo para que los designios divinos se realicen, no hay otra forma.

 

Pero se trataba de una mujer que vivía en un estado total de inocencia. Alejada del mundanal ruido de las grandes ciudades, no tenía una idea verosímil del funcionamiento de las loterías, así que menos aun podía haber comprado un boleto.

 

No obstante esa buena mujer poseía en su cuenta bancaria Arriba de una cantidad enorme de dinero, cientos de millones a su favor. Aquí en la tierra le rogaba cada día a Dios que le concediese medios económicos para ayudar a gente más pobre aun que ella misma; los veía sufrir y sus fervientes deseos la llevaban a orar y orar para que ocurriese el milagro.

 

Así fue como mi Superior inmediato me hizo llegar el Decreto: a esa mujer había que hacerle llegar el dinero por medios terrenales tal y como ya os lo he mencionado.

 

Manos a la obra. Lo que estaba claro es que resultaba del todo imposible arrastrarla hasta un casino, un bingo, una carrera de caballo. Así que si ella no iba a por su premio, su premio iría a por ella.

 

Pasé días y noches a su lado en mi cuerpo etérico sugiriéndole la idea de que tomara un autobús para ir a la ciudad y acercarse a una estafeta de lotería para comprar un boleto, avivando su cuerpo de deseos, ilusionándola con la idea de que podía ganar, que la providencia le iba a premiar. Todo fue inútil, ella que no tenía precedentes respecto a todo ello, no era sensible a mis insinuaciones. Se acercaba el día de Navidad, fecha que suele ser propicia para la adquisición de boletos de lotería, pero nada, todo parecía precipitarme al fracaso de mi empresa.

 

Decidí emplear grandes medios y yo mismo compré un boleto entero. Se trataba entonces de entregárselo y ¡de que lo aceptase! No podía dejarlo al azar y depositarlo en su casa sin más, ¡sería capaz de entregarlo al departamento de objetos encontrados!  Tampoco podía presentarme en su casa diciéndole:

 

- ¡Buenos días Señora, usted es tan buena y simpática que le regalo este boleto de Lotería de Navidad.

 

Tampoco podía revelarle mi misión, nos está totalmente prohibido. Recurrí entonces a un ardid. Encontrándose ella fuera de casa, aproveché para entrar y robarle todos sus ahorros. Le escribí una nota diciéndole que me perdonara, que era una persona necesitada de dinero inmediato y que en compensación le dejaba un billete de lotería de Navidad deseándole que tuviera suerte.

 

Este asalto la dejó muy abatida, no tanto por el dinero perdido, sino por el hecho de que alguien hubiera tenido tal poco corazón de robarle a una persona tan pobre como ella. Pasados unos días, su sorpresa fue inmensa cuando se enteró que aquel boleto dejado por un “ladrón” conseguía el “Premio Gordo”.

 

Pero a todo ello su reacción fue asombrosa. Se dirigió a la redacción de un periódico de la ciudad y puso un gran anuncio: “Solicito que la persona que entró a robar en mi casa y me quitó el dinero, me lo devuelva y a cambio yo también le devolveré su boleto premiado”.

 

Pero tal ladrón, por supuesto nunca se presentó.

Comentarios

  • Alt
    Dom, 15/06/2014 - 13:01 responder

    Mi queiridisima Milena,
    gracias te doy de nuevo por este bello y lleno de significado, (al menos para mí en estos momentos), cuentito que nos han regalado.
    Un abrazo de corazón a corazón y Feliz domingo!
    Mochis

    • Alt
      Lun, 16/06/2014 - 07:00 responder

      Gracias a ti por tu delicioso comentario que me anima a seguir pulblicando y por estar en contacto conmingo después de nuestras intensas clases! Abrazos amorosos!

  • Alt
    Dom, 15/06/2014 - 23:34 responder

    ¿Y como saber si ese Banco de Arriba inspira también a nuestros yos probables en otros sistemas de realidad?

    • Alt
      Lun, 16/06/2014 - 06:58 responder

      Muy sutil tu pregunta, pues creo yo que será cuestión de ir al Astral y preguntarlo allá Arriba donde están las respuestas de esas otras realidades. Vivimos en varias dimensiones, pero poco acostumbrados a conectar con ellas. 

      Gracias por tu comentario que sin duda nos hace imaginar...

  • Alt
    Mar, 17/06/2014 - 22:45 responder

    Hola de nuevo, tomo nota entonces y acudiré a ese espacio imaginativo donde no hay unos parámetros determinados y a ver qué derroteros vislumbran las tendencias más altas de la psique. Gracias Milena.

  • Alt
    Vie, 19/09/2014 - 22:47 responder

    hola milena
    hoy he leído por CAUSALIDAD lo del terremoto y lo del boleto premiado de lotería,y ambas historias me han calado hondo,cosas así sutiles,en un idioma algo mas entendible para niños,podría escribirse como obras de lectura infantil,o audiocuentos para los mas pequeños,e ir inculcándoles estos valores y sabiduría desde tan tierna edad que quede grabado en sus cerebros y vaya desarrollandose con los años.
    yo concretamente vivo mas tiempo conectada con mi plano astral o como queramos llamarle,ya que ,por alguna razon que no alcanzo a averiguar el por qué,mi cantidad de horas en estado de sueño profundo es muy superior al del comun de los mortales,pudiendo llegar a veces a permanecer sin causa que lo justifique hasta casi 50 horas en ese mundo de sueños....tal que cuando estoy nuevamente despierta,paso por periodos de confusión momentánea en los que no sé si estoy viviendo la vida en la cual me hallo despierta,o en realidad estoy viva cuando mi cuerpo y mi mente estan durmiendo profundamente,ya que tengo una vida completamente diferente en mis sueños a la que tengo en mi dia a dia normal.Quienes lean esto pueden pensar que no ando bien de mis facultades mentales,pero no es así,lo aseguran incluso médico y psicólogo,y lo único poco normal es que duerma tantas horas....pero por lo demás estoy lúcida totalmente y no tengo problemas mentales que hagan pensar que todo esto que digo sea producto de mi imaginación..muchas veces hasta tengo la fuerte impresión de caer encima de mi cama al despertar,y despierto despues de tantas horas acordandome de muchos fragmentos de esas escenas que he vivido mientras dormía,a la vez que soy consciente si en algun momento entre el sueño y el despertar ha sonado mi tlf,o han tocado a mi puerta,me he dado cuenta pero tambien de que no podía contestar por estar mi cuerpo inerte,dormido,como muerto.....una sensación muy dificil de explicar,incluso para personas entendidas en estos temas tan sensibles.un saludo milena y un fuerte abrazo para ti y para todos los lectores de este blog

    • Alt
      Lun, 22/09/2014 - 09:58 responder

      Tu cometario es acertadísimo, tienes toda la razón, lo pienso muhas veces, hay que educar a nuestros niños en el saber que no está contabilizado en la experiencia exclusivamente material!! Respecto a lo que cuentas de tus horas de sueño, pienso realmente que estás viviendo más en el mundo astral, como bien dices, es lo que tal vez en esta vida te ha tocado desarrollar! una mente mágica a la que el cuerpo no se acostumbre tal vez. Tu lucidez está fuera de toda duda, porque estás percibiendo un mundo que muchos se niegan a concienciar. Deberías escribir tus experiencias, seguro que son apasionantes. Si tienes algún sueño más, ya sabes... me lo pasas... que lo incluyo. Un abrazo bien grande y gracias de nuevo por tus palabras que seguro que servirán a muchos de ilustración!

       

      Besos

Escriba un comentario



categorías en Nube de etiquetas
Actualidad Acuario Agua Aire Aladiah Alquimia Amor Aniel Aniversario Aries Aspectos Assiah Astrocábala Astrología Astrología Cabalística Atzilluth Beith Binah Cambio Capricornio Carta Astral Casas astrológicas Chavakiah Ciencia Conciencia Conjunción Corrupción creatividad crisis Cuerpo Cursos Cursos online Cábala Cáncer diccionario de sueños Eclipse Ecología economía Ego Superior Elecciones Emociones energía Equinoccio Escorpio Etz Hayim Filosofía Formación Fuego Física cuántica Gematría Genios Géminis Génesis Habuhiah Harahel Hekamiah Hesed Hochmah Hod Hoguera Interpretación de los sueños Jeliel Júpiter Kabaleb Kabbalah Kether La Nueva Luna Leo Letras Hebráicas Libra Luna Luna LLena Luna Nueva Luz Magia Malkuth Marte Mebahel Meditación Mercurio Muerte Más allá de los velos de Morfeo Naturaleza Navidad Nelkhael Neptuno Netzah Nueva Luna Numerología números Omael Pablo Iglesias Paraíso Pedro Sánchez Piscis Planetas Planetas Retrógrados Plenilunio Plutón Podemos Poder Política Poyel PP Psicología PSOE Rajoy Red Milenaria Relatos Ritual Sagitario Salud San Juan Saturno Semana santa Sephirah Sephirot Sephiroth Signos Zodiacales Simbología Siria Sol Solsticio de invierno Solsticio de verano Solsticios Talleres Taumaturgo Tauro Tertulias test Tierra Tiphereth Tiqoun Tradición Tránsitos planetarios Unión Urano Vasariah Venus Vida Vida cotidiana Video Virgo Yesod Yetzirah Yod-He-Vav-He Zodíaco Ángeles Árbol Cabalístico Árbol de la vida - Etz hayim