Pedro Sánchez y su carta Astral - Política en clave de Astrología Cabalística | Red Milenaria

Pedro Sánchez y su carta Astral - Política en clave de Astrología Cabalística

El análisis de la Carta Astral de este político se hace en base al desarrollo de su capital personal, es decir su potencial relacionado con el desarrollo de su labor política. En ningún caso nos permitimos ahondar en sus asuntos personales.

 

Pedro Sánchez Castejón nació en Madrid el 29 de febrero de 1972. No disponemos de la hora de nacimiento, por lo tanto haremos coincidir la hora con los grados de su Sol en Piscis para facilitar la lectura.

 

Su Sol se sitúa a 9º.48’ del primer decanato de Piscis, que para la Astrología Cabalística es un decanato Cáncer, y por lo tanto de recapitulación. Lo que indica esta posición es que Pedro Sánchez se puede ver “obligado” a vivir situaciones en que la exteriorización emocional, propia de Piscis se haga en condiciones más incómodas, por lo que puede darle la impresión de estar “solo” ante el peligro, en una tierra “hostil”, donde sus semejantes no acaban de entenderle. Es un poco como la historia del que se entusiasma de algo o de alguien que forma parte de una historia antigua, algo pasado que tiende a derrumbarse, pero él se empeña en seguir manteniéndolo todo en pie; vive entre “escombros”, o sobre lo que otros han construido y eso puede ser sumamente embarazoso.

 

Carta Astral Pedro Sánchez

También da el perfil de quien busca estar bien con todo el mundo porque todos son “viejos conocidos”; pero sabemos que la historia de Piscis es la historia de la liquidación de situaciones del pasado, y en este decanato, la función de su Sol-Conciencia le lleva a vivir en escenarios sobre los que pesa un pasado kármico importante.

 

En el plano más concreto, ese estadio Piscis-Cáncer, se expresan los claroscuros de la personalidad, pasando del brillo a la opacidad, aunque dependiendo siempre de si Pedro Sánchez es más fiel al pasado o se catapulta hacia el futuro; el pasado lastra, el futuro es incierto. Ser fiel a una historia antigua le será relativamente fácil, pero Piscis en su compromiso, ha venido a pasar cuentas y puede llegar el momento en que, si no es capaz de hacer bien su trabajo de desalojo de tendencias que ya no pueden perpetuarse, las consecuencias pueden resultarle adversas.

 

Kabaleb nos señala que el grado de actuación de su Sol, de 9 a 10 de Piscis, representa una obra en tres actos: las tres fases del trabajo emocional: descubrir, interiorizar y exteriorizar, así que tendremos a una persona sumamente ocupada en llevar de frente varias situaciones a la vez, y con tanta activación, le pueden meter más de un gol por la escuadra si no tiene cubierto todos los ángulos de la portería. Ya sabemos que en política amores y lealtades, pocas, y de ello puede adolecer este candidato a la presidencia del gobierno de España.

 

Al no tener la hora de su nacimiento no podemos activar su Sol en una Casa determinada. Recordemos que el Ascendente marca el movimiento de la Carta Natal. No obstante el estudio de su tema con las posiciones planetarias es totalmente posible analizando su tema natal desde esa conciencia solar, que en definitiva es lo que realmente marca la trayectoria humana.  

 

Así, su Sol en Piscis está en oposición con la Luna en Virgo, poniendo de manifiesto que entre las tendencias internas, (Luna), y las externas, (Sol), hay una tensión, pero también la necesidad de ponerlo todo negro sobre blanco. Por otra parte, la Luna en trígono a Marte y Júpiter pueden darle un buen espaldarazo, aportarle seguridad y entusiasmo. Júpiter en Capricornio debería darle buena mano para el mando y deseos de liderar proyectos, pero la cuadratura de Júpiter con Plutón en Libra en un sector donde lo oculto está a la orden del día, puede ponerle trabas en el ejercicio del poder, porque las alianzas no están muy claras.

 

Marte en Tauro le ayuda a caer bien cuando dinamiza su lado más comunicativo; en el ámbito de las relaciones humanas se mueve como pez en el agua, con Marte en trígono a su Luna en Virgo. Pero tiene a Neptuno en la parte más elevada de su Carta en Sagitario en cuadratura con el Sol y la Luna y opuesto a Saturno. Desea  implantar nuevos designios, nuevas consignas, salvar al mundo, elevarse por encima del vulgo y transmitir la idea de superación, pero posiblemente no emplee demasiado bien sus herramientas y los golpes de timón que pueda dar, a la desesperada, no le funcionarán, a menos que lo que le lleve a hacerlo sea el afán de transparencia y autenticidad, para depurar, (Neptuno en trígono a Quirón en Aries), y sin pretender gustarle a todos todo el tiempo. Neptuno en la Casa X desde el Sol se atreve con todo y debe cambiar estructuras, reinventarse.

 

Por otra parte, Plutón en el cuadrante superior en Libra debe buscar alianzas, pero Neptuno y Júpiter van por libre y si bien hay una parte de su programa humano que viene heredado del pasado por la posición solar, Pedro Sánchez tiene algunas espinitas que sacarse de encima respecto a su autoestima, (nodos en Leo y Acuario en cuadratura a Lilith es Escorpio). Su afán de notoriedad tampoco quiere sentirse sujeto a nada ni a nadie, por lo que su plan puede ser: parezco una cosa pero luego soy otra; digo lo que pienso, pero luego cambio mi pensamiento y todo lo hago en pro del bien común. Ser capaz de variar de estrategia no es malo, todo el mundo debería reconocer cuando falla o tiene que mejorar; pero Marte en Tauro le puede llevar a enrocarse y Saturno en grados de Kether en Géminis, a defender lo que sea con tal de tener razón. Genio y figura son parte de su potencial, y liderar es lo suyo, pero pactar no es retroceder, sino reconocer lo bueno del adversario para defender después las propias ideas con la misma integridad. ¡Pero con Neptuno en X en Sagitario, nunca se sabe!

 

El programa de su Sol relacionado con la información que nos brinda el análisis cabalístico según el método Kabaleb se expresa mediante sus  Genios solares:

  • Programa Físico:             Habuhiah, (nº 68)
  • Programa Emocional:     Imamiah, (nº 52)

(No tenemos su grado mental al no disponer de su hora de nacimiento).

 

Cada uno de estos programas nos da pistas acerca de lo que su Yo Superior le pide o le reclama en aras de cumplir su tarea principal. Se trata de una guía que ayuda al ser humano a encajar su destino; nos habla de su potencial y de lo que debe desarrollar a lo largo de su existencia. Cuando el individuo se acerca al cumplimiento de sus programas, la vida resulta mucho más fácil y fructífera. No obstante, recordemos que el ser humano viene con un programa asignado, pero por encima de todo está su libre albedrío.

 

El Programa Físico de su Sol, Habuhiah, le transmite la energía necesaria para sanar, para actuar con responsabilidad y arrojo, y para volver a encauzar las situaciones. Así tendremos que las asignaturas que Pedro Sánchez tiene pendientes son:

  • Sanar procesos a través de la comprensión de lo que falla en uno mismo
  • Amarse y valorarse. Tener mucha fe.
  • Realizar obras de largo alcance.
  • Ser portador de compromiso y fructificación.
  • Hacer reajustes y  saber aprender de los errores.
  • Vivir integrado en el puesto que a uno le corresponde.
  • Superar las dudas. Transformar la vida.
  • Armonía y  generosidad.
  • Una gran voluntad de trabajo. Valentía, osadía, coraje.
  • Afán de trascendencia.

 

Cuando todo este programa no es asimilado, respetado o cumplido, los posibles efectos contrarios pueden provocar esa clase de tendencias:

  • Contraer compromisos perniciosos.
  • Tener dificultades, perder oportunidades.
  • Cobardía, indecisión.
  • Estar fuera de lugar. Ser incoherente. Falta de autoestima.

 

El programa Emocional,  Imamiah, nos habla de rectificación de errores y de  las siguientes aptitudes: 

  • Vivir el derrumbe de los propios valores para reconstruir sobre nuevas bases.
  • Saber amar al enemigo, comprender sus estrategias, sus razones y las lecciones de vida que nos aporta.
  • Recuperar la libertad. Saber reconocer los propios errores.
  • Superar las dificultades Aceptar los cambios.
  • Ser el protector de las personas atribuladas.
  • Liquidar deudas.
  • Interesarse por elevar la conciencia de la sociedad.

 

Posibles efectos contrarios:

  • Controlar la vida de los demás, manipular.
  • Obstaculizar la libertad de los demás o ver limitada la propia.
  • Negarse a reconocer los errores. Resistirse a los cambios.

 

Lo que para mi está bastante claro es que Pedro Sánchez tiene una tarea comprometida respecto al ámbito político. El destino de los pueblos está dirigido por un espíritu de grupo adscrito a las voluntades de las gentes que conforman dicha nación. Pero cuando una persona desea llevar las riendas de un país, su programa humano toma otra dimensión, ensancha sus límites; y lo que a priori puede servir al ciudadano de a pie, se convierte en cuestión de estado para el que pretende tomar las riendas de un territorio. Es por ello que los detalles siempre acaban siendo importantes y son analizados con lupa.

 

Si nos atenemos a su programa solar, podemos establecer una relación entre lo que su conciencia pide y lo que él es capaz de materializar. Esto es: subsanar o restablecerse de situaciones deterioradas; armarse de valor para sacarse de encima las dudas, las indecisiones; promulgar un programa de ayuda real a los necesitados; recuperar libertades; derrumbar pilares que bloquean el estado de bienestar; elevar la voluntad de acción y deseos de mejoras de sus conciudadanos; abogar por elevar la conciencia y la educación; cumplir realmente con los compromisos que él personalmente adquiriera; ser generoso; rectificar los propios errores y tener la valentía de saber cuándo debe abrir y cerrar la espita, no se puede decir a todo sí o a todo no. Esto sería, y muy por encima, el resumen de lo que sus valores, aplicados al mundo de la política le demandan. Que sepa o no utilizar sus dones dependerá exclusivamente de él.

 

El análisis nos permite ver cómo están las cosas en estos momentos en su mapa astral y a pocos días de cumplir años, Pedro Sánchez está en su Casa XII, la que corresponde a la revisión de experiencias vividas a lo largo de todo el año. Es un momento de liquidación de situaciones; momento de rebajas; de comprender lo que se ha hecho bien y lo contrario; de revisar patrones de actuación en aras de empezar su año ligero de equipaje y de lastres, para emprender de nuevo el vuelo a partir del día de su aniversario.

 

La entrada de Neptuno en Piscis, su signo en febrero del 2012 le ha abierto las puertas a posibilidades de realización importantes. Actualmente Neptuno está prácticamente encima de los grados de su Sol, lo que puede interpretarse de varias formas. Por una parte le activa la cuadratura del Sol con Neptuno natal en Sagitario. Así tendremos que Neptuno en tránsito y Neptuno natal están en tensión y pueden provocar que tome decisiones geniales o todo lo contrario, pero cuanto menos, inesperadas. Esta posición le empuja a hacer cosas, a ejercer su poder, a no sentir la tierra bajo sus pies. Pero este arrojo puede pasarle factura, si tenemos en cuenta que Júpiter en Leo le da marcha a su Marte Natal en Tauro y que sus palabras o actos se sobredimensionen, y no pueda controlar ni lo que dice, ni las consecuencias de lo que hace. Hay un impulso interior que puede llevarle a repetir patrones, pero Neptuno le invita a reinventarse y está “obligado”, debe sanar situaciones tal y como destila su programa solar.

 

Pero hay que cuidar las formas, si nos atenemos a la activación de la cuadratura de Quirón con Urano en tránsito en Aries y Neptuno en cuadratura con su Sol y la Luna, cuidado que no sea peor el remedio que la enfermedad.

 

De que Pedro Sánchez tiene que reestructurar muchas situaciones no cabe ninguna duda con la presencia de Saturno en Sagitario en su Casa X, la del poder, la profesión, junto a los grados de Neptuno natal en Sagitario, desde mitad de enero de este año 2015. Un golpe de timón, destapar irregularidades; exponerse al peligro de dar un bandazo para forzar situaciones durante este tránsito que durará por lo menos hasta mayo del 2015, y volverá a activarse a partir de octubre del 2015 a diciembre 2015. Serán momentos, -como ahora-, en los que los rifirrafe estarán a la orden del día.

 

Para salir airoso de todo ello, este político debería seguir más su intuición que las múltiples voces que deben clamarle para que adopte tal o cual resolución. Él sabe mucho más que lo que sabe, pero esa sabiduría tiene que recabarla en su interior, para que el poder, la fuerza, el amor sean de verdad lo que guíe sus pasos. Pero, hoy por hoy, hablar de amor a los políticos es pura abstracción.

Escriba un comentario



categorías en Nube de etiquetas
Actualidad Acuario Agua Aire Aladiah Alberto Chicote Albert Rivera Alquimia Amor Aniel Aniversario Aries Aspectos Assiah Astrocábala Astrología Astrología Cabalística Atzilluth Beith Binah Cambio Capricornio Carta Astral Casas astrológicas Chavakiah Ciencia Conciencia Conjunción Corrupción creatividad crisis Cuerpo Cursos Cursos online Cábala Cáncer diccionario de sueños Eclipse Ecología economía Ego Superior Elecciones Emociones energía Equinoccio Escorpio Etz Hayim Filosofía Formación Fuego Física cuántica Genios Géminis Génesis Habuhiah Harahel Hekamiah Hesed Hochmah Hod Hoguera Interpretación de los sueños Jeliel Júpiter Kabaleb Kabbalah Kether La Nueva Luna Leo Letras Hebráicas Libra Luna Luna LLena Luna Nueva Luz Magia Malkuth Marte Mebahel Meditación Mercurio Muerte Más allá de los velos de Morfeo Naturaleza Navidad Nelkhael Neptuno Netzah Nueva Luna Numerología números Pablo Iglesias Paraíso Pedro Sánchez Piscis Planetas Planetas Retrógrados Plenilunio Plutón Podemos Poder Política Poyel PP Psicología PSOE Rajoy Red Milenaria Relatos Ritual Sagitario Salud San Juan Saturno Semana santa Sephirah Sephirot Sephiroth Signos Zodiacales Simbología Siria Sol Solsticio de invierno Solsticio de verano Solsticios Talleres Taumaturgo Tauro Tertulias test Tierra Tiphereth Tiqoun Tradición Tránsitos planetarios Unión Urano Vasariah Venus Vida Vida cotidiana Video Virgo Yesod Yetzirah Yod-He-Vav-He Zodíaco Ángeles Árbol Cabalístico Árbol de la vida - Etz hayim