06. El caso de las almas gemelas | Red Milenaria

06. El caso de las almas gemelas

EL TAUMATURGO: El hombre del más allá

 

El Taumaturgo es un hombre del Más Allá con poderes extraordinarios que  interviene cuando el destino debe ser cumplido o modificado.

 

Sexto episodio 

 

El caso de las almas gemelas

 

Cada uno de nosotros tiene una alma gemela que se encuentra en algún lugar del planeta; son viejas conocidas en el cielo y deben, tarde o temprano, reencontrarse en la tierra. Cuando estas almas se descubren, se reconocen y tienen la posibilidad de vivir juntas una existencia entera, sienten que  han llegado a la felicidad, experimentan una gran euforia, paz y bienestar.

 

Todos en mayor o menor intensidad alcanzamos la felicidad en determinados momentos de nuestra vida terrenal; todos detenemos una idea de lo que es ser feliz, pero sentir la plenitud absoluta, total, definitiva como cuando dos almas, separadas desde hace eones por múltiples circunstancias, vuelven a reunirse de nuevo, es algo realmente grandioso.

 

Una vez tuve la gran suerte de ser solicitado para ir en busca y captura del alma gemela de un hombre que en virtud de los servicios prestados al universo merecía estar unido a su alma gemela.

 

Primero sepamos lo que es una alma gemela y para comprenderlo hay que remontarse al principio de los tiempos, en la época genésica del Paraíso. En aquel tiempo Dios o la Energía Creadora, como quiera llamársele, organizó un ensayo de lo que debía ser la futura humanidad, se trataba de la civilización adamita, hermafrodita, dotada simultáneamente de la esencia masculina y femenina.

 

Pero la creación es este estadio, al ser Uno, no avanzaba al ritmo necesario, no evolucionaba con la celeridad prevista por no tener comparativa alguna, los contrastes son los que nos hacen evolucionar. Por lo tanto se procedió a separar estas dos tendencias declarándolas por separado, hombre y mujer. Esto era para que las dos polaridades pudiesen aportar su experiencia a una Creación que cuenta con la dualidad. A partir de ese momento, una vez escindidos, y fuera de la comodidad de un lugar sin conflictos, tuvieron que llevar una vida autónoma, recogiendo el mayor número posible de vivencias sin tener conciencia de su otra mitad, la que subyace dormida en el interior. Pero al final esas dos mitades están siempre destinadas a volver a encontrarse y cada una se nutrirá de las experiencias de la otra. A esa mitad olvidada, perdida, separada, se le da el nombre de alma gemela.

 

A lo largo de la evolución los seres humanos vienen al mundo físico alternativamente unas veces bajo el aspecto femenino, otras bajo el aspecto masculino. Las almas gemelas se encarnan al mismo tiempo porque están unidas por un cordón energético invisible para el ojo humano, pero reconocible para el corazón, y unas y otras se arrastran encadenadas al hilo de la vida. Son complementos naturales.

 

Esas almas no saben que son dos unidades de un mismo ser aunque sienten una inmensa felicidad estando cerca porque el lazo de amor que les une es muy poderoso y es un deseo que proviene del alma y del corazón. A veces ocurre que cuando una se muere, la otra no sobrevive más que pocos días.

 

Esos encuentros fortuitos no son demasiado frecuentes porque el ser humano tiene la ingente tarea de superar algunas de sus deficiencias emocionales. Venimos a aprender y lo que une a unos y otros seres humanos es el cumplimiento de un deber, de un karma. El objetivo de vida es que la humanidad se sienta bien, feliz pero aprendiendo a mejorar su condición humana, porque la felicidad plana, sin trabas, nos acaba paralizando.

 

La placidez de volver a unirse con una alma gemela es una auténtica bendición del cielo, el merecido regalo de la providencia. Yo he podido asistir a algunas de estas fusiones y la armonía que desprenden sus cuerpos y sus almas es indescriptible. El amor que se profesan es tan profundo y maravilloso, que ya no hay deseo terrenal que pueda compararse a lo que alcanzan en ese estado de plenitud. Se alimentan de amor y exhalan amor.

 

El caso por el que solicitaban mis servicios fue bastante complicado, es la razón de mi intervención. Piden nuestra ayuda cuando las posibilidades naturales son ínfimas y el destino ha de cumplirse. Se trataba de un hombre cuyo programa de vida requería la unión con su alma gemela a partir de los 40 años y antes de alcanzar esa etapa de plenitud debería pasar por no pocas situaciones emocionales turbulentas. Lo misma ocurriría con su otro yo, y con el agravante de que en un momento de su vida, la mujer con la que debía unirse, había contraído un feliz matrimonio con otra persona.

 

La ley cósmica habla de unión, no de disolución, esto es cosa de la tierra. Nosotros trabajamos a favor de la unidad y de la armonía de todas las cosas, no de la destrucción o separación, de eso se encargan los del abismo. Pero hay que puntualizar que ciertas necesidades individuales se imponen ante cualquier reglamentación. Es lo que sucede por ejemplo cuando en una calle el semáforo está en rojo y el urbano da paso; a quien debemos obedecer es al que controla el tráfico personalmente, al policía, porque representa la instancia superior.

 

Promover la unión de dos almas gemelas es una necesidad prioritaria y así fue como me movilizaron, a mi y a otros dos colegas para intervenir en esta representación.

 

Como siempre, no puedo eternizarme en los pormenores de las vidas de estos personajes, hay detalles que no vienen a cuento, pero sí puntualizar que fue una tarea ardua y emocionante a la vez, porque supuso utilizar toda clase de ardides para que la intuición femenina estuviese en alerta máxima. Las sugestiones del mundo invisible debían llegarle como oleadas de pensamientos acerca de un posible encuentro con el hombre ideal. Su matrimonio le aportaba estabilidad, pero había en ella un deseo inconfesado de búsqueda de un amor platónico, perfecto, que no existía más que en sus sueños.

 

Su marido era un hombre bueno muy centrado en su vida profesional y con quien  se entendía perfectamente y eso complicaba mucho las cosas ya que parecía no haber resquicios para que ella pensara en abandonarlo. Pero la llamada del alma gemela que teníamos la obligación de insuflarle era cada vez más poderosa en su subconsciente, y ella se sentía cada vez más lejos de su marido y más cerca de emprender un viaje a lo desconocido. Llegó el día en que su convicción inconsciente le llevó a dejar su casa y embarcarse en una aventura, un viaje con rumbo desconocido, con el pretexto que deseaba conocer otros países y era un viaje de realización personal, iniciático. Había algo en su interior que le daba seguridad, (hacíamos de maravilla nuestro trabajo), ella lo identificaba como una fuerza superior que la empujaba hacia la realización de su destino.

 

Una vez en camino, solo era preciso conducirla progresivamente al lugar donde debía reencontrarse con su alma gemela. Su viaje la llevaba de un continente a otro, y cuanto más se alejaba, recorriendo kilómetros por tierra, mar y aire, más sentía su libertad y plenitud interior, lo que la llevaba más y más lejos de su punto de origen.

 

Un día paseando por un jardín público de la ciudad donde acababa de llegar, se sentó a descansar en un banco público. Se le acercó un hombre de mediana edad que llevaba un buen rato mirándola, tomó asiento a  su lado  y le dijo:

 

-. Disculpe, ¿no nos conocemos de algo?, su cara me es muy familiar.

.- No creo respondió la mujer, soy extranjera y acabo de llegar a la ciudad

.- Pero fíjese que estoy seguro de que nos conocemos…

 

Entablaron conversación y él se ofreció para enseñarle los rincones más hermosos de la ciudad. Ella aceptó encantada y así comenzó su gran historia de amor…

Misión cumplida.. ya podíamos retirarnos..

 

Ah, se me olvidaba comentar que otros compañeros se encargaron del marido de aquella mujer; a él también le esperaba otra hermosa historia, no de almas gemelas, pero bonita y gratificante sin duda, pero esto ya no me toca a mi contarlo.

 

 (Me tomé la libertad de alargar este cuento con la expresa licencia de Kabaleb que sin duda, siempre atento a mi existencia, resulta ser siempre una divina inspiración.)

Comentarios

  • Alt
    Sáb, 16/08/2014 - 11:07 responder

    Querida Milena, Como siempre regalando tu sabiduría, mil gracias por los regalos que siempre recibo de ti y que son como luz en el camino del autoconocimiento.Recibe un abrazo almico.

    • Alt
      Sáb, 16/08/2014 - 11:19 responder

      Tu nombre ya da muestras de tu calidad humana. La Gracia está en la Columna de la Derecha, Hochmah en Cábala, la de la sabiduría y el amor. Tus palabras calan hondo!! Otro abrazo de Luz para ti!!!

  • Alt
    Mar, 19/08/2014 - 19:07 responder

    Muchas gracias por tu enseñanza. Espero conocer a mi alma gemela, tengo 54 años y en mis anteriores relaciones no he encontrado la unión completa, espiritual que busco.

    Creo que eres hija de un gran maestro al que yo seguía en " Mas allá de la ciencia"

    Bendiciones!!!!!

    • Alt
      Mar, 19/08/2014 - 19:51 responder

      Claro que sí, proyéctala con fuerza, llámala y la vas a encontrar, ya sabes, el universo es sabio, nosotros solo tenemos que seguir las pistas!!! Sí mi Padre hizo muy buen trabajo en esa revista, además de ser el alma que la fundó!!! Muchas gracias por acordarte del él!!

      Bendiciones para tí María Paz!

      Milena

  • Alt
    Mar, 19/08/2014 - 20:48 responder

    Qué belleza y armonía. Vaya historia o enfoque atencional positivo de la palabra karma, que podría decirse. Suerte Mari Paz, seguro que el Universo ya se te puso en marcha.

  • Alt
    Mié, 20/08/2014 - 00:40 responder

    Maravillosa historia de Almas Gemelas, para quienes el tiempo y el espacio no son de importancia, porque lo que realmente hermoso son esos reencuentros....
    Como todo en este mundo tiene un "para qué" hace semanas encontré esta página, y fueron los "cuentos" del Taumaturgo los que me prendaron en un inicio.
    Hoy comprendo porque semana a semana entro a dar un paseito y a nutrirme con la información maravillosa que con amor preparan para compartir con todos los que estamos en la busqueda constante de la verdad. Bendiciones de Luz para todos...

    • Alt
      Mié, 20/08/2014 - 09:30 responder

      Preciosas palabras que agradezco de corazón! Para personas como tú trato de mantener al día esta Web que son mis raíces y  busco expresar, -en realidad-, las raíces de todos los seres humanos, nuestra trascendencia y espiritualidad. Estamos inmersos en un mundo de profundo significado y desentrañarlo es parte de nuestra tarea humana.

      Un abrazo de luz!

      Milena

  • Alt
    Jue, 16/06/2016 - 07:59 responder

    Sí, a veces no nos damos cuenta de que el amor está siempre muy cerca de nosotros. Preciosa historia y deseo que lo disfrutes toda tu vida y más allá. ¡¡¡¡Enhorabuena!!!!

  • Alt
    Mié, 13/07/2016 - 19:28 responder

    Muchas gracias por la sabiduría y el compromiso con el servicio a los demás, todo en nombre del infinito amor quisiera saber como puedo liberarme para poder ser capaz de encontrar a la persona que realmente corresponda con misión en esta vida como mi alma gemela bendiciones

  • Alt
    Jue, 03/11/2016 - 16:48 responder

    Querida Milena,
    ¿Cómo puedo saber si estoy destinada a unirme a la llama gemela? Las cosas que nos separan parecen tan imposibles de superar, por lo que él corrió, se convirtió en un corredor...mi adorado corredor.
    Mis guías no se hacen presentes, y los necesito tanto para confirmarme si estamos destinados en esta vida o no, es que desde que él se fue me quedé sin rumbo, sin norte, el dolor que siento es inexplicable y yo sólo necesito una pequeña luz para seguir adelante. ¿Qué hago para poder sobrevivir a este dolor que poco a poco me está matando? ¿Cómo sé si nos vamos a unir?

    • Alt
      Lun, 07/11/2016 - 08:55 responder

      Bella alma, el amor suma siempre y no debe hacernos sufrir. Ignoramos lo que nos depara la vida, las relaciones, pero lo que podemos hacer es visualizar el amor como ese fin que nos permite crecer y ser cada vez más sublimes, y en ese camino dejemos de sufrir por el amor, ya que el amor es Luz  y nos expande. Ama a quien tengas cerca, o lejos, pon rumbo a ese sentir y te aliviará. Un abrazo de Luz.

  • Alt
    Lun, 09/01/2017 - 04:28 responder

    Estoy pasando una situacion de separacion, despues de 17 años de estar juntos y tratar de ser una familia unida, me di cuenta q no somos el uno para el otro y ultimamente he estado pensando en mi alma gemela y no tengo idea de quien es ni donde esta pero siento q es momento de encontrarnos, es inexplicable lo q siento (desesperacion, angustia y miedo) no se como encontrarla y pienso q se me acaba el tiempo. Gracias y saludos

    • Alt
      Mié, 25/01/2017 - 20:58 responder

      Querida Vane, no siempre es fácil estar en la senda de la evolución humana para tratar de doctorarnos y elevarnos, somos de momento, simples aprendices. A veces escogemos tareas duras, con sentimientos que alteran nuestras circunstancias. Cree que puedes superar todo ello; confía en ti, confía en que es una prueba y que después de pasarla, llegará la paz a tu corazón. Piensa que no hay almas elegidas, sino almas que tienen el valor de elegirse a si mismas.

      Un gran abrazo de luz!

Escriba un comentario



categorías en Nube de etiquetas
Actualidad Acuario Agua Aire Aladiah Alquimia Amor Aniel Aniversario Aries Aspectos Assiah Astrocábala Astrología Astrología Cabalística Atzilluth Beith Binah Cambio Capricornio Carta Astral Casas astrológicas Chavakiah Ciencia Conciencia Conjunción Corrupción creatividad crisis Cuerpo Cursos Cursos online Cábala Cáncer diccionario de sueños Eclipse Ecología economía Ego Superior Elecciones Emociones energía Equinoccio Escorpio Etz Hayim Filosofía Formación Fuego Física cuántica Gematría Genios Géminis Génesis Habuhiah Harahel Hekamiah Hesed Hochmah Hod Hoguera Interpretación de los sueños Jeliel Júpiter Kabaleb Kabbalah Kether La Nueva Luna Leo Letras Hebráicas Libra Luna Luna LLena Luna Nueva Luz Magia Malkuth Marte Mebahel Meditación Mercurio Muerte Más allá de los velos de Morfeo Naturaleza Navidad Nelkhael Neptuno Netzah Nueva Luna Numerología números Omael Pablo Iglesias Paraíso Pedro Sánchez Piscis Planetas Planetas Retrógrados Plenilunio Plutón Podemos Poder Política Poyel PP Psicología PSOE Rajoy Red Milenaria Relatos Ritual Sagitario Salud San Juan Saturno Semana santa Sephirah Sephirot Sephiroth Signos Zodiacales Simbología Siria Sol Solsticio de invierno Solsticio de verano Solsticios Talleres Taumaturgo Tauro Tertulias test Tierra Tiphereth Tiqoun Tradición Tránsitos planetarios Unión Urano Vasariah Venus Vida Vida cotidiana Video Virgo Yesod Yetzirah Yod-He-Vav-He Zodíaco Ángeles Árbol Cabalístico Árbol de la vida - Etz hayim