Viernes Santo: Jornada de reflexión, de transición, de exaltación del estado del Amor permanente | Red Milenaria

Viernes Santo: Jornada de reflexión, de transición, de exaltación del estado del Amor permanente

Hoy es viernes y como todos los viernes busco un tema de reflexión, de actualidad, de interés que pueda llegaros a través de estas páginas a darle contenido a una Web que pretende mantener un diálogo, tejer una Red de personas, de almas enfocadas a comprender un poco más las vicisitudes de un mundo denso, complejo, pero definitivamente maravilloso.

Hoy es Viernes Santo para la tradición cristiana. En la Misa se celebra la liturgia de la Pasión del Señor, situando la muerte de Jesús en las 15 horas, momento que en el cómputo astrológico representa la hora del Sol, cuando la consciencia de Jesús traspasa a otro estado del ser, la del sentido crístico de la vida. En nuestras charlas cabalísticas ya hemos abordado la visión de la Pascua como un estado interior, y se ritualiza desde hace más de 2000 años el sufrimiento de un Vía Crucis adscrito a la condición humana.

¿Pero qué podemos y debemos cambiar de todo ello?

La tradición eclesiástica se sume en un dolor por la pérdida del Mesías. Las luces del templo se quedan a media luz, el Altar sin manteles ni adornos representa ese despojamiento y humildad que solo se mantiene ese día. El comienzo de la liturgia sumidos en el silencio. Todo ello con el fin de recrear la solemnidad de un momento que postra al oficiante contra el suelo  representando la tragedia. Todo ritual tiene su punto mágico, pero entenderlo desde dentro con su profundo significado podría arrojar luz acerca de su simbolismo, de lo contrario, se seguirán representando sin saber qué tiene que morir en nuestra condición humana.

Para mi hoy es una jornada de meditación, de interiorización, un momento para preguntarse, ¿qué nos permite comprender una práctica que se repite desde hace tantos eones? ¿Y qué representa?. El escenario lo asociamos a Malkuth en el Árbol de la Vida, y Malkuth es el Reino de la Muerte donde la condición humana se transmuta a cada encarnación.

Seamos creyentes o no, practicantes o no, hay en el carácter de estos símbolos mayoritariamente asumidos por una sociedad, un sentido último que repercute en el inconsciente colectivo. Pretender ser ajenos a todo ello es una postura. Estamos en el mismo barco y lo que se mueve a estribor acaba afectando a babor. La muerte de Cristo anunciada cada año es una muerte de la personalidad instintiva enfocada a un estado de zozobra interior. Y se trata tal vez de cambiar este ritual y desapegarse de las lacras, de los instintos más primarios para ascender en la luz de una resurrección que nos permite un nuevo amanecer.

¿Qué podemos hacer durante el día de hoy y en los próximos hasta el momento en que el domingo, día del Sol, nuestra consciencia salga reforzada de este embate?

Pues adentrarnos en los oscuros laberintos de nuestra psique, de nuestro espíritu, allá donde parece que no llega la Luz y meditar, preguntarnos qué podemos cambiar, qué ha de morir, qué tendencias han de pasar a la Luz y mantenernos en permanente estado amoroso de conexión con nuestra divinidad, el antídoto que hace maravillas, que nos permite resurgir de nuestras cenizas y hacer que este trance litúrgico y exotérico se convierta en un ritual de comprensión interior. Mantengámonos en ese amor a la pasión de la vida.

Comentarios

  • Alt
    Sáb, 19/04/2014 - 23:46 responder

    Milena , somos conectadas !
    estupendo articulo, estupenda visión de lo que hay que morir en nosotros , y de lo que hay que resucitar .
    Ayer me llamo un niño que quiero mucho, mi sobrino, 5 años; lloraba, pq pensaba a la muerte, a su condición mortal. Le hable de la vida, de lo maravilloso de la vida, y de la nube que se transforma en lluvia; me escuchó con mucha profundidad. Le hable de todo lo que el puede hacer para ayudar a la vida; como defender a los animales, le pregunté ? diciendo que se tienen que esconderse cuando alguien les quiere hacer daño, me respondió . Y como sentir lo bueno de la vida en tu cuerpo, en tu ser? , le dije; corriendo, nadando, sonriendo, haciendo bici. En este niño tan querido de 5 años, vi lo que tenemos que hacer cada día; festejar la vida, pq cada día es una resurrección.
    Felices fiestas , Milena ! besos

    • Alt
      Lun, 21/04/2014 - 08:02 responder

      Sí Veronique, sin duda estamos conectadas y muchas gracias por compartir esta íntima experiencia con tu sobrino de 5 añitos que ya apunta maneras de lo que es su ser sabio, aun en un cuerpo de niño, pero con una mentalidad y madurez de adulto!! Excelente lección de vida que debems aplicar en el día a día!!! Abrazos Vero!! Feliz Vida!!!

  • Alt
    Vie, 14/04/2017 - 21:08 responder

    Querida Milena como siempre extraordinario artículo, que nos lleva a pararnos y reflexionar, para poder entender que se siga crucificando y dando muerte a Cristo año tras año. Reconozco que estás fiestas no las disfruto demasiado, porque creó que debemos superar ese estado de oscuridad que precede a la luz, que supongo es lo que representa la Resurrección, y dejar que la Luz Cristica se fortalezca cada día dentro de nuestro corazón, y que el Amor Incondicional tome cuerpo y se manifieste, puede que sea un poco lela, pero sueño con ese día en el que todos seamos él. Mientras tanto se necesita muchas almas como tú, que den sentido a lo que pasa en el mundo, desde una visión diferente. Te quiero, te admiro y te respeto por tu gran humanidad, y por ser ese Amor que vino a represetar Cristo. Un abrazo almico. Pilar

    • Alt
      Mar, 18/04/2017 - 07:55 responder

      Es de Alma a Alma como nos comunicamos, y gracias a ti por estar ahí siempre. Deseemos que esta Resurección sea fuerte y amorosa en los corazones de esa humanidad que ya debería dejar de celebrar la crucifixión y celebrar el cristo Ascendido. Gracias por tus reflexiones y palabras llenas de sabiduría. Un abrazo de Luz Crística.

Escriba un comentario



categorías en Nube de etiquetas
Actualidad Acuario Agua Aire Aladiah Alberto Chicote Albert Rivera Alquimia Amor Aniel Aniversario Aries Aspectos Assiah Astrocábala Astrología Astrología Cabalística Atzilluth Beith Binah Cambio Capricornio Carta Astral Casas astrológicas Chavakiah Ciencia Conciencia Conjunción Corrupción creatividad crisis Cuerpo Cursos Cursos online Cábala Cáncer diccionario de sueños Eclipse Ecología economía Ego Superior Elecciones Emociones energía Equinoccio Escorpio Etz Hayim Filosofía Formación Fuego Física cuántica Genios Géminis Génesis Habuhiah Harahel Hekamiah Hesed Hochmah Hod Hoguera Interpretación de los sueños Jeliel Júpiter Kabaleb Kabbalah Kether La Nueva Luna Leo Letras Hebráicas Libra Luna Luna LLena Luna Nueva Luz Magia Malkuth Marte Mebahel Meditación Mercurio Muerte Más allá de los velos de Morfeo Naturaleza Navidad Nelkhael Neptuno Netzah Nueva Luna Numerología números Pablo Iglesias Paraíso Pedro Sánchez Piscis Planetas Planetas Retrógrados Plenilunio Plutón Podemos Poder Política Poyel PP Psicología PSOE Rajoy Red Milenaria Relatos Ritual Sagitario Salud San Juan Saturno Semana santa Sephirah Sephirot Sephiroth Signos Zodiacales Simbología Siria Sol Solsticio de invierno Solsticio de verano Solsticios Talleres Taumaturgo Tauro Tertulias test Tierra Tiphereth Tiqoun Tradición Tránsitos planetarios Unión Urano Vasariah Venus Vida Vida cotidiana Video Virgo Yesod Yetzirah Yod-He-Vav-He Zodíaco Ángeles Árbol Cabalístico Árbol de la vida - Etz hayim