Ilustración de carta astral y nubes cuya forma sugiere un ángel

Cada Ángel o Genio nos ofrece la posibilidad de conectar con nuestro programa de vida a través del estudio de la Carta Astral

Los Genios y su implicación en una Carta Astral

Para seguir ahondando en el análisis de la Astrología Cabalística y su relación con los 9 Coros angélicos o los 72 Nombres de la Divinidad, tal y como anunciamos en el anterior artículo Los Genios de la Cábala y su aplicación en la Astrología Cabalística, explicaremos en que consiste la relación planetaria asociada al programa del Genio que le corresponde.

El estudio de cada Genio se aplica a los 360 grados zodiacales y esta colosal tarea se la debemos enteramente a Kabaleb; es una información única revelada a este gran estudioso de la Cábala práctica.

Partiendo de los datos de nacimiento, levantamos el horóscopo natal para emplazar la posición de las Casas astrológicas y de los planetas situados en un grado específico.

Por una parte está el estudio de los Grados de Poder, (curso online disponible en nuestra web), por otra, descubrimos que a cada grado planetario le corresponden 3 Genios para el Sol, el físico, el emotivo y el mental y, para el resto de los arquetipos planetarios, 2 Genios, uno físico y otro emotivo.

Este cálculo se establece a partir de la hora del nacimiento y la posición de cada planeta. Será así para un nacimiento carnal, pero puede aplicarse a cualquier otra clase de acontecimiento en su inicio, se trate de una relación, de un trabajo, de una experiencia creativa, de un objetivo que deseamos plantar, de ahí la fabulosa utilidad de los Genios aplicados a la vida cotidiana.

Toda energía está compuesta de chispas-átomos, y estos están impregnados de la energía de los Genios como absolutos formadores e impulsores de todo lo creado.

Detrás de cada acto hay un propósito y cada propósito está guiado por un fin en sí mismo y, por lo tanto, repleto de intención y de vida. No es que los Ángeles dirijan nuestra vida, sino que se prestan a que los utilicemos teniendo en cuenta que son estados de conciencia pura, no seres alados que pululan a nuestro alrededor.

Conocer y estudiar los programas de los 72 Genios de la Cábala es utilizar la ciencia natural que permite comprender el misterio del génesis de cualquier acontecimiento.

Así tenemos que si para una Carta Natal ordinaria analizamos la intervención de 14 arquetipos planetarios: el Sol, la Luna, Mercurio, Venus, Marte, Júpiter, Saturno, Urano, Neptuno, Plutón, Quirón, Lilith, el Nodo Norte y el Sur, contaremos con 29 registros angélicos disponibles, (3 por el Sol y 2 por cada uno de los arquetipos restantes), para averiguar nuestro plan de vida.

Arquetipos planetarios y su programa

  • El Sol: los 3 Genios solares descubren el programa de vida original en su faceta física, emotiva y mental, es decir, lo que permite entender lo que venimos a hacer aquí específicamente y las herramientas disponibles para trabajar el programa asignado según el signo solar que nos ha tocado.
  • La Luna: los 2 Genios asignados al programa lunar detallarán las capacidades ocultas, inconscientes, la parte interna, sutil, femenina y receptiva de la personalidad, así como la capacidad intuitiva e imaginativa y activa.
  • Mercurio: los 2 Genios del arquetipo mercuriano se ocupan de la relación cercana, cotidiana con el entorno inmediato; con la capacidad para expresar ideas, de verbalizar acuerdos, de tener la mente preparada para entender la vida. Sus programas abren canales de comunicación, de expresión y movimiento activo.
  • Venus: los programas de este arquetipo nos hablan de amor, de la capacidad de escucha desde el corazón, de la belleza encerrada en el interior, de las relaciones sociales, amorosas, serviciales; de la belleza, del arte de amar y el plan de vida que nos reserva mediante sus influencias.
  • Marte: con los 2 Genios de este planeta aprendemos a mover nuestros recursos más eficientes, la fuerza, el tesón, la voluntad de acción, la valentía ante la vida, el trabajo de rectificación y aceptación. Nos preparan para los retos y la superación.
  • Júpiter: sus 2 Genios dan una clara definición de lo que somos capaces de hacer con nuestro poder personal, con la fuerza de convicción, con la bondad expresada en su más alto nivel y también nuestra capacidad de proyectar nuevos y expectantes objetivos.
  • Saturno: propone a través de sus 2 programas angélicos darnos la medida de todas las cosas, marcar el destino, lo que ineludiblemente venimos a cumplir. Nos ayudarán a gestionar nuestras limitaciones, “obligándonos” a “obedecer” las normas impuestas por nuestro Yo Superior. Nos marcan de cerca, -sí-, pero también nos permitirán asegurar los objetivos fijados, los compromisos ineludibles. Pensemos que Saturno contribuye a la construcción de la estructura ósea.
  • Urano: abre las puertas de una renovación y sus 2 Genios nos proponen vivir la libertad de ser quien deseamos ser, así como un programa de cambios para experimentar fuera de la franja de comodidad y expresar el potencial dormido sin tantos complejos y trabas.
  • Neptuno: sus 2 programas angélicos nos descubren un mundo de fantasía, de genialidades, aunque también pueden manifestar ese lado nebuloso y activar el programa contrario del Genio en caso de no utilizar adecuadamente el potencial más lumínico. Neptuno ofrece la posibilidad de creer sin ver ni tocar porque nos invita a conectar con la intuición reveladora y con la supra-mente.
  • Plutón: sus Genios van a proponernos un viaje interior y gracias a los programas asignados podremos penetrar en las profundidades de la psique, en sus mecanismos ocultos para confrontarnos a los fantasmas internos, pero también rescatar la luz, las perlas de sabiduría de nuestra personalidad. Todo lo que late en el interior y desea emerger utiliza a Plutón y sus “guías” para resurgir.
  • Quirón: a través de sus 2 Genios podemos reparar las heridas del pasado y poner en forma y en marcha nuestro terapeuta interno que tiene el propósito de alertarnos de lo que no funciona y de lo que necesita una reparación en el cuerpo y en el alma.
  • Lilith: va a reclamar la asistencia de los 2 Genios en la Carta para activar las claves de reconocimiento de un poder sustraído y que busca reafirmarse y despuntar. Las frustraciones, lo que ya no podemos negar va a tener los mejores aliados con los Genios de la Luna Negra.
  • Nodo Norte y Nodo Sur, esos “cubos de basura cósmicos”, por llamarlos de forma elegante, proporcionan mucha información acerca de nuestro Tikun. El Norte se activa para vaciar el Sur, y sus 2 programas respectivos van a aclarar muchas de las situaciones que venimos a “cumplir” para obtener el carnet de individuos conscientes que progresan adecuadamente. Los Genios de los Nodos nos hablan de asumir, de acatar experiencias a través de la comprensión y el amor.

Este es un trabajo sin duda muy minucioso que se complementa con el análisis astrológico cabalístico en el que se combinan los signos astrológicos, las Casas astrológicas, los decanatos, los planetas y sus aspectos, los tránsitos planetarios, los Grados de Poder, el Árbol Cabalístico y sus Senderos.

Esta es toda la información que utilizo para asistir y analizar un programa de vida, una Carta Astral, el proyecto humano con el que cada persona encarna. Es como utilizar su diccionario personal en aras de aprovechar las cualidades, los dones, las herramientas con las que cuenta para que ofrecerle unas herramientas disponibles con las que puede tener una vida más consciente, llena y feliz.