III. Cómo implantar y utilizar el programa: lamagiaerestu.ys | Red Milenaria

Desvelando el secreto

Esta iniciativa mágica nace del propósito de poner en práctica un contenido teórico-filosófico que estudiamos. Nos dedicamos desde hace años a tratar de comprender en qué consiste la organización de Mundo. Buscamos poner luz a las tinieblas de los procesos ocultos, para dejar de vivir sin conciencia. Utilizamos las herramientas de los 72 Genios de la Cábala, grandes maestros en el arte de instruirnos en cómo descubrir y aprovechar nuestros recursos, nuestra preciosa energía. Son 72 Genios y a estas alturas del aprendizaje deseamos llegar al Mundo de la Acción (Assiah) para poner en práctica todo lo que hemos asimilado. Este es el propósito de unos de los deberes que solicito en mis clases para dar más intención a la práctica de los Genios de la Cábala, para asumir sus programas y convertirnos en auténticos profesionales del ramo, tratando de involucrar a muchas más personas en el proyecto de lamagiaerestu.ys: se trata de diseñar una varita mágica y activarla, para que de esta manera, al practicar, nuestras circunstancias cambien y mejoren.

Normalmente la gente se entusiasma, ¡una varita mágica! Hay quien se moviliza rápidamente, quien es un poco más escéptico; hay quien me pregunta si la varita puede ser virtual, o si sirve una antena; si puede adquirirla en una tienda, si da igual que sea una rama de cerezo, etc.. A todo siempre suelo contestar que sí, pero hay que pensar que si estamos hablando de materializar la magia en nuestra vida, ser concretos y proveerse de una varita tangible siempre puede facilitar las cosas.  

Una vez hecha y preparada la varita está lista, que es bonita, es práctica, es grande o pequeña, es de metal, de madera, de papel o de plástico, (no es un concurso de estética), lo importante es activarla, la magia nos espera.

Cómo activar la Magia en nuestras circunstancias (1)

Uno de los mejores programas para hacerlo es el del Genio 56, Poyel, es el “conseguidor” del Universo. Sitúa en nuestra morada filosofal la esencia de la Fortuna, el Talento, la Modestia y el Saber. Con todos estos dones podemos cambiar nuestras perspectivas, crear las circunstancias propicias para que todo sea como deseamos que sea en el contexto elegido. Poyel concede cualquier cosa que se le pida nos dice la Tradición.

Como es un Genio que tiene distintas moradas o ventanillas abiertas a unas determinadas horas, podemos recurrir a estos momentos para movilizar las fuerzas de esa magia potencial. Estos son:

  • Regencia: del 28 al 31 de diciembre
  • Ciclo diario: de las 18:20 a las 18:40 (hora solar) después de la salida del Sol.
  • Cuando cualquier otro planeta esté en los grados siguientes:
    • De 5º a 10º de Capricornio
    • De 25º a 26º de Tauro
    • De 7º a 8º de Leo
    • De 19º a 20º de Libra
    • De 1º a 2º de Capricornio
    • De 13º a 14º de Piscis

Quien no esté demasiado familiarizado con la Astrología y las tablas de cálculos planetarios, siempre puede activar este Genio por el ciclo diario, teniendo en cuenta la diferencia horaria.

Esta solo es una sugerencia, porque la varita es tuya y puedes seguir al pie de la letra las instrucciones, o no…, eres libre de utilizarla como te plazca, el caso es que la uses. Cuando movilizas energías paradisíacas, estas te ayudan a materializar proyectos, te elevas, y eso favorece el disfrute de la vida y la consecución de objetivos, porque las ayudas llegan para que la magia sea real y dé magníficos resultados. Si deseas tocar el cielo con los dedos y sentirlo con el corazón, este es tu momento.

Primer paso
  • Prepara tu varita, sea material o virtual.
  • Enciende una vela blanca, símbolo de luz.
  • Conéctate con las fuerzas más lumínicas que desees, (tú eliges el arquetipo, sea Genio o cualquier otra expresión).

Puedes ponerte una música suave o grabar esta meditación y escucharla.

Segundo paso (Meditación con Poyel)

Tómate tu tiempo, a tu ritmo, deja pausas, déjate llevar.

Cierra los ojos, presta atención a tu respiración, es tranquila, se acompasa a los ritmos de tu corazón. Suelta las tensiones relajando tu cuerpo, tu mente, déjate llevar, suéltate.

Haz 3 respiraciones profundas llenando primero tu abdomen y tus pulmones y expirando lentamente por la boca, de esta forma entrarás en un estado más relajado.

Respira de nuevo tranquilamente, a tu ritmo.

Imagina un cono de luz del color que tu eliges que baja desde un cielo abierto, brillante, baja hasta posarse encima de tu cabeza.

Siente como esa luz penetra por todo tu cuerpo, inundando tu interior, como una ducha de energía relajante que te permite sentirte más y más relajado, ligero, soltando más y más las tensiones de tu cuerpo.

Visualiza cómo esa luz se expande en tu interior inundando tus células, limpiando tus pensamientos, sanando tus emociones.

Tu cuerpo es pura luz que brilla intensamente.

Esa luz se vuelve de un tono dorado, la sientes inundar tu cerebro y rebajar la actividad eléctrica de tus ondas cerebrales, bajando, bajando, estás en un estado de profunda relajación. Sólo siente el movimiento de tu respiración, es tranquila, profunda.

Hay paz y puedes sentirte Un@ con todo lo que te rodea. Percibes los movimientos y el sonido de tu corazón, de la música que invade tus sentidos. Estás en un estado que te invita a viajar, a alejarte del aquí y ahora para entrar en una dimensión donde el tiempo se ha detenido.

Visualiza una hermosa Luz, en medio de esta Luz un Ángel te sonríe, es Poyel, el Ángel que sostiene el universo, y con él vas a construir un templo, tu templo, los materiales que vas a utilizar para crearlo son el Amor, la fortaleza, la Sabiduría, y la templanza.

Imagina ahora dos columnas ante ti, son de sólida luz, un suelo mullido a tus pies, unas paredes de hermosas piedras preciosas. El tejado es un cristal brillante que deja pasar la luz del sol y la luna a través del cual puedes ver el firmamento repleto de  estrellas.

Instálate en medio de este templo de luz de piedras preciosas, tienes la varita mágica en tus manos. Tu varita va a ser iniciada. Mantenla recta con la punta en dirección al techo.

De cada una de las piedras preciosas que recubren las paredes salen unos rayos, destellos del mineral que representan verde esmeralda, morado de la amatista, azul de la aguamarina, rosa del cuarzo, dorado del oro, siéntelos entrar en tu varita, del cielo bajan rayos de las estrellas, del sol y de la luna que se introducen en tu varita.

De tu corazón una espiral de luz rosa se dispara hacia la varita que va llenándose de todo ese caudal de luz líquida porque esa luz se ha transformado en amor que mana como si de una fuente se tratara. Tu varita se está cargando con esa luz. Deja por un momento que esta operación finalice. Poyel está orquestando este hermoso conjuro, está cuidando de ti. Siente el amor de Poyel y de la activación de tu Varita que crece y crece en poder sanador y amoroso.

Ahora puedes pedir a Poyel que te dé una fórmula que puedas utilizar, un nombre sagrado. Interiorízalo. Vas a convertirte en un mag@.

Recuerda que estás en tu templo sagrado, en un lugar refugio para ti al que puedes acceder siempre que lo desees. Poyel vela siempre por ti, por todo aquello que desees decretar que sea bueno para ti. Cuando salgas del templo y vuelvas a la realidad aquí y ahora, recuerda que puedes utilizar tu fórmula, tu nombre mágico y tu varita para crear amor y oportunidades en tu vida. Agradece al Ángel Poyel su protección y su guía.

La activación de la varita mágica mediante esta meditación tiene como fin integrarla a nuestra vida, haciendo que la magia esté presente en todo momento. Puedes esperar 72 horas para utilizarla, de esta forma se asientan las bases de esta activación en nuestro interior. Recuerda que Poyel expresa el renombre, la Fortuna, el Saber filosófico y espiritual. O sea que esta activación es especialmente potente. A partir de ese momento la varita repleta de luz de todas las energías recibidas en el templo y en el corazón se pondrá en marcha.

Para que los decretos tengan aún más fuerza, cuando quieras pronunciar la fórmula mágica, si ésta te ha sido confiada, apúntala en un papel y ponlo encima de una estrella de 5 puntas o sobre uno de los Sephiroth del Árbol Cabalístico, si dispones de uno impreso. También puedes escribir en mayúscula el nombre del genio, POYEL, utilizando las letras sagradas de su nombre y su numeración: Phe-Vav-Yod-Aleph-Lamed. 17-6-10-1-12, o su grafismo hebreo si lo sabes. Recuerda, los Ángeles siempre están a la escucha.

Por otra parte, aquí está la plegaria de Poyel que puede utilizarse como mantra en cualquier operación mágica:

Poyel, quiero que mis labios expresen tan sólo lo que es digno;

quiero que mi verbo descubra a quienes me escuchan

la profundidad de tu obra; quiero que, como en ti,

todos los que a mí acudan encuentren sostén.

Vivifica mi palabra; haz que con ella pueda abrir

anchas perspectivas; que con ella pueda iluminar insondables abismos.

Haz que a través de mí se expresen tus más elevadas virtudes.

Ayúdame Poyel a ser quien construya en la Tierra

esa ciudad eterna que tú has edificado en el cielo.

Espero que todos tus decretos se conviertan en realidad. Sé consecuente; concreción a la hora de pedir, mucha claridad evitando las contradicciones, que lo que pida la cabeza no lo niegue el corazón y viceversa.

La magia es una fuente que mana del universo y utilizarla día a día es de lo más natural. Utiliza tu varita con todo el amor del universo y de tu corazón, utilízala, porque cuanto más la manejes, más funcionará.

¡Que la Magia nos acompañe porque, en verdad, en verdad la Magia somos tod@s!

Con Amor….

Comentarios

  • Alt
    Jue, 13/05/2010 - 11:03 responder

    Preciosa meditación, hermana, ya he activado mi varita y pienso utilizarla, a partir de mañana, todos los días. Si antes ya éramos un poco brujis, ahora ración doble, je je. Te mando un muah mágico, Soleika

  • Alt
    Jue, 13/05/2010 - 23:12 responder

    estupendo , querida Milena magica!
    Cada vez ayudas mas y mas la gente a vivir la magia de la vida, cada vez permites mas y mas de entender que la gran magia, la magia pura , es la del amor.
    Y cada vez siento mas y mas la magia de ser tu amiga.

    besos

  • Alt
    Vie, 14/05/2010 - 17:25 responder

    Gracias Milena!. Tengo una varita pero nunca he sabido utilizarla ni qué hacer con ella. Me acabas de mostrar una puerta. Besos, Joan

    • Alt
      Vie, 14/05/2010 - 17:36 responder

      Joan, como ya sabes las casualidades no existen y si ha llegado el momento de hacer magia, ya sabes que a partir de mañana y sobretodo el domingo tienes que activarla a tope y así todos los días de tu vida. Bienvenido al club!. Besos

Escriba un comentario