Numerología 2019, un año 3, un año de puesta a punto | Red Milenaria
Alt

Anuario Numerológico 2019: Descubre las influencias de los arquetipos numéricos en tus circunstancias en este año 2019.

 

Numerología del año 2019, un año 3, un año de puesta a punto

Llegado el momento de redactar la Numerología del año 2019, quisiera recordar que llevamos décadas hablando de crisis, alertando a la gente de los grandes cambios que convulsionan la sociedad sin advertirles que las crisis son periodos de oportunidades que permiten redimensionar el presente, incluso sanar el pasado. La principal asignatura de este nuevo año es poner orden, organizar la vida para determinar lo que es prioritario y lo que no lo es. Lo superfluo no cabe en las nuevas bases del año. No es que no podamos disfrutar de la fiesta, de lo trivial, pero se trata de no identificarnos con lo pasajero, sino ir a por lo primordial: ocuparnos de cumplir con el programa asignado, esto es, ser más responsables con lo que emprendemos, con los compromisos espirituales, emocionales, desprendernos de lastres, superar falsedades, ser más rigurosos a la hora de tomar decisiones. No podemos seguir arrastrando frustraciones y complejos, ni actuar de espaldas a nuestros ideales, ni tampoco vivir por encima de nuestras posibilidades. Los pilares de las estructuras carcomidas se derrumbarán, se trate de economía, de justicia, de emociones, vamos a tener que ponernos las pilas y reconstruir los edificios de una convivencia basada en la razón más que en los deseos instintivos. La clave para resolver conflictos es tomar conciencia de lo que es justo y lo que no lo es, para hacer, de una vez por todas, las cosas bien.

Vamos a tener que hacer balance de lo que no funcionó, analizar y ser más exigentes con nuestras perspectivas. En la Numerología para el año 2019, tenemos que es un año 3, y nos sugiere encarecidamente que apostemos por el rigor, por la sinceridad, por la concreción y la corrección; comprometernos con lo que proyectamos, ser constantes y limitar los excesos. Es el momento de apostar por la verdad y la autenticidad, sin dejar que el caos desoriente nuestras vidas. Deberían adoptarse leyes, medidas contra los abusos de poder, contra los que legislan erróneamente, contra los que hacen las cosas al revés. El 3 pone freno a los desmanes en todos los ámbitos de la vida, pero también conlleva el peligro de frenar avances más audaces y que las tendencias nostálgicas e incluso retrógradas se apoderen de algún sector de la sociedad, que prefiera lo de antes a lo de ahora, para expresarlo de forma coloquial. Estamos metidos en una auténtica lucha de ideales, todo cambio conlleva la incertidumbre y eso asusta a la gente que no desea imaginar otro mundo que el que ha vivido y tiene en la memoria y la retina. Por lo tanto, un año que acaba en 9, pero que suma 12, final de etapa y se convierte en 3, supone la necesidad de hacer muchos reajustes y sacrificios. De que sepamos llevarlos con dignidad o no dependerá nuestro futuro. Si nos adaptamos al cambio podremos evitar los problemas; si nos resistimos tenderemos a lo contrario, a meternos de lleno en los conflictos. Pero no se trata de asentir y conformarse sin más, sino de tomar conciencia de que hay etapas en las que estamos obligados a remar todos unidos para hacer frente a la debacle, siendo mucho más responsables de lo que pensamos, sentimos y decimos.

Calcula tu número personal

El número personal se calcula sumando todas las cifras de la fecha de nacimiento y sumando entre sí las cifras de su resultado hasta reducirlas a un solo dígito.

Por ejemplo: si has nacido el 05 de octubre 1996 (5-10-1996):

  • 5+1+0+1+9+9+6 = 31 --> 3+1 = 4

 

Consulta las tendencias de la Numerología para el año 2019 leyendo las influencias numerológicas

 
1.- Los cambios te persiguen

Amor. Más centrad@ en ser tú, en asumir tus responsabilidades para empezar una nueva etapa más liger@ de equipaje, podría ser la mejor opción, sobre todo durante el periodo invernal. Habrá momentos en los que prefieras la soledad, estar a tus anchas en casa, dar pocas explicaciones o pensar que compartir afectos resulta muchas veces demasiado complicado. Pero en realidad lo que se espera de ti es que des ejemplo, que no te obsesiones en lo que falló o en los afectos que no fueron tan leales, sino que analices un poco más a fondo lo que ha ocurrido en tu vida y, sin buscar culpables, encuentres una explicación profunda y coherente. Puede que lo que te haya parecido ingratitud sea en realidad un cambio de rumbo y que haya gente a la que debas relegar al pasado porque ya no sintonizas con ella. Cuando tú cambias, todo a tu alrededor da un vuelco. Tu felicidad este año se centra en empezar una nueva vida.

Trabajo. Inicias un periodo de grandes pruebas, pero lejos de ser algo perjudicial, se trata de apostar por tus ideas, por tu capacidad de generar nuevas oportunidades, de renacer después de un tiempo sin demasiadas expectativas. Lo importante es que te organices, que hagas listas de lo que te interesa, de lo que puedes impulsar y realizar. La concreción y la motivación son las claves. No pierdas el tiempo en asuntos que no te aportan nada constructivo. Nada es imposible, solo se trata de probar, pero también de ser realista.

Bienestar: La libertad es la clave de tu salud este año. Sentir que haces las cosas con mucha motivación, que no languideces, que rompes el cerco cuando sientes que las circunstancias te limitan. No acumules insatisfacciones, eso daña tus emociones y tu salud física y anímica. Te sentará bien estar más en contacto con la naturaleza, oxigenar tus pulmones de aire más limpio que el de la ciudad, escápate a menudo, salir a respirar al campo, a la montaña también te dará espacio, renovarás tus ideas; el aire te permite librarte de toxinas ambientales y mentales.

Finanzas: Mucha cautela con los gastos, cíñete a un presupuesto, y si tu economía es compartida, sé más vigilante, porque tal vez sean otras personas las que produzcan cierto descontrol en tus finanzas. La primavera se presenta más espléndida, puede llegarte un dinero extra que te vendrá bien para pagar deudas o darte algún pequeño capricho.

 
2.- Descubre quien deseas ser realmente

Amor.- Te espera una etapa de expansión emocional. Vas a sentir que todo fluye, que el amor te aporta mucha más estabilidad, que reafirmas tus sentimientos y que la unión hace la fuerza. Tanto si tienes pareja como si no, conseguirás establecer una buena relación entre lo que deseas y la realidad cotidiana. Tal vez sea porque alcanzas una mayor paz interior, porque descubres que hay mundo más allá de la identificación y los apegos, y que eres capaz de ser mucho más libre. Tu ideal de vida va a estar más centrado en estar bien contigo que pretender que otras personas sean las que te aporten la felicidad. Cuenta contigo.

Trabajo. Cambia tu visión de la vida, no tienes porque sufrir para conseguir lo que deseas; todo tiene que ser más fácil este año. Aunque tengas que reprogramar algunas de tus prioridades, o que haya situaciones que se resisten, conseguirás solucionarlas. En primavera puedes tener que afrontar algunas tareas pesadas, que no te satisfacen, como aguantar a un jefe o a unos compañeros que no valoran el trabajo en equipo, pero te toca remar fuerte y demostrar que no pierdes la ilusión ni te dejas influenciar por nadie. Tu reto este año es descubrir lo que te motiva e ir a por ello. Por otra parte, haz caso de tu intuición porque acertarás.

Bienestar. Te espera un año movido, solo se trata de gestionar adecuadamente tus energías y el tiempo para hacer las cosas con calma para que nada te afecte. Un chequeo al año es conveniente, pero también puedes responsabilizarte de tu propio cuerpo dándole lo que necesita, más diálogo, sí, escuchar cuando te dice que tienes que aflojar, cuando tienes que darle marcha, cuando tienes que comer menos o cuando organizar mejor tus actividades. Presta atención a los detalles. ¿Sabes que puedes hablar a tus células y preguntarles como están?, pero tendrás que esperar la respuesta y tal vez ni te imaginas lo que tienen que contarte. O sea que cuídate mejor.

Finanzas. Pon límites a los gastos, empléate a fondo para poner freno a ciertos desequilibrios, sobre todo después de fiestas y hasta finales de febrero. Es importante que no solo seas tú quien tome conciencia de que hay grifos que gotean y que las cuentas no salen. A finales de mayo todo indica que te liberas de un consumo que lastraba tu economía y que respiras con alivio, todo vuelve a fluir. Pero aprende de las pequeñas crisis para no volver a pasar por ciertos apuros.

 
3.- Ponte en marcha, activa tu voluntad

Amor. Este es tu año, el mejor para cambiar lo que no te gusta, la forma de sentir, de engancharte a las situaciones. Ponte las pilas si deseas que tus relaciones sentimentales vayan exactamente en la dirección propuesta, porque nadie más que tú puede dirigir tus emociones. Nada sucede por azar, eres artífice de todo lo que vives. Las experiencias sentimentales te llevan a experimentar, a comprobar que cuando tú estás bien, todo a tu alrededor funciona mucho mejor. No esperes a que sean los demás quienes cambien, empieza tú. Las tensiones van a resolverse, sobre todo pasado el invierno. En marzo, lo que en su momento falló, puede volver a  funcionar. Llegando al final del año el balance debe ser muy positivo.

Trabajo. Alerta, no todas las promesas que te hagan van a ser posibles, solo lo que realmente vale el esfuerzo. Así que no te canses inútilmente y céntrate en lo que realmente te interesa. En febrero es cuando más puedes notar ciertas desavenencias. Y todo será porque te saltas las reglas, tus propias normas. Por lo tanto no digas que sí cuando en realidad estás pensando lo contrario. A final de junio una situación complicada se habrá aclarado. Por otra parte, no dejes que opiniones ajenas te compliquen la vida o te aíslen de lo que deseas conseguir. Hay tareas que solo debes hacer tú, no las delegues. Confía en tus iniciativas.

Bienestar. Protege tu salud, haz lo que debes por ti y recuerda que lo que aparentemente te hace más feliz y te proporciona más satisfacción no siempre es lo que más conviene a tu organismo, a menos que esa felicidad la consigas gracias a buenos pensamientos y sentimientos, porque eso sí que es una garantía de bienestar. Tu sistema de defensas se alegra de tu fortaleza mental y de la bondad que destilas y si te acostumbras a practicarlo a diario te aseguro que rejuvenecerás.

Finanzas. Todo lo que esté fuera de tu presupuesto, los gastos que no has previsto pueden desestabilizar tu economía. La previsión es la mejor garantía. Es un buen año para ahorrar, no para grandes dispendios. Eso no significa que no puedas vivir bien, no sufras por el dinero. Al contrario, se trata de hacer las cosas en su justa medida y todo encajará. A principios de verano puedes tener una excelente racha y que, sin grandes pretensiones, te lo pases muy bien; te invitarán y lo disfrutarás. En noviembre posiblemente todo mejore y pases unas Navidades más desahogadas.

 
4.- Descubre la clave del éxito

Amor. Las posibilidades de éxito sentimental son muy reales, lo que creías que no podía funcionar tiene muchas posibilidad de convertirse en una feliz realidad. La reconciliación con personas con las que mantenías distancia y frialdad te permite sentirte de nuevo en paz. Supera los reproches, reconsidera tu postura, no vale la pena seguir con un enfado o un enfrentamiento que te hace sufrir. La clave es perdonar, saber ponerte en el lugar del otro y valorar lo que tienes. En otoño una situación que te hizo sufrir y que parecía sin solución se resuelve. Ya sabes que el amor siempre acaba sumando.

Trabajo. Céntrate en lo que de verdad deseas realizar, evita perder tiempo en asuntos que no te corresponde resolver. Te espera un año de pruebas, pero también de muchos triunfos si te organizas, si sabes dar prioridad a lo realmente importante y factible. Si se trata de buscar un nuevo trabajo, de empezar un negocio, de cambiar de actividad, todo apunta a que logras tus objetivos siempre y cuando sepas enfocar lo que quieres y no divagues. Por otra parte, no mantengas posturas contrarias ante la evidencia de algo que no funcionó, porque tienes las de perder. Escucha a quien te dé razones plausibles, puedes aprender mucho. En mayo una propuesta de trabajo te tentará, asegúrate antes de lanzarte, todo requiere un tiempo y puede funcionar, la paciencia tiene su recompensa. A finales de septiembre una buena ocasión puede llevarte lejos, tal vez de viaje, deja que la vida te sorprenda.

Bienestar. Con ganas de marcha, de demostrar que eres eternamente joven. Un año para descubrir que hay actividades que te encantan, que no has hecho nunca y que te permiten sentirte mucho más en forma. Es como querer recuperar el tiempo perdido. Tal vez sea lo que necesitas para darte cuenta que la vida sedentaria te perjudica, que el exceso de comodidad te envejece. Puedes entusiasmarte tanto que acabes por animar a otras personas a hacer lo mismo y organizar encuentros para compartir momentos de esa clase de euforia que revitaliza el cuerpo y el espíritu.

Finanzas. La abundancia empieza por disponer de una buena actitud interior. Si te sientes prósper@ es más fácil que alcances tus objetivos. La vida te propone una reflexión profunda acerca de tus valores, acerca de lo que consideras que es la suerte. De esa valoración depende tu proyección y que se realicen tus sueños. Si piensas en términos: “todo me cuesta, no tengo suerte, no llego a final de mes”, refuerzas esas mismas ideas. Prueba en proyectar lo contrario: “la vida es fácil, las facturas se pagan; me facilitan las cosas, me hacen regalos”, y este año todos esos factores se irán dando. En abril te ofrecen algo muy especial que puede ayudarte a cambiar de perspectiva; la providencia cuidará de ti.

 
5.- Toma decisiones efectivas

Amor.- Reafirmarte, saber escoger la mejor opción; pensar con la cabeza y sentir con el corazón en un año de grandes avances, de sentimientos profundos, limpios, que te ayudan a no quedarte anclad@ al pasado. Vas a aprender mucho, a vivir mucho y a entender muchas claves de las relaciones humanas. Cuando tu actitud es amorosa sabrás que lo estás haciendo bien porque los resultados serán espléndidos. Cuando las cosas no salgan a la primera, no te desesperes, será porque no te convienen; los problemas no son para ti y cada cual debe resolver los suyos. No cargues con frustraciones ni fardos que no son para ti. En cambio debes saber que tus palabras, tu presencia, resultarán providenciales para quien tenga la suerte de tenerte cerca. Te toca ser terapeuta del alma, aportando amor  y mucha paz.

Trabajo. Alerta con los malentendidos, con mantener cerca de ti a personas que te perjudican. Aclara las cosas, sé tajante cuando se trate de demostrar que una situación no funciona, que no te tomen el pelo. Puedes ayudar a quien se lo merece y va a aprovechar tus buenos consejos y favores. En febrero un trato comercial puede estar en la cuerda floja. Espera el momento adecuado para que todo encaje, no fuerces la situación y todo se solucionará. Si a lo largo del año te entran ganas de dar un portazo, de dejar lo que estás haciendo y despedirte, respira, afloja, habla, remontarás cuando pienses en la suerte que tienes y que en definitiva las crisis son para que aprendas algunas cosas. Utiliza las buenas palabras, promueve el diálogo constructivo. En junio lo que parecía imposible se resolverá satisfactoriamente.

Bienestar. Tu salud va a depender mucho de tu estado de ánimo y en las épocas en que estés muy bien, te saldrán alas, pero alerta si decaes, porque la contrariedad puede generar una rápida somatización. Tu sensibilidad y susceptibilidad van a ser el barómetro con el que se midan tus cambios físicos y anímicos, porque lo que sientes y piensas es lo que proyectas. Por lo tanto ya tienes la clave: optimismo, alegría, fiesta y baile para tus neuronas y amor en tu corazón. Esta es la mejor terapia, aplícala.

Dinero. La misma consigna que la aplicada a tu economía: piensa bien y acertarás. Asume tus facturas pensando en la suerte que tienes, si pagas luz, teléfono, comida, es que cuentas con todas estas ventajas. Es posible que en primavera tengas que hacer frente a un desembolso importante, pero vas a contar con una ayuda extra y te recuperas fácilmente. O entra otro sueldo en casa o te sacas de la chistera un premio, te llegan recompensas. Sabes que la magia existe, créetelo.

 
6.- También piensa en ti

Amor. El amor es una fuente eterna de satisfacción, el depósito más repleto de buenas intenciones y eso vas a ser tú durante este próximo año, lo que te va a generar una gran cantidad de energías positivas. Vas a repartir más ternura, más bondad, con la necesidad de volcarte en tus seres queridos, e incluso en quienes no han estado muy afortunados contigo. Borrón y cuenta nueva con rencores del pasado, sin dejar que nada te afecte. Te mereces estar más pendiente de sus deseos, sobre todo si te has dejado arrastrar por historias del pasado que te han hecho sufrir. Vas a poder recuperar afectos, volver a sentirte bien contigo, con tu gente y destilarás sinceridad y autenticidad. En otoño una experiencia maravillosa puede cambiar tu vida.

Trabajo. Año de grandes decisiones en el que posiblemente debas replantearte tu situación laboral, lo que quieres, lo que te ofrecen. Entre todo ello, surge la presión por parte de terceras personas que quieren opinar en tu vida, ser partícipes de tus circunstancias, con la mejor intención, pero sin dejarte demasiado espacio para pensar. Recuerda que este es un año para pensar en ti, para decidir tú lo que más te conviene, sin dejarte “convencer” por tus interlocutores. Reivindica tu libertad de acción. Tanto si aciertas como si no, es tu vida, tus iniciativas y tus objetivos. Las circunstancias te piden acción, que te centres en lo que deseas y no pierdas fuelle, recuerda que tú mandas.

Bienestar. En un momento en el que todas las prácticas terapéuticas alternativas están en entredicho, cuando la oficialidad propone reordenar nuestras opciones y condicionar nuestro libre albedrío, tú vas a cuestionarlo todo y reivindicar tu propio bienestar, escogiendo la mejor elección: la que te conecta con el corazón y la razón, que en definitiva es la mejor guía para saber lo que te conviene y lo que no. Como decía Kabaleb, nos han hecho esclavos de la patología a partir del momento en que nos dan un carnet para acudir al médico, como si el individuo tuviese que estar adscrito a la enfermedad por decreto ley. Entre ventajas e inconvenientes de todo ello, pienses lo que pienses, que sea tu libre elección lo que manejes este año. Si decides estar bien y mejor, hagas lo que hagas, será lo más acertado, oficial o alternativo, tú decides.

Finanzas. Permítete pequeños placeres, aunque no sea un año de grandes inversiones y dispendios, puedes estirar tu presupuesto y disfrutar de algún capricho, te lo mereces. El ahorro es importante, pero fluir con la abundancia del universo también es necesario. Mayo y junio pueden ser meses en los que te apetezca lucir más, irte de viaje, o hacer algo por ti que no te habías permitido hasta el momento. Imagina lo mejor y es lo que sucederá. Si en noviembre surgen gastos imprevistos, no te apures, que ya los cubrirás.

 
7.- Renuévate por dentro y por fuera

Amor. Sentir que dejas atrás el pasado ya te está liberando. Busca nuevas experiencias que te emocionen, en compañía o en soledad, pero descubre todo lo que puedes hacer por ti, por renovar tus afectos y tus prioridades. Después de una etapa de sacrificios o de poca libertad de acción, es hora de tomarte un respiro, de encontrar las claves de tu propia felicidad sin esperar que te la ofrezcan fuera para sentirte bien. Tu corazón y tu espíritu se abren a una nueva vida. Aléjate de todo lo que te perturba, de lo que te complica la vida, y las personas que están en sintonía contigo se acercarán encantadas, desprenderás amor. Mira tu futuro con ilusión pero vive comprometiéndote con tu presente.

Trabajo. Muchas de las cosas que vas a conseguir este año serán gracias a tu profesionalidad, a tu tesón porque no claudicas ante los obstáculos, sino que suponen un reto para mejorar. En realidad no tienes límites cuando sabes que puedes, que debes expandirte, crecer y creer en tu creatividad y en lo especial que sabes hacer las cosas. En primavera sobre todo, vas a dedicarte más a fondo a un proyecto ambicioso y sabrás aprovechar el momento para apostar decididamente por tus iniciativas y recibirás apoyos. Tu intuición será certera, lo que te propongas se materializará. Vas a trabajar muchas horas pero las ganancias también te recompensarán

Bienestar. Con excelentes perspectivas de trabajo, tu salud va a acompañarte, siempre y cuando respetes los tiempos, hagas cada cosa cuando toca, y no dejes de cuidarte. Aprende a relajarte y también a dar a tu vida este toque de trascendencia que necesita para mantener el cuerpo y la mente en forma, porque el estrés no solo resquebraja las defensas del cuerpo, sino también las del alma. Vas a tener que organizarte con la previsión de tanta actividad laboral. Alerta con el desgaste, coordina tus prioridades para vivir mejor de lo que lo has hecho hasta ahora. Si tienes claro que tu calidad de vida es lo primero, todo funcionará armoniosamente.

Finanzas. Tus posibilidades de ganar más dinero son mucho más factibles de lo que te imaginas, solo tienes que programarlo y activarte para encontrar nuevas oportunidades. Reinventarte es la clave, no esperes a que te traigan en bandeja nuevas propuestas, muévete. Salvo las épocas de más gastos, en vacaciones o en fiestas, que es cuando tengas que vigilar más de cerca tu presupuesto, el resto del año el pronóstico es excelente.

 
8.- Rediseñando tu vida

Amor. Después de sanar tus heridas, de superar bloqueos, de decir al fin que sí cuando realmente te apetecía o que no cuando lo estabas deseando, experimentas una auténtica revolución en tu interior. Ahora ya sabes que el amor suma, y que a quien despediste no dejas de amarle, y a quien le abres tu corazón no le condicionas, porque no pones fecha de caducidad, ni temes a que te desilusionen. Son tus deberes del año, porque es posible hacer las cosas bien, con una clara visión de lo que no quieres y de lo que deseas. Te esperan momentos de intensa alegría, disfrútalos al máximo.

Trabajo. Si pretendes conseguir objetivos sin construir sólidamente los fundamentos, no aguantarán. Tenlo muy presente cuando te lances, te ilusiones y no repares en gastos o en horas de trabajo si al final no obtienes resultados adecuados. Más vale que vayas poco a poco, sin quemar etapas y las cosas saldrán bien. Cuando te den un consejo que creas que va en contra de tus impulsos, sé paciente, escucha, posiblemente te estén dando una buena consigna. Alerta en marzo, existen indicios de dejarte llevar por un exceso de entusiasmo y no te conviene, sobre todo en cuestión de colaboración con gente muy divertida y entusiasta, pero muy poco coherente o de fiar. En verano y otoño las perspectivas son excelentes, trabajarás mucho y tus expectativas mejorarán.

Bienestar. Los cambios bruscos de clima, de actividades, de horarios, pueden afectarte este año. Organiza mejor el día a día para tener tiempo para ti, para que las situaciones que no controlas no supongan un descalabro anímico. Tu sensibilidad se verá afectada; tus hormonas, tus neuronas, tu organismo, tu piel pueden ser más vulnerables a las influencias externas. Lo importante es que observes y calibres lo que te desequilibra para evitarlo. En otoño puedes sufrir bruscos cambios de humor. En invierno vas a tener pocas ganas de relacionarte, pero no te conviene aislarte. En primavera despertarás con ganas de marcha, resurgirás. Haz lo que más te conviene para vivir armoniosamente.

Finanzas. Si tienes por costumbre vivir al día, este año te apetecerá ahorrar un poco como previsión ante las movidas económicas y sociales. Pero no debes abonar el terreno de la preocupación, ni sufrir por el dinero, no dramatices. Sabes que tienes que pagar facturas y que lo superfluo puede esperar. Eres consciente de tus limitaciones, pero no te obsesiones. En mayo tal vez tengas que arrimar el hombro para resolver un asunto familiar, pero el universo provee si tu confías en su abundancia. En septiembre un regalo compensará algunos altibajos, alégrate, te lo mereces.

 
9.- Despega, descubre quién lleva el mando en tu vida

Amor. Todo caos es homeostático, por lo tanto, todo los altibajos emocionales acaban resolviéndose, la armonía se impone y tú logras saber qué hacer con tu vida. Recuerda que el amor bien entendido empieza por uno mismo, es una cualidad y una función que debes activar en tu interior para no depender de nadie y sentirte bien en cualquier circunstancia. Este año vas a dar mucho, pero también van a premiarte. Habrá momentos en que no entenderás nada, pero si buceas en tu interior encontrarás las claves y lo verás todo claro. A partir del verano vienen cambios, tu vida ya no será la misma, madurarás y te enamorarás, de alguien… de la vida.

Trabajo. Si quieres poner fin a lo que te causa problemas, analiza primero las causas, porque si te despides sin hacerlo, es muy posible que vuelvas a encontrarte con una situación parecida, ya sabes, la vida te da mensajes y si no los atiendes, te sube el volumen. Pero tú sabes mucho, en Numerología el 9 es el número más bregado, más hábil en el manejo de la circunstancias, así que no tienes excusas, tú puedes. Por otra parte, medita mucho cualquier acción que decidas emprender, valora lo que supone para tu bienestar, no solo en función del dinero que ganes. La primavera puede ser la mejor época para los cambios que desees promover después de cerrar una etapa constructiva, ya sabes, de todo se aprende.

Bienestar. La calidad de vida implica no solo hacer un buen ejercicio físico, sino también sentir, pensar y actuar en positivo. Cambia hábitos en todos esos aspectos, alimentación, higiene mental, tu forma de amar y de divertirte. Si ya tienes una cierta edad, te toca desprenderte de manías o de excesos para saborear más la vida. Tómate más tiempo para vivir tranquilamente haciendo más lo que te apetece, que lo que otros pretenden imponerte. El mando, las consignas, las claves, todo depende de ti.

Finanzas. Este año, lo que te propongas, lo consigues. Tanto si es ahorrar para regalarte algo importante, como si es utilizar tus recursos para mejorar tu calidad de vida, te mostrarás resolutiv@, dispuest@ a todo con tal de organizarte para no estar pendiente de nada más que de disfrutar de tus recompensas. Vas a comprender que consumes para vivir y no al revés, y lo vas a tener muy claro después de pasar por momentos de crisis de valores, de capital, de ansiedad, que te habrán hecho ver que la importancia de confiar y activarte para que todo se resuelva. En otoño un regalo providencial en forma de cheque, de lotería o de herencia puede sorprenderte.

Numerología, la magia de los números