Fuego | Red Milenaria
05Jun

Tendencias de los solsticios por años

En esta sección encontrarás las tendencias activas para los doce signos astrológicos.

27Mar

La Nueva Luna de Aries - Marzo 2017

Alt

Lunación ideal para escuchar nuestra intuición y pasar de la teoría a la práctica; para cambiar de mentalidad y saber adaptarnos.

29May

La esencia de Malkuth: la última frontera hacia la eternidad

Desvelando a Daath

Malkuth, décimo Sephirah del Árbol de la Vida o Árbol Cabalístico, Mem, Lamed, Vav, Tav. Sus títulos son: Inteligencia resplandeciente exaltada por encima de todas las cabezas; el Umbral de la Muerte, de la Sombra; la Madre, la Shekinah de abajo.

Malkuth es el reino de Kether en la Tierra. En Malkuth existen los principios de los 4 elementos, Fuego, Agua, Aire Tierra. Todas las partículas de nuestro universo personal, -el microcosmo-, se congregan en Malkuth porque es el Sephirah que nos permite la cristalización de todo lo que hemos adquirido en los distintos Mundos, como resultado “estable” de la coherencia de la conciencia que se ha puesto en marcha para permitirnos Ser.

Los Sephiroth del Árbol Cabalístico encuentran en Malkuth el punto culminante en la experiencia material. Es el anclaje hacia nuevas realidades una vez hemos vivido los capítulos correspondientes al desarrollo de nuestro destino.

En su recorrido por el Árbol de la Vida, el alma sueña ser “algo” único, una unidad en una multiplicidad; un cuerpo en el cuerpo de Dios, Adán Kadmón prototipo del ser celestial que debe unirse a la Shekinah, la Gran Matrona del Mundo. Malkuth es el sueño hecho realidad, hecho carne. De Tiphereth a Yesod el ser recibe la vida para cristalizarla en Malkuth que lleva en si todos los elementos condensados de la creación, la de Arriba y la de Abajo.

11Oct

El paso del tiempo, las cuentas de la vida

La Kabbalah trata de los orígenes de la vida y de su desarrollo en todos los ámbitos de la experiencia humana. Su estudio nos permite comprender muchos de los vericuetos de nuestra propia existencia y la del mundo en sí. Es el análisis de la vida cotidiana desde la esfera del Mundo de la Emanación o Atzilluth, de donde la energía se manifiesta, al Mundo de Acción o Assiah, donde se cristaliza.

 

Una de las primeras referencias que abordamos en Cábala es el estudio del Tetragrama, YHVH y Árbol de la Vida. Igual que el que compositor de una sinfonía necesita pautar sus movimientos y notas, los tiempos en Kabbalah nos ayudan a armonizar todas las secuencias de nuestras experiencias. Es Yod-He-Vav-He, el tiempo de nacer, de impulsar; de crecer y amar; de pensar y expresar;  de afirmarse y actuar. 4 tempos que se ordenan en los 4 Mundos del Árbol de la Vida y que se recrean en los 10 Sephirot-Arquetipos de un modelo que representa la Creación Objetiva. De nosotros depende, recorriendo los Senderos del Árbol subjetivamente, que este sea un itinerario más o menos difícil, pero sin duda apasionante.

 

Etz Hayim o el Árbol Cabalístico se divide en 4 Mundos que relacionamos con las 4 etapas de la expresión del Tetragrama YHVH:

 

28Jun

Las energías sutiles que nos rodean

En un artículo anterior abordábamos un ritual como el del solsticio tan antiguo como importante por toda la carga simbólica que contiene. Ahora trataremos de explicar cuál es la fuente energética que alimenta las energías que circundan nuestro entorno.

Las energías sutiles que nos rodean

 

Se llaman energías sutiles a las corrientes u ondas energéticas y magnéticas que provienen de las vibraciones geobiológicas y telúricas que emite la tierra. Todo lo que está vivo emite una frecuencia, se  trate de personas, animales, piedras,  montañas, corrientes de agua subterráneas, etc.