Yesod: el Fundamento | Red Milenaria

El Fundamento

Yesod: Yod-Samekh-Vav-Daleth. Arquetipo de la fecundidad. Noveno Sephirah y base de la Columna del Equilibrio. Nos habla de la “Inteligencia Pura”, porque es el encargado de purificar todas las emanaciones restantes del Árbol de la Vida o Árbol Cabalístico. La imaginación al poder.

Yesod es el fundamento del Universo tal y como nos revela su imagen planetaria, la Luna, cuna de las emociones, útero, cobijo y esencia adscrita a Cáncer. Último Centro del Mundo de Formación o Yetzirah cerrando el triángulo inferior que va de Netzah a Hod. Refleja la forma que se ideó en Binah, la imagen que se ve, y su espíritu conecta con Tiphereth y con la materia en Malkuth.

Yesod recibe las emanaciones de todos los Centros del Árbol de la Vida y los computa para que se infiltren armoniosamente en el mundo físico. Los 4 Elementos, Fuego, Agua, Aire y Tierra están representados en Yesod en esa quintaesencia de todo lo aprendido que va a expresarse definitivamente en Malkuth para finalizar el ciclo.

La función de Yesod es la de purificar porque filtra los contenidos no aptos para la expresión de la imagen. Es la magia de la que hablamos en Hod, permitiendo que la verdad que al fin ha de palparse, se manifieste en todo su esplendor. Pero es necesario entender que en Yesod no se crea la magia, sino que se materializa lo que ha sido creado a partir de la chispa en Kether y bajando peldaño a peldaño por la Organización de Etz Hayim o Árbol de la Vida. La madre cobija en el útero el fruto de la unión del espermatozoo y el óvulo, por lo tanto en Yesod no se podrá escenificar aquello que no se diseñó previamente. Ya existe, ya ES.

Cada acto de nuestra vida tiene un origen espiritual, mental, emocional para acabar densificándose y ser forma, se trate de pensamiento, sentimiento, o materia. Yesod es el puente que nos lleva definitivamente a abajo. La conciencia que actúa en Malkuth succiona la esencia de Yesod porque está directamente unida a Tiphereth, (nuestro Kether), para que ese material-experiencia terrenal posea los polos positivo, -Sol-, y negativo, -Luna-.

Yesod es considerado la morada de la Ilusión, Maya, porque allí reinan todas las imágenes. La imaginación se alimenta de las creaciones de Yesod, después de haber acumulado deseos y sensaciones, (Netzah), junto con el poder de la razón, (Hod), para que la intuición funcione al máximo en nuestros mecanismos internos, pero para ello es necesario conectar con las profundidades de nuestro inconsciente.

Si decíamos que en Hod están todos los arquetipos del mundo de pensamiento, en Yesod abunda el Éter Reflector de la Tierra, el que contiene la memoria de todas las vidas del planeta, del universo. En este Centro se manifiesta el inconsciente colectivo de la humanidad, vidas, encarnaciones pasadas y actuales. La rueda del nacimiento no es otra cosa que la del aprendizaje de los Senderos del Árbol de la Vida, de lo macrocósmico a lo microcósmico.

Yesod-Luna es el satélite de la Tierra y guarda la memoria de todos los planos de manifestación por las que el ser humano va pasando. Durante las 4 fases de la Luna el ser humano tiene la posibilidad de conectar con la sabiduría ancestral que almacena desde el alba de su nacimiento hasta el ocaso de su existencia. Yesod-Luna está en perpetuo movimiento de flujo y reflujo para darnos la posibilidad de percibir los misterios desde dentro y desde fuera. La iniciación a los misterios de la Cábala refleja este principio positivo-negativo.  Las Fuerzas de Yesod-Luna son tremendamente poderosas, de ahí que las antiguas culturas siempre respetaron los ciclos lunares. Yesod gesta por su polo negativo y da a luz por su polo positivo. La mujer es la digna representante de Yesod por poseer ese doble etérico en su misma función de mujer fecundadora y fecundada. El hombre de hoy será la mujer del mañana.

El Arcángel Gabriel es el guardián de Yesod.

Comentarios

Escriba un comentario