La Esencia de Hesed: Clemencia y bondad | Red Milenaria

 

Elohim, El-Los-Dioses, concibieron un plan maestro para la manifestación de vida humana. El resultado de la fusión de Kether-Hochmah-Binah es Hesed, el 4º Sephirah emanado de la esencia de los otros 3 Sephiroth. Hesed (Heith-Sâmekh-Dâleth), significa "Clemencia o Bondad". Nos encontramos que en la tradición cabalística, Hesed se expresa también con el nombre de G'dôlah o Guedulah, (Ghîmel-Dâleth-Beith-Aeïn), que significa "Grandiosidad, Esplendor". En Hesed nace la civilización adámica.

Hesed hereda de Hochmah el Agua pura, que lleva a su vez el Fuego del impulso creador de Kether; de Binah recibe el poder de la condensación,  y al enfriarse el universo empieza a tomar forma, aunque en Hesed aún todo es pura energía. Con este Sephirah se inicia el Mundo de Briah o Creación, y es el 2º Sephirah de la columna de la Derecha. La vida surge en este Centro como un estallido tal y como salen en primavera los primeros brotes de la naturaleza. Nos encontramos que una actividad frenética muy exaltada se pone en movimiento.

Sin embargo en este estadio la abstracción sigue perfilando un universo que un día será. En la esfera de Hesed podemos imaginar, visualizar, dibujar un mundo idílico: el Paraíso. Los arquetipos que surgen de este Centro son los que nos ofrecen la Abundancia, Poder de perfección y la Bondad, en un grandioso espectáculo. En Hesed se comprende más que nunca el proceso de la Vida-Muerte-Vida, porque es un centro en perpetua fecundación, procrea el universo,  un universo que tiende a ser cada vez más perfecto. En Hesed están activos los Maestros Ascendidos, los Guías, las Huestes Angélicas, los Seres de Luz. Hesed es la sede de la metafísica que distribuirá sus bondades, multiplicando las oportunidades. Para entender a Hesed hay que recurrir a la representación planetaria, Júpiter, Poder Ejecutivo y Cetro.

Si en el Árbol de la Sabiduría la Abundancia se encuentra en los dominios de este Sephirah, está muy claro que el afán de perfección, nuestras mejores capacidades, la bondad, y por lo tanto la manifestación del Amor nos viene de ahí y es mediante su activación que podemos alcanzarla. Creer y hacer son las consignas más eficaces de este Centro alquímico.

Hablar del Mundo de Hesed también es entrar en la dimensión de la meditación, que para los cabalistas es un medio para alcanzar el bienestar, la salud, la Beriyou, (Beth-Reich-Yod-Aleph-Vav-Tav). Sano se expresa como Bari, (Beth-Reich-Yod-Aleph). Estos fonemas provienen de la raíz Bara y Beriya, que significa crear y creación del mundo. Por lo tanto vemos que tener buena salud equivale a estar en sintonía con la creación del mundo, y estar creando y recreando constantemente el mundo, dejar fluir la energía universal es por lo tanto estar en sintonía con el Sephirah Hesed.

La salud, Beriyou, vivida como una creación permite estar en constante movimiento, en constante proceso de nacimiento, tal y como nos sugiere Hesed,  Vida-Muerte-Vida. Entendemos así lo importante que es seguir activo, no bloquearse. Mientas hay vida hay esperanza, dice el refrán; esto es Hesed para que en ese movimiento, la Beriyou y la energía interior se renueven y se conviertan en Hasimha, en alegría. Es una norma escrita que el cabalista tiene el deber de vivir en la Hasimha, en el gozo para transmutar sus estados involutivos.

La Alegría es una fuerza interna que nos permite alcanzar niveles de inspiración y trascendencia sublimes, hablamos aquí de la elevación de un estado de dicha. La tristeza es la ausencia de la chispa divina, la desconexión de Hochmah. La alegría de la acción libera las chispas de luz, penetra en las células, sana, y nos lleva a la contemplación. La resonancia de la alegría interactúa en el espacio y se abre paso a través de la oscuridad. La Hasimha de Hesed rompe las cadenas de la limitación y nos permite conectarnos con la Emanación de la Luz de Hochmah, potenciando el Amor infinito. Así Ani Hahava: Yo soy Amor se convierte en el mantra de la existencia, en la fuente de una Vida Excelsa.

Comentarios

  • Alt
    Vie, 19/12/2014 - 11:57 responder

    Cada vez más voy entendiendo mejor todo esto de tu Cábala y este texto es muy bueno, es un canto a la opción de trascender las relaciones humanas desde el esfuerzo puro al amor y la alegría emanada de Kether (Padre) a través de Hochmah.
    Es lógico que suba en intensidad al hacerse patente la fuerza de Hesed (equivalente del grandioso Júpiter).
    Creo que todo es metafórico, o dicho en mis palabras y en la rama del conocimiento donde me muevo con más soltura: todo es un lenguaje místico.
    De los Maestros Perfiladores -que tenían su razón y merecen mi máxima admiración- el esfuerzo Vs. las fuerzas de Hochmah, el amor.
    ¿Me pregunto si al final todo esto no es sino el resultado -utilizando un símil- de una obra de teatro donde se han elegido los roles para conspirar todos (los buenos y los malos) a favor del Yo Superior o Yo Cuántico?

    • Alt
      Vie, 19/12/2014 - 15:58 responder

      Me alegra saber que se va entiendo más las enseñanzas cabalísticas!!! gracias por tu aportación y sí, totalmente de acuerdo, estamos inmersos en una red de significados meditos en un guión de una gran Obra, con conspiradores manifestándose en todo registro!! todo para que ese Yo Cuántico experimente!! Casi nada!!!

      Abrazos

  • Alt
    Vie, 22/04/2016 - 18:32 responder

    Hace pocos días soñé que Un Sacerdote me entregaba El Arca de la Alianza en mis manos y que Yo solo la cargaba., y me decía que se me estaba entregando por HESED

    • Alt
      Mar, 03/05/2016 - 19:59 responder

      Es un sueño muy iniciático y representa una elevación! Tu Yo Superior te está dando claves acerca de tu evolución personal, pero también representa una gran responsabilidad respecto a la tarea humana que te has encargado!! Gracias por compartirlo. Un abrazo!

      • Alt
        Jue, 09/03/2017 - 00:39 responder

        Hola, hace ya casi 1 año de este sueño y en este ultimo año, El Eterno ha puesto en mi corazón 3 cosas, las cuales he aprendido más que con el intelecto, con el corazón. 1) Necesidad de morir a mi mismo para poder resucitar 2) Necesidad de entregar y Honrar al Eterno 3) Amar a mi prójimo como El Eterno me ama a mi.

  • Alt
    Jue, 09/03/2017 - 08:11 responder

    Que así sea y que el Eterno te aporte las bendiciones que te mereces en todo momento y en todo lugar! Así es el camino de iniciación! Gracias por compartirlo. 

Escriba un comentario