Casas I, V y IX. Elemento Fuego | Red Milenaria

Casa I o Ascendente.

 

Quiénes somos, de dónde venimos... estas son las preguntas reiteradamente formuladas a lo largo de toda la historia de la humanidad y la respuesta se halla seguramente en la totalidad, la que se expresa a través de las sucesivas encarnaciones, pero que trabajamos a nivel individual.

 

Muy a menudo se confunde el significado del Ascendente y el Sol, ya que los dos programas nos hablan del Yo. Para la Astrocábala está claro, sobre todo si  tomamos como referencia el Árbol Cabalístico y vemos que la consciencia más elevada del ser humano se sitúa en el 61 Sephirah, Tiphereth-Sol, mientras que el Ascendente lo ubicamos en Malkuth, el 10º y última Sephirah. Cuando el Ego Superior decide realizar una determinada experiencia situará el Sol en un punto determinado del Zodíaco. Entonces esta experiencia se inicia por dentro y desde el interior se irá abriendo paso hacia el exterior, hacia Malkuth. El objetivo de ese Yo nuclear es el de conseguir que el comportamiento exterior del individuo sea conforme al impulso inicial. Para ello cuenta con toda una serie de herramientas. Una de las más importantes es el Ascendente, que corresponde a ese Yo físico, que es el encargado de administrar los contenidos enciclopédicos, la memoria, por así decirlo del ser humano, para que la tarea del Yo superior se haga en las mejores condiciones. Es por ello que decimos que los hábitos o rasgos de carácter adquiridos en una existencia anterior vienen marcados por las tendencias del Ascendente en esta vida. Es como si la personalidad que empezó por dentro en una existencia pasada, ha llegado a las capas exteriores de la personalidad.

El Ascendente es la manera a través de la cual percibimos la realidad de las cosas, de forma totalmente subjetiva y también cómo nos observan los demás por ser el primer escaparate. Es el programa subjetivo.

 

Si el Ascendente se encuentra en un signo de Fuego, será el impulso, el valor, es espíritu, la voluntad, los valores morales. Si es en un signo de Agua, será el amor, las emociones, los sentimientos los que se verán exaltados. En Aire, será la lógica, la razón, el pensamiento, la estructura mental, la cooperación, la expresión oral y en Tierra, tendremos la experiencia material de las cosas, la madurez, la capacidad de cristalización.

 

Los significados más prácticos de la Casa I son lo siguientes: Reflejan la personalidad. Es la Casa del Yo profano. La iniciación de las cosas. El nacimiento, la manera a través de la cual nos enfrentamos a la vida, los rasgos físicos, el carácter, la forma de encarar la vida, el Yo aquí dentro en relación al Yo aquí fuera, cómo nos ven los demás. Pertenece al grupo de Casas personales, al primer cuadrante y a la Trinidad del espíritu. Es una Cardinal o sea Yod y en posición Yod. Es el poder del Yo individual en la influencia colectiva.

 

 

La Casa V 

 

Hemos averiguado quiénes somos?. Nos decidimos a explorar que podemos llegar a hacer de lo que somos. Si en la I hallamos gradualmente el sentido de nuestra función cristalizadora en la tierra, a través de la V nuestra consciencia de lo que somos debe empezar a movilizarse. Es un sector que nos revela lo que poseemos de forma innata y lo que podemos llegar a hacer con todo ello, La V tiene varias definiciones, ser el factor suerte en nuestra vida, donde generamos nuestra creatividad, los dones, las obras, los hijos. También se conoce la V como el lugar donde podemos descubrir a las almas gemelas, esos amores que llegan a nosotros como llovidos del cielo, activando lo más noble y bondadoso que hay en nosotros. El amor con mayúsculas es el que se inscribe en este sector, porque es el que no pide nada a cambio de su entrega y que es capaz de recibir sin preguntarse el qué, cómo y cuándo. Simplemente se dedica a recibir, a sentirlo en lo más profundo de su alma como un regalo de Divina procedencia. De ahí que podamos comprender que cuando el despliegue de la voluntad se ejerce colectivamente y desinteresadamente, se reciben recompensas, premios a nuestras iniciativas, a nuestro trabajo, a nuestra bondad, a nuestros estudios.

 

Las creaciones y la libertad de actuación. La consciencia al verse proyectada de forma providencial tratará de construir un espacio en el cual pueda trabajar en plena libertad. También nos habla de quien tiene tablas para ejercer la enseñanza, la expresión artística. El deporte, la competitividad, como atributos de Fuego, por su brillo y capacidad de mostrar su estampa y el tiempo libre por lo bien que nos hace el gozo y la plenitud. Es una Casa Yod en posición He, o sea de interiorización.

 

 

Casa IX

 

Filosofía de Vida, grandes viajes, elevación, grandes cambios.

 

La Casa IX se asocia al signo de Sagitario Es el sector que se refiere a nivel más trascendente al Pensamiento. Repletos de buenos propósitos de la etapa anterior, en la Casa V, donde la suerte, el Amor, los hijos, las obras, la libertad se derrama en nuestro interior, ahora toca exportar todo ello al exterior, que el mundo lo vea, compruebe  nuestros dones. La Casa IX se asocia a los cambios de ubicación, de mentalidad, de filosofía de vida, el los grandes ideales que transforman nuestra realidad, ya que los cambios en nuestra personalidad moral y trascendente modifican el espacio humano en el que vivimos y es cuando entramos en contacto con personas o situaciones distintas a la realidad que hasta el momento del cambio habíamos vivido. Así al efectuar ese movimiento, es como si efectuáramos un viaje. La dinámica de la IX nos aleja constantemente de los condicionantes, de las estructuras caducas, o  las que tenemos que variar imperativamente. Si ese viaje interno no se produce es cuando surge la imperiosa necesidad de viajar físicamente. Cuando la vida nos invita a viajar, a movilizarnos es para preguntarnos, qué estamos buscando en una tierra distinta. Esa toma de consciencia puede producirse a nivel moral, espiritual si la IX está en signos de Fuego, en las emociones, sentimientos, si esta Casas se sitúa en un signo de Agua. Cambios de estructuras mentales, si se trata del Aire o  materiales si está en Tierra. La IX  es la Casa donde buscamos la “Verdad”, los “porqués” de la existencia, el sentido de la vida en toda su manifestación, para que desde esas perspectivas, la realidad de nuestros sentimientos, de nuestras creencias, de nuestro comportamiento o creación de estructuras en la sociedad sea un perfecto reflejo de la dinámica cósmica.

 

La Casa IX nos propone ampliar la visión de las cosas y buscar experiencias que nos ayuden a explorar otros campos de información como son los estudios superiores.

 

Es una Casa Yod en posición Vav, o sea exteriorización del mensaje.