Saturno en severo tránsito por Escorpio: La banca, (6) | Red Milenaria

Saturno en severo tránsito por Escorpio: La banca, (6)

Las cabezas coronadas irán cayendo del pedestal, es una de las conclusiones a las que llegábamos con el grupo de estudio de Astrocábala al entrar Plutón definitivamente en Capricornio en el año 2009, y sobre todo al llegar al punto de cuadratura con Urano en Aries, aspecto que nos está martilleando desde hace mucho meses. A partir de entonces el largo recorrido de este planeta de los abismos iría haciendo su particular guerra a todo lo que ha sido mal edificado, lo que se ha hecho sobre bases inconsistentes, fraudulentas, etc.. Pero no nos podíamos imaginar que sería textual, que iría a tocar también a quien detiene el poder de la corona, los mismísimos Reyes de España, país desde donde publicamos esta crónica.

Hemos estado perfilando diversos temas que conciernen el tránsito de Saturno en Escorpio, el planeta que representa al maestro que nos propone consolidar lo que es coherente y limitará nuestras acciones cuando no estén alineadas con nuestro Yo Superior.

Así tenemos que entre Plutón en Capricornio que está removiendo los cimientos de las estructuras que se invalidan por no estar en consonancia con lo que las Leyes Cósmicas, y Saturno, regente de Capricornio, en un signo como el de Escorpio que va al fondo de las experiencias, es como si estuviesen cambiados los roles, ya que Plutón es el co-regente de Escorpio. Así vemos que si no nos tocan por un  lado, lo harán por otro, o como decía mi Padre, sí o sí, sin pretexto ni excusa alguna, tendremos que hacer limpieza, reestructurar. Reconstruir después de hacer tabla rasa en nuestras realidades para que los tránsitos planetarios no desplomen nuestra realidad.

 

La Banca

Escorpio nos lleva a las herencias, a las inversiones, a la regeneración interna, a cuestionarnos qué hacemos con nuestras energías, hablemos de dinero, de energía en cualquiera de sus manifestaciones. Cuando estudiamos un signo, obligatoriamente tendremos que mirar su opuesto para dar con claves que nos acerquen a comprender qué nos piden desde la otra orilla de ese sector. En este caso enfocamos el signo de Tauro, es el que está enfrente de Escorpio, esa otra orilla que  corresponde en Astrología al sector II, que asociamos a la comodidad, el dinero, las ganancias, las riquezas, la seguridad. Es la banca.

Son los dos polos de unas realidades que se están tambaleando, energía interior y exterior, bienestar dentro y fuera, seguridades que ya no están asentadas en valores estables, porque se nos pide redimensionarnos. En Tauro tenemos el dinero en el banco, en Escorpio, qué hacemos con este dinero y ahora está claro que este sistema está en entredicho, infravalorado.

La definición de Banca se refiere a una empresa que se encarga de captar y gestionar recursos, -los nuestros cuando depositamos nuestros ahorros-, y por lo tanto en el lenguaje simbólico, estamos otorgándole a una entidad exterior la gestión de nuestro potencial, recursos, energía, por lo tanto, estamos confiando en “otros”,  lo que deberíamos hacer por nosotros mismos.

Los argumentos que inmediatamente podemos esgrimir, es que sin los bancos, la economía no funciona esas entidades son imprescindible y que no podemos guardar el dinero bajo el colchón, porque así cobramos intereses, etc.. Pero lo cierto es que les hemos otorgado un poder extraordinario del cual ahora no podemos prescindir. Como este artículo no tiene el propósito de analizar el estado de las cosas en su visión exotérica respecto a la debacle o crisis que nos acosa, sino que trata de profundizar en la visión más interna, vamos a hablar de lo que nos afecta respecto a tu nuestra conciencia.

Saturno en el sector VIII del Zodiaco, opuesto al sector II, en este caso de la banca, está en oposición, aspecto que conectamos a la esfera de Malkuth, la realidad que debe ser asimilada y digerida para empezar otra ronda de manifestación de experiencias. La oposición se considera a menudo como un aspecto "inarmónico", pero lo cierto es que los polos se atraen y se trata de un efecto motivador, o de repulsión. Esta tensión y polarización de las nos lleva a la crisis de la conciencia. Surge la confrontación, culmina el enfrentamiento y lo que quedó latente se manifiesta.

De hecho, la oposición refleja un conocimiento acerca de lo que tiene que cooperar, trabajar a nuestro favor y las deficiencias o desequilibrios se convierten en nuestra cruzada, pero en el propósito final solo cabe la reconciliación. La Banca está en el punto de tensión, (Tauro), respecto a nuestras riquezas (Escorpio), y Saturno en este sector, durante dos largos años aun, va a poner las cosas en su sitio. Nos va a obligar a ahorrar de forma consciente porque lo cierto es que hemos vivido por encima de nuestras posibilidades, queriendo obtener un rendimiento de un sistema que no estaba asentado en nuestra realidad, poniendo más énfasis en la obtención de un bienestar exterior, que en el asentamiento de nuestra abundancia interior y eso nos lleva a menudo al “quiero más”, que es exactamente lo que ha reflejado el sistema financiero: “vamos a conseguir clientes a cualquier precio, ricos, jubilados, y trabajadores que con decirles que van a tener más dinero en sus cuentas, ya podremos convencerlos para que nos confíen sus ahorros, los de toda una vida de trabajo.”

Es perverso, pero real, les hemos dado potestad, dejando en sus manos nuestras seguridades, que hemos basado en la una abultada cuenta, antes que en valores de imperecederos, los que emanan de nuestro auténtico potencial consciente.

Los bancos, o las cajas, que para el caso son lo mismo, han utilizados de forma fraudulenta o abusiva del dinero de sus clientes (caso de las preferentes en España), y ahora nos toca poner orden en todo ello, revalorizándonos, (los bancos no lo harán), saber quiénes somos, lo que tenemos y nuestra posibilidad de reinventarnos.

Romper las ataduras de lo superfluo será tal vez, la manera de empezar a tomar las riendas de nuestras propias cuentas y entonces será cuando topemos con entidades limpias que puedan darnos un servicio claro, honrado, y no estaremos sujetos a transgresores de nuestro sistema de seguridad. Cuando nos quitan algo, nos sustraen dinero, bienes, información, hay que pensar que, de alguna manera, también hemos contribuido a su pérdida.

La oposición de estos dos signos, con la activación de Saturno, describe la relación que propone al "Yo", (banca en este caso), vivir del "Otro Yo", (de los ahorros en el banco) y cuando la relación no es amorosa, (No me interesa lo que puedas ahorrar para que vivas bien en tu jubilación, sino que lo que me interesa es utilizar tus recursos para aumentar mis propios intereses y juegos de poder), hay que preguntarse ¿qué ha fallado? Podemos decir que el sistema, claro, pero resulta que el sistema lo integramos todos y hay que repararlo conjuntamente.

Las reivindicaciones y las manifestaciones de muchos de nuestros mayores están sacudiendo la sociedad, y en las mismas puertas de los establecimientos bancarios. Y son necesarias, ellos poseen, más que cualquier otro colectivo, el saber de la experiencia y hay sostenerlos, pero sobre todo aprender de todo ello, para que las futuras generaciones no vayan a olvidarse de gestionar sus propios recursos sin vivir por encima de las posibilidades reales, ya que por gastar más, por vivir con más objetos, estamos agotando la tierra, la naturaleza, que es el “banco” mundial de nuestra seguridad más preciada.

No nos situemos más en el distanciamientos, sino en la conciliación, y que esa oposición suponga el final de una experiencia y el principio de un nuevo nivel de relación, de sociedad, de personalidad y de recursos. De esta forma, cerraremos filas, (Saturno), en torno a un nuevo modelo de ahorro, un nuevo modelo de reserva económica y nos llevará a la conjunción, aspecto semilla (Kether en el Árbol de la vida) y todo florecerá más acorde con lo que somos y potenciamos en nuestra realidad cotidiana.

Escriba un comentario



categorías en Nube de etiquetas
Actualidad Acuario Agua Aire Aladiah Alquimia Amor Aniel Aniversario Aries Aspectos Assiah Astrocábala Astrología Astrología Cabalística Atzilluth Beith Binah Cambio Capricornio Carta Astral Casas astrológicas Chavakiah Ciencia Conciencia Conjunción Corrupción creatividad crisis Cuerpo Cursos Cursos online Cábala Cáncer diccionario de sueños Eclipse Ecología economía Ego Superior Elecciones Emociones energía Equinoccio Escorpio Etz Hayim Filosofía Formación Fuego Física cuántica Gematría Genios Géminis Génesis Habuhiah Harahel Hekamiah Hesed Hochmah Hod Hoguera Interpretación de los sueños Jeliel Júpiter Kabaleb Kabbalah Kether La Nueva Luna Leo Letras Hebráicas Libra Luna Luna LLena Luna Nueva Luz Magia Malkuth Marte Mebahel Meditación Mercurio Muerte Más allá de los velos de Morfeo Naturaleza Navidad Nelkhael Neptuno Netzah Nueva Luna Numerología números Omael Pablo Iglesias Paraíso Pedro Sánchez Piscis Planetas Planetas Retrógrados Plenilunio Plutón Podemos Poder Política Poyel PP Psicología PSOE Rajoy Red Milenaria Relatos Ritual Sagitario Salud San Juan Saturno Semana santa Sephirah Sephirot Sephiroth Signos Zodiacales Simbología Siria Sol Solsticio de invierno Solsticio de verano Solsticios Talleres Taumaturgo Tauro Tertulias test Tierra Tiphereth Tiqoun Tradición Tránsitos planetarios Unión Urano Vasariah Venus Vida Vida cotidiana Video Virgo Yesod Yetzirah Yod-He-Vav-He Zodíaco Ángeles Árbol Cabalístico Árbol de la vida - Etz hayim